Capítulo 6: Las computadoras y la investigación de la historia familiar
Notas al pie de página
Tema

Capítulo 6

Las computadoras y la investigación de la historia familiar

Introducción

El élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, explicó que la nueva tecnología nos ha facilitado la responsabilidad de efectuar la obra de historia familiar: “El profeta José Smith dijo: ‘La responsabilidad mayor que Dios ha puesto sobre nosotros en este mundo es ocuparnos de nuestros muertos’. [Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 507]. La nueva tecnología hace que sea más fácil que nunca cumplir con esa responsabilidad” (“Generaciones entrelazadas con amor”, Liahona, mayo de 2010, pág. 93).

Esta lección se centra en los recursos informáticos que pueden ayudar a los alumnos a hacer investigación de historia familiar. Ya se les debe haber presentado a los alumnos el sitio FamilySearch.org y habérseles animado a inscribirse en línea. Lo ideal sería que todos cuenten con al menos un poco de experiencia con el sitio en el momento de enseñar esta lección.

De aquí en adelante, los alumnos deben estar cada vez más versados en FamilySearch a fin de buscar a sus antepasados fallecidos y proporcionarles las ordenanzas de salvación en el templo. Si lo desea, puede comenzar cada clase dedicando un tiempo para que los alumnos den un informe de su progreso.

Algunas doctrinas, principios y verdades del Evangelio

  • El Espíritu del Señor ha influido en los avances tecnológicos para acelerar Su obra, incluso la historia familiar.

  • El Departamento de Historia Familiar de la Iglesia elabora y mantiene recursos informáticos para la investigación de historia familiar.

  • Existen otras fuentes de recursos disponibles para ayudarles a avanzar en la investigación de su historia familiar.

Sugerencias para la enseñanza

Nota para el maestro: Debido a la longitud y cantidad de material de esta lección, se sugiere que se tomen dos períodos de clase para enseñarla.

El Espíritu del Señor ha influido en los avances tecnológicos para acelerar Su obra, incluso la historia familiar

Pregunte a los alumnos:

  • ¿Aproximadamente cuántos de los hijos de nuestro Padre Celestial viven en la tierra en este momento? (Se estima que la población mundial actual es de poco más de 7 mil millones de personas).

Dibuje una línea en la pizarra que represente esta población como se muestra:

Family History Teacher Manual (Religion 261) (2011)

1 2 3 4 5 6 7 8

  • Si esta área sombreada representa el número total de hijos de nuestro Padre Celestial que ahora viven en la tierra, ¿qué proporción de la línea representa el número de hijos de nuestro Padre Celestial que son los Santos de los Últimos Días?

Dibuje una representación de la cantidad de miembros de la Iglesia (14-15 millones) como se muestra:

Family History Teacher Manual (Religion 261) (2011)

Pregunte a los alumnos:

  • ¿De qué manera seremos capaces unos cuantos de llevar las bendiciones del Evangelio a tantos de los hijos de nuestro Padre Celestial, tanto a los que viven ahora como a los que han vivido en el pasado?

Nota: Expertos estiman que hasta ahora han vivido en la tierra alrededor de 75 mil millones de personas. Además, los alumnos pueden beneficiarse al leer la declaración del presidente Brigham Young (1801-1877) en el Manual para el alumno bajo el encabezamiento “Los inventos modernos aceleran la obra de historia familiar” (6.1.1).

Nota para el maestro: Además de la aceleración de la obra gracias a las computadoras y un creciente número de templos en todo el mundo, también puede señalar a los alumnos que “la gran obra del Milenio consistirá en las ordenanzas del templo para los difuntos que sean dignos de recibirlas” (Joseph Fielding Smith,Doctrina de Salvación, compilación de Bruce R. McConkie, 3 tomos, 1954–56, tomo 2, pág. 69). Durante el Milenio, los muertos podrán ayudar a localizar con mayor libertad sus registros.

