Capítulo 8: El convenio abrahámico
Notas al pie de página
Tema

Capítulo 8

El convenio abrahámico

Introducción

Los convenios que el Señor hizo con Abraham son los mismos convenios del Evangelio con los cuales contamos hoy en día. Dios prometió a Abraham y a su descendencia que estos convenios del Evangelio y las bendiciones resultantes se pondrían a disposición de todos los habitantes de la tierra por conducto de la posteridad de Abraham. El élder Bruce R. McConkie (1915-1985), del Quórum de los Doce Apóstoles, define lo que se entiende por la posteridad o “simiente de Abraham”:

“Hay dos significados diferentes para la expresión, ‘simiente de Abraham’: (1) Existen sus descendientes literales que han emanado de sus lomos y que en virtud a su relación familiar privilegiada son los herederos naturales de las mismas bendiciones que el mismo Abraham gozó y (2) Existen aquellos (incluyendo los miembros adoptivos de la familia) que se convierten en ‘simiente de Abraham’ en todo el sentido espiritual al cumplir con los mismos principios del Evangelio que Abraham obedeció. En este sentido espiritual, los descendientes literales de Abraham que desobedecen, aún siendo ‘hijos de la carne’, no son ‘contados’ como la simiente de Abraham, sino que son ‘privados’ de las bendiciones del Evangelio” (Doctrinal New Testament Commentary, 3 tomos, 1965–73, tomo 1, págs. 459–60).

En esta lección se hará hincapié en las bendiciones prometidas por medio del convenio de Abraham, lo que ayudará a los alumnos a entender su relación vital con el antiguo patriarca Abraham. También les animará a continuar su obra de historia familiar con el fin de proporcionar las promesas de Abraham a sus antepasados fallecidos.

Algunas doctrinas, principios y verdades del Evangelio

  • Jehová hizo un convenio con Abraham el cual incluyó promesas de bendiciones del Evangelio a Abraham y al mundo entero por conducto de la posteridad de Abraham.

  • El convenio abrahámico ha sido restaurado en nuestros días.

  • Todas la personas que aceptan el Evangelio y son bautizadas son simiente de Abraham y, mediante su fidelidad, heredan las bendiciones prometidas.

  • Mediante la obra de historia familiar y las ordenanzas vicarias del templo se extienden las bendiciones del convenio abrahámico a las personas que se encuentran en el mundo de los espíritus.

Sugerencias para la enseñanza

Nota para el maestro: Usted deberá controlar el tiempo durante esta lección para dejar tiempo suficiente al final de la misma para enseñar cómo el convenio abrahámico se puede extender a las personas en el mundo de los espíritus.

Jehová hizo un convenio con Abraham el cual incluyó promesas de bendiciones del Evangelio a Abraham y al mundo entero mediante la posteridad de Abraham

Pida a los alumnos que se imaginen que una persona que ellos conocen muere y deja un testamento en el que los nombra como herederos.

  • Normalmente, ¿quiénes son nombrados como herederos de una persona? (Los familiares de la persona)

  • ¿Cómo pueden los padres y abuelos que no tienen bienes materiales dejar una herencia a su posteridad? (Nombre de la familia, reputación, pertenecer a la Iglesia, etc.).

Explique a sus alumnos que hoy van a estudiar sobre el gran profeta y patriarca Abraham. El Señor prometió a Abraham que, a causa de su fidelidad, su posteridad tendría derecho a una herencia según la obediencia que mostrara. En ocasiones, esta promesa es conocida como el convenio abrahámico. Pida a varios de los alumnos que compartan con la clase su comprensión de la palabra convenio en lo que se refiere al Evangelio. Después de que algunos alumnos intervengan, si lo desea comparta la siguiente definición con la clase:

“Un acuerdo entre Dios y el hombre, aunque las dos partes no se encuentran al mismo nivel. Dios fija las condiciones del convenio o pacto, y el hombre acuerda hacer lo que Él pida. A cambio, Dios promete ciertas bendiciones basadas en esa obediencia” (Guía para el Estudio de las Escrituras, “Convenio”, escrituras.lds.org).

Explique a la clase que por los deseos justos de Abraham y su inquebrantable fidelidad, el Señor hizo un convenio con él.

Divida la clase en dos grupos. Asigne a la mitad de la clase que estudie Génesis 13:14–16; 17:4–6, 8; Abraham 1:18–19; 2:9–11 y haga una lista de las promesas que el Señor hizo a Abraham. Asigne a la otra mitad de la clase que estudie Génesis 17:1–9; Abraham 1:19; 2:9–11 y haga una lista de lo que se esperaba que Abraham hiciera con el fin de recibir las bendiciones prometidas.

