Primaria
10 – 16 agosto. Alma 53–63: “Preservado por su maravilloso poder”
anterior siguiente

“10 – 16 agosto. Alma 53–63: ‘Preservado por su maravilloso poder’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Libro de Mormón 2020 (2020)

“10 – 16 agosto. Alma 53–63”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2020

Two Thousand Stripling Warriors

Dos mil jóvenes guerreros, por Arnold Friberg.

10 – 16 agosto

Alma 53–63

“Preservado por su maravilloso poder”

Cuando lea Alma 53–63, piense en cómo podría hacer que los relatos de esos capítulos cobren vida para los niños y en cómo ayudarles a aprender los principios del Evangelio que enseñan esos relatos.

Anote sus impresiones

Integrated Curriculum Illustration

Invitar a compartir

A fin de preparar a los niños a aprender de Alma 53–63, invítelos a compartir lo que recuerden sobre los anti-nefi-lehitas (véase Alma 23–24). Para ayudarles, muestre una imagen que haya utilizado para enseñar el relato o recuérdeles de una actividad que hayan hecho en clase.

Integrated Curriculum Illustration

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Alma 53:20–21; 56:27, 47–48

Puedo ser fiel a Dios como lo fueron los jóvenes guerreros.

Los jóvenes guerreros de Helamán pueden ser un gran ejemplo para los niños de su clase. Aliente a los niños a tratar de llegar a ser como ellos.

Posibles actividades

  • Invite a un niño a sostener en alto la imagen de la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar mientras hace un resumen de la historia de los jóvenes guerreros de Helamán. También podría utilizar el “Capítulo 34: Helamán y los dos mil jóvenes guerreros” (Historias del Libro de Mormón, págs. 93–94, o el video correspondiente en churchofjesuschrist.org). Permita que los niños digan lo que saben y lo que les gusta sobre el relato de los dos mil jóvenes guerreros.

  • Invite a un niño y a una niña a representar a las madres y a los padres de los jóvenes guerreros. Mientras lea Alma 56:27 y 47–48, entregue a los niños artículos que puedan sostener que representen la forma en que las madres y los padres ayudaron a los guerreros, tales como un saco de alimentos que representen las “provisiones” que los padres enviaron y las Escrituras que representen las enseñanzas de las madres. Pida a los niños que mencionen cosas que sus padres les proveen o enseñan.

  • Lea Alma 53:20–21 y ayude a los niños a entender lo que significan palabras tales como valientes, intrepidez, vigor y fieles. Describa cómo los jóvenes guerreros demostraron esas cualidades. Elabore etiquetas de identificación sencillas para los niños que digan: “Cuando soy , ¡soy como un joven guerrero!”. Ayude a los niños a llenar el espacio en blanco con una cualidad que hayan elegido de Alma 53:20–21.

  • Invite a los niños a completar la hoja de actividades de esta semana. Ayúdeles a pensar en formas en que puedan ser como el ejército de Helamán. Entonen juntos “Llevaremos Su verdad al mundo” (Canciones para los niños, págs. 92–93).

Alma 58:32–41

Cuando estoy preocupado, puedo confiar en Dios.

Helamán confió en el Señor cuando él y sus ejércitos afrontaron tiempos difíciles. ¿Qué pueden aprender los niños a quienes enseña del ejemplo de él?

Posibles actividades

  • Dibuje una cara con el ceño fruncido en la pizarra y hable sobre cómo Helamán estaba preocupado porque su ejército no tenía suficiente comida ni suficientes hombres para seguir peleando (véase Alma 58:32–41). Pida a los niños que hablen de ocasiones en las que se hayan sentido preocupados. Lea Alma 58:37 (o ayude a un niño a leerlo), y ayude a los niños a cambiar la cara de la pizarra a una cara sonriente para demostrar cómo se sintió Helamán debido a que confiaba en Dios. ¿Qué podemos hacer cuando nos sentimos preocupados? Canten juntos “Sonrisas” (Canciones para los niños, pág. 128).

  • En tiras de papel, escriba algunas cosas de las que los niños podrían preocuparse. Permita que los niños tomen turnos para escoger un papel para que usted lo lea, e invítelos a decir cómo Dios podría ayudarles con cada una de esas preocupaciones. Relate una experiencia en la que Dios le haya ayudado cuando usted estuvo preocupado(a).

Integrated Curriculum Illustration

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Alma 56:45–48; 57:21, 25–27; 58:39–40

Puedo ser fiel a Dios como lo fueron los jóvenes guerreros.