Es probable que un alumno pregunte: “¿Por qué no esperar hasta el Milenio, ya que la investigación será mucho más fácil entonces?” Existen varias maneras de responder a esa pregunta, la siguiente información podría ayudarle:

La historia familiar y la obra del templo benefician a las personas con vida en la medida en que, aunque no ayudase en nada a los muertos, todavía sería de inestimable valor para los vivos. La obra de historia familiar es un tutorial para mantener nuestro interés en la obra del Señor. Las experiencias repetidas que se tienen en el templo mantienen las palabras sagradas de la investidura y el sellamiento frescas en nuestra memoria. Cada vez que vamos al templo en favor de los muertos volvemos a repasar lo que el Padre Celestial espera de nosotros. La investigación genealógica y la obra del templo también nos dan la oportunidad de sentir más la guía del Espíritu Santo.

Después de que los alumnos respondan, pídales que lean Joel 2:28–29.

  • ¿Qué profetizó Joel que pasaría? (Que el Señor [“derramaría”] Su Espíritu).

Diga a los alumnos que el presidente Gordon B. Hinckley (1910-2008) señaló parte del cumplimiento de esta Escritura en cuanto al Señor derramando Su Espíritu sobre toda carne. Pida a los alumnos que escuchen lo que el presidente Hinckley mencionó y pida a un alumno que lea tal declaración en el Manual para el alumno bajo el encabezamiento “La profecías antiguas se están cumpliendo” (6.1.3).

  • ¿Qué cosas mencionó el presidente Hinckley como parte del cumplimiento de la profecía de Joel? (Los inventos modernos).

  • ¿Qué inventos y avances tecnológicos han visto en su vida?

  • ¿Qué dirían ustedes sobre el ritmo de los avances tecnológicos desde el tiempo en que sus abuelos tenían su edad?

  • ¿Cómo se ha beneficiado la obra del Señor como resultado de estos avances tecnológicos?

Nota: Si no se menciona la obra de historia familiar, pregunte: “¿Cómo se ha beneficiado la obra de historia familiar como resultado de los avances tecnológicos?”

Lea la declaración del élder Russell M. Nelson, en el Manual para el alumno bajo el encabezamiento “La profecía de Joel se está cumpliendo” (6.1.4).

Indique a los alumnos que en la Conferencia General de la Iglesia de octubre de 2011, el élder David A. Bednar, del Quórum de los Doce Apóstoles, se dirigió de forma específica a la juventud de la Iglesia. Pida que un alumno lea sus comentarios en el Manual para el alumno bajo el encabezamiento “Los jóvenes tienen habilidades que contribuir” (6.1.5).

  • ¿Qué razón dio el élder Bednar a los jóvenes de la Iglesia para que participen más en la obra de historia familiar?

  • ¿Cómo se han dado cuenta de que esto es cierto?

Testifique que el Señor ha aumentado el poder y la capacidad de los Santos dignos para ayudar a redimir a los muertos mediante la tecnología moderna inspirada.

El Departamento de Historia Familiar de la Iglesia elabora y mantiene recursos informáticos para la investigación de historia familiar

Si cuenta con los medios en el salón para hacer demostraciones en internet, o si la clase se reúne en un centro donde haya computadoras disponibles para el uso de los alumnos (por ejemplo, en un centro de historia familiar), demuestre o guíe a los alumnos en los varios ejercicios en el sitio web de FamilySearch (FamilySearch.org).

Nota para el maestro: Esto tomará mucho tiempo, tal vez una o más sesiones de clase.

Si no dispone de computadoras en el salón, explique lo mejor que pueda (o pídale a un consultor de historia familiar que explique) algunas de las oportunidades disponibles en el sitio web de FamilySearch y haga asignaciones a los alumnos para que practiquen en casa (los alumnos ya se deben haber inscrito y comenzado a familiarizarse con el sitio web de FamilySearch a partir de asignaciones de lecciones anteriores).

Utilice algunas de las opciones de ayuda o de tutoría a medida que demuestra o navega por las diferentes pantallas de FamilySearch.

Existen otras fuentes de recursos disponibles para ayudarles a avanzar en la investigación de su historia familiar

Este sería un buen momento para invitar a un consultor de historia familiar de su área a que asista a la clase para brevemente presentarse y explicar el propósito y el llamamiento de un consultor de historia familiar. (Asegúrese de recibir la aprobación de la visita de parte de su líder de SI y del obispo del consultor).

Pregunte si un alumno quisiera compartir cómo algunos de los recursos proporcionados por la Iglesia han sido de ayuda para él o ella, o cómo un consultor de historia familiar de barrio o rama le ha ayudado a él o ella con la historia familiar.