Primaria
3 – 9 agosto. Alma 43–52: “Mantene[rse] firmes en la fe de Cristo”
anterior siguiente

“3 – 9 agosto. Alma 43–52: ‘Mantene[rse] firmes en la fe de Cristo’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Libro de Mormón 2020 (2020)

“3 – 9 agosto. Alma 43–52”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2020

Por las bendiciones de la libertad, por Scott M. Snow.

3 – 9 agosto

Alma 43–52

“Mantene[rse] firmes en la fe de Cristo”

A medida que planifique actividades, podría encontrar ideas aquí en las sugerencias para enseñar a los niños pequeños y a los mayores.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Pida a los niños que compartan lo que recuerden sobre algunas de las personas e historias de Alma 43–52, tales como el capitán Moroni o el estandarte de la libertad. A fin de ayudarles a recordar, muéstreles imágenes de Historias del Libro de Mormón, el Libro de obras de arte del Evangelio o Ven, sígueme — Para uso individual y familiar.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Alma 43:17–21; 48:7–8; 49:1–5; 50:1–6

Puedo hallar protección espiritual en el Evangelio.

Para defender a los nefitas en contra de los lamanitas, Moroni preparó a su pueblo con armadura y fortificaciones. Sus esfuerzos nos enseñan que podemos hallar seguridad espiritual.

Posibles actividades

  • Hable un poco a los niños en cuanto a la guerra entre los nefitas y los lamanitas (véase Alma 43), haciendo hincapié en que los nefitas se pusieron armadura para protegerse. Podría utilizar el “Capítulo 31: El capitán Moroni derrota a Zerahemna” (Historias del Libro de Mormón, págs. 85–88, o el video correspondiente en churchofjesuschrist.org). Lea Alma 43:19 e invite a los niños a señalar partes de su cuerpo a medida que las escuchen en el pasaje de las Escrituras.

  • Explique que de la misma manera que los nefitas estaban en una guerra física, nosotros estamos en una guerra espiritual en contra de Satanás, quien no quiere que guardemos los mandamientos de Dios. Dibuje a un niño en la pizarra y ayude a los niños a pensar en cosas que nos protegen espiritualmente, tal como la armadura protege nuestro cuerpo (por ejemplo, la oración, la lectura de las Escrituras o guardar los mandamientos). Cada vez que se mencione algo, dibuje una pieza de la armadura sobre el niño de la pizarra.

Defensa de una ciudad nefita, por Minerva K. Teichert.

Alma 46:11–16; 48:11–13, 16–17

Puedo ser fiel como el capitán Moroni.

Moroni es un gran ejemplo de fe, valor y servicio. Considere de qué manera puede inspirar a los niños a seguir su ejemplo.

Posibles actividades

  • Muestra la imagen de Moroni que se encuentra en la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar. Utilizando frases de Alma 46:11–16, cuente a los niños sobre el estandarte de la libertad y lo que estaba escrito en él. Podría consultar el “Capítulo 32: El capitán Moroni y el estandarte de la libertad” (Historias del Libro de Mormón, págs. 89–90, o el video correspondiente en churchofjesuschrist.org). Permita que los niños ayuden a relatar la historia lo más que puedan. Señale que Moroni utilizó el estandarte de la libertad para ayudar a los nefitas a recordar lo que era importante para ellos.

  • Ayude a los niños a elaborar un estandarte de la libertad para ellos mismos o para su clase. Para empezar, ayúdeles a pensar en lo que creen o en lo que el Padre Celestial desea que recuerden. Permita que hagan dibujos de esas cosas en una hoja grande, o usted podría llevar imágenes para que ellos las puedan pegar en el papel.

  • Pida a los niños que le mencionen a qué personas les gustaría parecerse y por qué querrían ser como ellos. Luego comparta con ellos algunas palabras de Alma 48:11–13 que describan a Moroni e invítelos a adivinar a quién describen esas palabras. Muestre una imagen de Moroni y hablen de maneras en que podemos ser como él.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Alma 43:17–21; 48:7–8; 49:1–5; 50:1–6

Puedo hallar protección espiritual en el Evangelio.

El mundo tiene demasiados peligros espirituales; sin embargo, los niños pueden aprender mucho de los nefitas en cuanto a cómo protegerse.

