Obtener ayuda para ayudar a los demás
    Notas al pie de página

    Principios para ministrar

    Obtener ayuda para ayudar a los demás

    ¿Cómo hacemos participar a otras personas cuando necesitamos ayuda en nuestros esfuerzos por ministrar? Participe en las entrevistas de ministración y en las reuniones de consejo del primer domingo.

    Liahona, octubre de 2018

    two women talking

    Cuando la esclerosis múltiple confinó a Kathy a una silla de ruedas, descubrió que necesitaba ayuda todas las noches para pasar de la silla a su cama. La tarea era demasiado grande para un miembro solo, por lo que el cuórum de élderes deliberó sobre su situación y decidió preparar un calendario para ayudarla todas las noches1.

    A medida que llegamos a conocer las necesidades y las fortalezas de las personas a quienes servimos, es posible descubrir que necesitamos ayuda para satisfacer sus necesidades. Las entrevistas de ministración y las reuniones de consejo del primer domingo son dos oportunidades para analizar cómo hacer participar apropiadamente a otras personas.

    Entrevistas de ministración

    Estas entrevistas trimestrales entre hermanas ministrantes y la presidencia de la Sociedad de Socorro, o hermanos ministrantes y la presidencia del cuórum de élderes, son el único informe oficial que hacemos sobre aquellos a quienes ministramos. La entrevista permite, por lo menos trimestralmente, (1) deliberar sobre fortalezas, necesidades y desafíos de las familias y personas asignadas, (2) determinar cómo pueden ayudar el cuórum, la Sociedad de Socorro y el consejo de barrio y (3) recibir consejo y aliento de los líderes sobre los esfuerzos de ministración.

    El presidente del cuórum de élderes y la presidenta de la Sociedad de Socorro comunican las necesidades importantes directamente al obispo y reciben su consejo y guía.

    Puede encontrar más información sobre las entrevistas de ministración en ministering.lds.org.

    Cómo hacer que las entrevistas de ministración sean significativas

    Al apoyar la declaración del presidente Russell M. Nelson de que el programa de ministrar será un “punto bisagra” sobre el cual “girará” el rumbo de la Iglesia, el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, enseñó: “La realización de su visión… podría basarse en lo bien que se enseña y se implica a los hermanos y hermanas ministrantes durante la entrevista de ministración”2.

    Cuatro recomendaciones para los hermanos y las hermanas ministrantes:

    • Vayan a la entrevista buscando consejo. Estén prestos para aprender.

    • Estén preparados para analizar las necesidades con las cuales pueden necesitar ayuda para satisfacerlas.

    • Céntrense en las fortalezas y las capacidades de la persona, no solo en las necesidades.

    • Pónganse en contacto con la presidencia para deliberar entre las entrevistas trimestrales, según sea necesario.

    Cinco recomendaciones para los líderes:

    • No es necesario que las entrevistas sean largas, pero programen tiempo suficiente para realizarlas en un lugar que dé cabida a una conversación significativa.

    • Aprovechen la oportunidad para ministrar al hermano o a la hermana ministrante.

    • No hagan preguntas que den la impresión de que simplemente están contando visitas o marcando un contacto en una lista (“¿Hicieron su ministración?”). Hagan preguntas que refuercen las conductas deseadas (“¿Qué inspiración han sentido al orar por la familia? ¿Qué sucedió cuando actuaron de acuerdo con esa inspiración?”).

    • Escuchen atentamente y tomen notas.

    • Deliberen juntos. Los compañerismos ministrantes tienen derecho a obtener revelación para aquellos a quienes están asignados a ministrar.

    Preguntas y respuestas sobre las entrevistas de ministración

    ¿Qué es una entrevista de ministración?

    Es una conversación entre hermanos ministrantes y un miembro de la presidencia del cuórum de élderes, o entre hermanas ministrantes y una miembro de la presidencia de la Sociedad de Socorro, en un entorno que les permita buscar y recibir revelación del Espíritu Santo. Como resultado, los hermanos y hermanas ministrantes pueden ser inspirados a velar, amar, enseñar y consolar a la manera del Salvador.

    Estas entrevistas trimestrales, ¿deben ser en persona?

    Normalmente se llevan a cabo en persona, pero se podrían realizar por teléfono o en línea, si no resultara práctico reunirse cara a cara. Por lo general, ambos compañeros participan en la entrevista cuando sea apropiado.

    ¿Cuál es el propósito de la entrevista de ministración?

    Las entrevistas de ministración constituyen una oportunidad para que los hermanos y las hermanas ministrantes evalúen las situaciones del momento, hagan planes futuros y obtengan la ayuda necesaria para las personas y las familias a las cuales ministran. Es una ocasión para hablar sobre qué recursos pueden aportar el cuórum y la Sociedad de Socorro.

    ¿Cómo trato los asuntos confidenciales o delicados?

    Los hermanos y las hermanas ministrantes solo comparten información confidencial con el presidente del cuórum de élderes o la presidenta de la Sociedad de Socorro, o directamente con el obispo. La información confidencial o delicada no debe compartirse en las reuniones de consejo del primer domingo.

    council meeting

    Reuniones de consejo del primer domingo

    Además de las entrevistas de ministración, las reuniones de consejo del primer domingo son otra forma de hacer participar a otras personas en la ministración. En las reuniones de la Sociedad de Socorro y del cuórum de élderes, la inspiración puede llegar a quienes asisten a través del Espíritu y de otras personas del grupo.

    El objetivo de la reunión de consejo consta de los siguientes:

    • “Deliberar sobre las responsabilidades, las oportunidades y los desafíos locales.

    • “Aprender de las ideas y experiencias de los demás, y

    • “Planear formas de actuar según las impresiones que reciban del Espíritu”3.

    Las reuniones de consejo son más que conversaciones: nos llevan a actuar de forma individual o como grupo según lo inspire el Espíritu. Como resultado de esas reuniones, los miembros pueden sentir el deseo de llevar a cabo la obra del Señor.

    Invitación a actuar

    “Rogamos”, dijo el élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, “que cada hombre y mujer —y nuestros jóvenes y jovencitas mayores— [tengan] un compromiso más profundo de cuidar los unos de los otros de todo corazón, motivados únicamente por el amor puro de Cristo”4.

    Notas

    1. Véase el video “Lift” de Mormon Messages, lds.org/media-library.

    2. Gary E. Stevenson, en “Ministering Interviews [Entrevistas de ministración]” (video), ministering.lds.org.

    3. Ven, sígueme: Para el Sacerdocio de Melquisedec y la Sociedad de Socorro, Liahona, noviembre de 2017, pág. 140; también disponible en comefollowme.lds.org.

    4. Jeffrey R. Holland, “Estar con ellos y fortalecerlos”, Liahona, mayo de 2018, pág. 103.