Mientras los alumnos estudian, copie el siguiente cuadro en la pizarra, dejando espacio en la parte inferior:

El convenio abrahámico

Las promesas hechas a Abraham

Las responsabilidades de Abraham

Génesis 13:14–16; 17:4–6, 8

Abraham 1:18–19; 2:9–11

Génesis 17:1–9

Abraham 1:19; 2:9–11

Después de un tiempo suficiente, invite a algunos alumnos de cada grupo a pasar a la pizarra y escribir sus conclusiones bajo el encabezamiento correspondiente. Aunque no se limita a estas ideas, las listas deben incluir la siguiente información:

El convenio abrahámico

Las promesas hechas a Abraham

Las responsabilidades de Abraham

Génesis 13:14–16; 17:4–6, 8

Abraham 1:18–19; 2:9–11

Génesis 17:1–9

Abraham 1:19; 2:9–11

Heredar la tierra de Canaán

Una posteridad tan numerosa como las arenas sobre la tierra

Recibir el sacerdocio

La salvación y la exaltación

Caminar con el Señor y ser perfecto

Ministrar el Evangelio a las familias de la tierra

Ministrar en el nombre del Señor y el sacerdocio a las familias de la tierra

Cumplir con el convenio

Para ayudar a los alumnos a entender más acerca de este convenio, invíteles a leer en el Manual para el alumno bajo el encabezamiento “Existen bendiciones prometidas por medio del convenio abrahámico” (8.1.3). Pida a los alumnos que busquen las bendiciones específicas que se prometieron a Abraham en el convenio que el Señor hizo con él.

  • Además de Abraham, ¿quién más tiene derecho a las bendiciones del convenio abrahámico? (Toda la posteridad de Abraham)

  • ¿Por qué creen ustedes que el hacer y cumplir con este convenio es importante para los miembros de la Iglesia hoy en día?

El convenio abrahámico ha sido restaurado en nuestros días

Pida a un alumno que explique brevemente los efectos de la Gran Apostasía que hubo después del ministerio de Jesucristo y Sus apóstoles en la época del Nuevo Testamento. (Las posibles explicaciones podrían incluir: El sacerdocio fue quitado de la tierra, no había apóstoles ni profetas, las doctrinas fueron cambiadas, etc.). Pregunte a los alumnos:

  • ¿Qué efecto tuvo la Apostasía en la capacidad de la posteridad de Abraham para recibir las bendiciones prometidas? (Dado que el sacerdocio fue quitado de la tierra, ya no podían recibir las promesas; la doctrina en relación al convenio abrahámico se había perdido o adulterado).

Pida a otro alumno que explique brevemente algunas de las bendiciones de la Restauración que se realizó por conducto del profeta José Smith. (Las posibles respuestas incluyen: El sacerdocio se restauró, la Iglesia fue otra vez dirigida por profetas y apóstoles, las ordenanzas selladoras se pudieron efectuar, se enseñó la doctrina verdadera, la posteridad de Abraham volvería a recibir las promesas y así sucesivamente). Asegúrese de enfatizar que las bendiciones del convenio abrahámico no estarían disponibles sin la restauración del Evangelio.

Invite a los alumnos a leer en el Manual para el alumno bajo el encabezamiento “Las bendiciones del convenio abrahámico se confieren en los templos” (8.2.3), y que se fijen en las cosas que se nos ofrecen por medio del convenio abrahámico. Luego analice lo siguiente con la clase:

  • ¿En qué forma la disponibilidad de las bendiciones prometidas a Abraham y su posteridad puede fortalecer a las familias y guiarnos en las decisiones que tomamos en la vida?

Todas la personas que aceptan el Evangelio y son bautizadas son simiente de Abraham y, por medio de su fidelidad, heredan las bendiciones prometidas

Pregunte a los alumnos si conocen a una persona que haya sido adoptada. Después pregunte:

  • Cuando alguien es adoptado por una familia, por lo general ¿qué beneficios se le otorgan? (En la mayoría de los casos se les cría, se les ama y se les cuida como si hubieran nacido en la familia).

Invite a un alumno a leer Gálatas 3:26–29. A medida que escuchan, pida a la clase que consideren cómo una persona llega a ser simiente de Abraham.

  • De acuerdo con las enseñanzas de Pablo en Gálatas 3:26–29, ¿cómo llega a ser una persona simiente de Abraham? (En primer lugar, debemos ser de Cristo por la fe en Él y el bautismo).

Invite a los alumnos a formar grupos de dos y leerse en voz alta el uno al otro lo que dice en el Manual para el alumno bajo los encabezamientos “¿Son de la simiente de Abraham?” (8.3.1) y “El convenio abrahámico nos ayuda a definir quiénes somos” (8.3.3). Luego pídales que analicen las siguientes preguntas con sus respectivos compañeros:

  • ¿Qué le dirían a una persona que se preocupa porque tal vez no sea descendiente literal de Abraham?