Posibles actividades

  • Invite a cada niño a leer en silencio uno de los siguientes versículos que describen la forma en que los nefitas se prepararon para luchar en contra de los lamanitas: Alma 43:19; 48:8; 49:1–5 y 50:2–4. Pida a los niños que compartan lo que aprendieron (si es necesario, ofrezca ayudarles). Explique que nos encontramos en una guerra espiritual en contra de Satanás y que debemos protegernos espiritualmente, tal como los nefitas se protegieron físicamente de los lamanitas. ¿Qué tipos de armadura o fortificaciones espirituales podemos edificar para protegernos en nuestras luchas espirituales?

  • Ayude a los niños a elaborar un escudo con una pedazo grande de cartón y pídales que escriban en él cosas que nos protegen espiritualmente. Entregue a cada niño una hoja de papel e invítelos a escribir algo malo que Satanás podría tentarnos a hacer (tal como mentir, robar o ser crueles). Pídales que hagan pelotas con el papel y que las lancen al escudo para ilustrar la forma en que el Evangelio puede mantenernos a salvo de Satanás (véase también Efesios 6:16).

Alma 46:11–16; 48:11–13, 16–17

Puedo ser fiel como el capitán Moroni.

Moroni fue un discípulo fiel y fuerte de Jesucristo que inspiró a los nefitas a vivir el Evangelio (véase Alma 48:17). ¿Qué pueden aprender los niños de su clase del ejemplo de él?

Posibles actividades

  • Lean juntos Alma 46:11–16. ¿Qué quería Moroni que los nefitas recordaran? (véase el versículo 12). ¿Cómo les ayudó él a recordar esas cosas? Pida a los niños que mencionen algunas cosas que el Padre Celestial quiere que recordemos. Permita que los niños diseñen su propio “estandarte de la libertad” con frases e imágenes que les ayuden a recordar esas cosas.

  • Pida a un niño que lea Alma 48:17. A fin de ayudar a los niños a entender por qué se nos invita a ser como Moroni, invítelos a estudiar Alma 48:11–13, 16. Pídales que encuentren palabras y frases que nos ayuden a entender por qué Moroni fue tan buen discípulo de Jesucristo. A medida que compartan lo que encuentren, ínstelos a pensar en cosas específicas que ellos puedan hacer para ser más como Moroni.

Alma 47:4–19

Satanás nos tienta y nos engaña poco a poco.

Es necesario que los niños sepan que Satanás tratará de tentarnos a cometer pecados menores para llevarnos a cometer pecados más grandes.

Posibles actividades

  • Lean juntos versículos seleccionados de Alma 47:4–19 y explique a los niños cómo Amalickíah obtuvo control del ejército de Lehonti, aun cuando los integrantes del ejército habían “fijado en sus mentes” que no los obligarían a luchar contra los nefitas. ¿Qué hubiera sucedido si Amalickíah le hubiera dicho a Lehonti lo que planificaba hacer desde el principio? ¿Qué nos enseñan esos versículos sobre la forma en que Satanás trata de engañarnos?

  • Muestre una imagen de una casa que esté en buen estado y de otra casa que no esté en buen estado, o bien, muestre una imagen de un huerto que esté bien cuidado y de otro que esté lleno de malas hierbas. Permita que los niños hablen de lo que ven en las imágenes y cómo esos cambios podrían haber sucedido a lo largo del tiempo. ¿Qué podría haber hecho el dueño de la casa o huerto para prevenir que eso sucediera? Explique que las personas pueden convertirse en pecadoras gradualmente si no resisten las tentaciones de Satanás de cometer pecados menores (tales como ser deshonesto o mirar cosas inapropiadas) y luego pecados más grandes. ¿Cuáles son algunas cosas malas que debemos resistir hacer en nuestra vida?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Pida a cada niño que nombre una cosa que él o ella haya escuchado o sentido el día de hoy y que desee compartir con un miembro de su familia. Deles ánimo para que sigan adelante con sus planes.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Ayudar a los niños a tener más confianza. Es posible que algunos niños no se sientan capaces de aprender el Evangelio por su cuenta. Una forma de hacer que tengan más confianza es elogiarlos cuando participan en clase.