¿Qué verdades de la historia de los jóvenes guerreros de Helamán pueden ayudar a los niños con los desafíos que afrontan?

Posibles actividades

  • Invite a los niños a compartir lo que sepan sobre los jóvenes guerreros. También podría utilizar el “Capítulo 34: Helamán y los dos mil jóvenes guerreros” (Historias del Libro de Mormón, págs. 93–94, o el video correspondiente en churchofjesuschrist.org). Permita que los niños compartan lo que admiran de los guerreros.

  • Lean juntos Alma 56:45–48; 57:21, 25–27 y 58:39–40, e invite a los niños a buscar palabras y frases de esos versículos que describan a los jóvenes guerreros. ¿Qué significan esas palabras y frases? ¿Cómo podemos ser como los jóvenes guerreros?

  • Lea Alma 56:46–48 a los niños e invítelos a prestar atención a lo que las madres de los jóvenes guerreros enseñaron a sus hijos en cuanto a la fe. ¿De qué manera ayudan los padres a sus hijos a tener fe hoy en día? ¿Por qué es importante que los niños sigan las enseñanzas justas de sus padres y líderes de la Iglesia con “exactitud”? (Alma 57:21).

Seed of Faith

La semilla de la fe, por Jay Ward.

Alma 53:10–17; 56:27

Puedo guardar mis convenios.

Los jóvenes guerreros y sus padres hicieron convenios que cumplieron fielmente. Podría utilizar este relato para enseñar a los niños sobre la importancia de los convenios.

Posibles actividades

  • Organice a los niños en tres grupos: uno para representar a Helamán, otro para representar al pueblo de Ammón y el tercero para representar a los hijos del pueblo de Ammón. Lean juntos Alma 53:10–17 y permita que los grupos mencionen cómo las personas a quienes representan hicieron convenios y los cumplieron. Exprese su testimonio de que el Padre Celestial nos bendice cuando guardamos nuestros convenios.

  • Escriba en la pizarra frases de Mosíah 18:8–10 o Doctrina y Convenios 20:37 que describan lo que prometemos hacer en el convenio del bautismo. También escriba algunas otras frases que no se relacionen con los convenios. Pida a los niños que encierren en un círculo los convenios que nos comprometemos a hacer (dígales que utilicen las Escrituras si es necesario). ¿De qué manera somos bendecidos cuando guardamos nuestros convenios? Aliente a los niños a anotar lo que han prometido hacer en su convenio con Dios y a que coloquen su lista donde la puedan ver con frecuencia.

  • Invite a un niño a leer Alma 56:27. ¿De qué manera ayudaron los padres a sus hijos sin quebrantar el convenio que habían hecho de no pelear? ¿Quién nos apoya para cumplir con nuestros convenios?

Alma 61:3–14

Puedo elegir no estar enojado.

Moroni acusó falsamente a Pahorán, pero en vez de molestarse, Pahorán dijo: “… me regocijo en la grandeza de tu corazón” (Alma 61:9).

Posibles actividades

  • Invite a los niños a pensar en alguna ocasión en que se les acusó de haber hecho algo que no hicieron. Dígales que eso le sucedió a Pahorán (véase Alma 60–61). Podría utilizar el “Capítulo 35: El capitán Moroni y Pahorán” (Historias del Libro de Mormón, págs. 95–97, o el video correspondiente en churchofjesuschrist.org). Para saber cómo reaccionó Pahorán, túrnense para leer los versículos de Alma 61:3–14. ¿Qué hizo Pahorán cuando Moroni lo acusó? ¿Qué aprendemos del ejemplo de Pahorán en cuanto al perdón? ¿Cómo podemos ser como él?

  • Escriba en la pizarra ¿Qué debo hacer cuando alguien se enoje conmigo? Invite a los niños a tomar turnos para escribir algunas respuestas en la pizarra. ¿Cómo habría contestado Pahorán esa pregunta? Pida a los niños que escriban esas respuestas en una carta que se envíen a ellos mismos y la lean cuando alguien se enoje con ellos.

Integrated Curriculum Illustration

Alentar el aprendizaje en el hogar

Inste a los niños a compartir con su familia una forma en que quieren ser como los jóvenes guerreros. También podrían dar gracias a sus padres por enseñarles como las madres de los jóvenes guerreros lo hicieron.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Haga participar a los niños en análisis del Evangelio. En ocasiones, el cambiar el entorno del salón de clases puede ayudar a los niños a participar mejor en los análisis del Evangelio. Por ejemplo, de vez en cuando podría invitar a los niños a sentarse en un círculo en el piso en vez de sentarse en las sillas.