  • ¿Qué significa para ustedes ser simiente de Abraham?

Mediante la obra de historia familiar y las ordenanzas vicarias del templo se extienden las bendiciones del convenio abrahámico a las personas que se encuentran en el mundo de los espíritus

¿Quiénes creen que son los padres en la frase “las promesas hechas a los padres” en el versículo 2?

Resuma diciendo que una definición de padres sería los antiguos profetas como Abraham, Isaac y Jacob, quienes recibieron y enseñaron el Evangelio y desearon que todo el mundo tuviera la oportunidad de aceptarlo. El presidente Joseph Fielding Smith (1876-1972) ofreció esta definición adicional:

Smith, Joseph Fielding (1876-1972)

“Los padres son nuestros antepasados fallecidos; los que murieron sin el privilegio de recibir el evangelio, pero que han recibido la promesa de que llegaría el tiempo en que ese privilegio les sería concedido” (Doctrina de Salvación, compilación de Bruce R. McConkie, 3 tomos, 1954–56, tomo 2, pág. 72).

  • Según la lección de hoy, ¿a qué se refiere la frase “las promesas hechas a los padres”? (A las promesas hechas a Abraham, Isaac y Jacob de que algún día ellos heredarán la tierra, tendrán una posteridad innumerable y serán exaltados; y los que murieron sin recibir la oportunidad de aceptar el Evangelio podrán algún día recibir las mismas promesas hechas a Abraham, Isaac y Jacob).

Copie el siguiente diagrama en la pizarra:

Family History Teacher Manual (Religion 261) (2011)

Invite a los alumnos a compartir cómo creen que este diagrama se relaciona correctamente con Abraham y su posteridad. Explique a la clase que esta cadena ilustra a Abraham y a toda su posteridad, todos ellos están unidos entre sí y tienen derecho a las bendiciones de salvación y de tener familias eternas. Después pregunte:

  • ¿Qué efecto tuvo la Apostasía en la capacidad de los descendientes de Abraham para recibir las bendiciones prometidas en el convenio abrahámico? (Ellos ya no tenían acceso a las bendiciones. Borre el eslabón del medio y el de la derecha de la cadena.)

  • ¿Qué pasó con la cadena cuando el Evangelio fue restaurado por conducto del profeta José Smith? (Dibuje otra vez el eslabón de la derecha de la cadena sobre la leyenda “Los descendientes de Abraham de los últimos días”). Explique que mediante los convenios del bautismo y del templo, los miembros fieles de la Iglesia pueden recibir todas las bendiciones del convenio abrahámico. (El eslabón del medio todavía debe faltar).

  • Cuando vamos al templo y hacemos la obra por nuestros antepasados fallecidos, muchos de los cuales vivieron en la época de la Gran Apostasía o nunca tuvieron la oportunidad de aceptar el Evangelio en su mortalidad, ¿qué ocurre con el eslabón del medio de la cadena que borramos? (Vuelva a dibujar el eslabón del medio de la cadena).

Comparta con los alumnos la siguiente cita del élder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles:

Ballard, M. Russell

“Sin la expiación del Señor, ninguna de esas bendiciones estarían a nuestro alcance, y no podríamos llegar a ser dignos y estar preparados para regresar a morar en la presencia de Dios” (“La Expiación y el valor de un alma”, Liahona, mayo de 2004, pág. 85).

Pregunte a los alumnos qué podrían hacer para que la ilustración muestre que mediante el Plan de Salvación de nuestro Padre Celestial, Jesucristo hizo todo esto posible por medio de Su expiación. Si lo desea, haga un círculo alrededor de toda la ilustración y escriba en algún lugar de la pizarra “Por medio del plan de nuestro Padre, Jesús lo hace posible”.

Antes de concluir con la lección, también podría agregar “nuestra posteridad” en la pizarra y señalar que mediante la fidelidad, las bendiciones del convenio abrahámico también están disponibles para nuestra posteridad. Al concluir esta lección, invite a los alumnos a compartir los logros recientes que hayan tenido al hacer investigación de historia familiar. Pídales que compartan ideas considerando lo que significa extender las promesas del convenio abrahámico a sus antepasados fallecidos. Comparta su testimonio acerca del gran amor que el Padre Celestial tiene por todos Sus hijos. Cada bendición prometida a Abraham está disponible para todos los hijos de Dios. Invite a los alumnos a hacer todo lo posible para que sus antepasados puedan recibir todas las bendiciones del convenio abrahámico.