Manuales y llamamientos
6. Los líderes de estaca


“6. Los líderes de estaca”, Manual General: Servir en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2020.

“6. Los líderes de estaca”, Manual General.

Imagen

6.

Los líderes de estaca

6.1

Los propósitos de una estaca

Isaías describió a la Sion de los últimos días como una tienda o un tabernáculo que se ha sujetado con estacas (véanse Isaías 33:20; 54:2). En la actualidad, la Iglesia está organizada en estacas. Cada una está compuesta de varios barrios y la dirige un presidente de estaca.

El Señor establece estacas para “el recogimiento” de Su pueblo y “para defensa y para refugio” del mundo (Doctrina y Convenios 115:6). Los miembros y líderes de una estaca colaboran con el fin de llevar a cabo la obra de salvación y exaltación (véase 1.2).

6.2

La presidencia de estaca

El presidente de estaca posee las llaves del sacerdocio para dirigir la obra de la Iglesia en la estaca (véase 3.4.1). Él y sus consejeros forman una presidencia de estaca, cuidan de los miembros de la estaca con amor y los ayudan a llegar a ser verdaderos seguidores de Jesucristo.

El presidente de estaca tiene cuatro responsabilidades principales:

  1. Es el sumo sacerdote que preside la estaca.

  2. Dirige la obra de salvación y exaltación en la estaca.

  3. Es un juez común.

  4. Supervisa los registros, las finanzas y las propiedades.

Debido a que el presidente de estaca posee llaves del sacerdocio, algunas responsabilidades solo le corresponden a él. Si no puede cumplir con ellas, uno de sus consejeros podría actuar en su lugar, excepto en los casos que se indican en este manual. El presidente de estaca o uno de sus consejeros consulta con la Presidencia de Área si tiene preguntas acerca del consejero que actúa en nombre del presidente de estaca.

El presidente de estaca delega muchas asignaciones en otras personas, las cuales pueden ser sus consejeros, los miembros del sumo consejo, los líderes de las organizaciones de estaca, el secretario ejecutivo de estaca, el secretario de estaca y los secretarios auxiliares de estaca.

6.2.1

El sumo sacerdote presidente

El presidente de estaca es el principal líder espiritual de la estaca. Él da ejemplo a la estaca en cuanto a llevar a cabo la obra del Señor “con santidad de corazón” (Mosíah 18:12); también enseña y edifica.

Un presidente de estaca es un discípulo fiel de Jesucristo, y es fiel a sus convenios. Además, es leal a su esposa y a su familia. Es un ejemplo de rectitud para su familia, la estaca y la comunidad. Sus consejeros son hombres de carácter similar.

El presidente de estaca brinda guía y consejo a los obispos y a otros líderes de la estaca.

6.2.1.1

El Sacerdocio de Melquisedec

La presidencia de estaca preside a todos los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec de su estaca.

Cuórum de sumos sacerdotes de estaca. El presidente de estaca es el presidente del cuórum de sumos sacerdotes de estaca. Él y sus consejeros forman la presidencia de ese cuórum, el cual está integrado por los siguientes sumos sacerdotes adicionales:

  • Los obispos y sus consejeros

  • Los miembros del sumo consejo

  • Los patriarcas en funciones

Los miembros del cuórum de sumos sacerdotes asisten a las reuniones del cuórum de élderes de su barrio, si es que no tienen asignación en otro lugar. Véase 29.3.5 para obtener información sobre las reuniones del cuórum de sumos sacerdotes de estaca.

Cuórums de élderes. La presidencia de estaca es responsable de los cuórums de élderes (véase 8.3.3.1).

Ordenaciones al Sacerdocio de Melquisedec. El presidente de estaca supervisa el conferimiento del Sacerdocio de Melquisedec, así como las ordenaciones a los oficios de élder y de sumo sacerdote (véase 18.10.4).

6.2.1.2

Los obispados

El presidente de estaca se reúne con los nuevos obispados para instruirlos poco después de ser llamados. Continúa instruyendo y alentando a los obispos en reuniones y otros contextos de instrucción que tienen lugar con regularidad.

Los miembros de la presidencia de estaca instruyen a los obispados en sus responsabilidades en cuanto a los poseedores del Sacerdocio Aarónico y las mujeres jóvenes.

6.2.1.3

El patriarca de estaca

El presidente de estaca supervisa la labor del patriarca de estaca y cultiva una relación estrecha con él. Para obtener más información sobre cómo llamar y supervisar al patriarca de estaca, véase 6.6.

6.2.1.4

Los consejos, los comités y las reuniones

El presidente de estaca dirige el sumo consejo y el consejo de estaca, así como el comité de líderes de adultos de estaca (véase 29.3.9). Él asigna a sus consejeros a que supervisen lo siguiente:

  • El comité de líderes de jóvenes de estaca (véase 29.3.10)

  • El comité de jóvenes adultos solteros de estaca

  • El comité de adultos solteros de estaca (donde se organice uno)

Cada presidente de estaca es miembro de un consejo de coordinación (véase 29.4).

La presidencia de estaca planifica las reuniones de estaca que se enumeran en 29.3. El presidente de estaca preside las reuniones de estaca, a menos que esté presente una Autoridad General o un Setenta de Área. Sus consejeros pueden dirigir esas reuniones, aunque también pueden presidirlas si el presidente está ausente.

6.2.1.5

Los llamamientos y relevos

Las responsabilidades del presidente de estaca en lo referente a los llamamientos y relevos se definen en el capítulo 30. Puede asignar a sus consejeros y a miembros del sumo consejo para que extiendan llamamientos y relevos, como se explica en 30.8. El presidente de estaca extiende personalmente los siguientes llamamientos. En algunos casos, primero debe recibir la debida aprobación como se indica.

  • Consejeros de la presidencia de estaca. Cuando se llama a un nuevo presidente de estaca, la Autoridad General o el Setenta de Área que preside llama y aparta a sus consejeros, quienes son recomendados por el nuevo presidente de estaca. Cuando se debe relevar o llamar a un consejero en una presidencia de estaca existente, el presidente de estaca envía una recomendación por medio de Fuentes de recursos para líderes y secretarios (LCR). Puede entrevistar, llamar y apartar a un consejero —o relevarlo— después de haber recibido la aprobación de la Primera Presidencia.

  • Patriarca de estaca. El presidente de estaca puede entrevistar, llamar y ordenar a un patriarca después de haber recibido la aprobación del Cuórum de los Doce Apóstoles; véase 6.6.1.

  • Obispos. El presidente de estaca recomienda a hermanos para que sean llamados como obispos, y también recomienda su relevo. Él envía esas recomendaciones mediante el sistema Fuentes de recursos para líderes y secretarios. Puede llamar, ordenar y apartar a un obispo —o relevarlo— después de haber recibido la aprobación de la Primera Presidencia. También confiere las llaves del sacerdocio correspondientes a ese llamamiento; véase 30.7.

  • Presidentes de cuórum de élderes. El presidente de estaca llama y aparta a los presidentes de cuórum de élderes. Para ello, primero consulta con los obispos. También confiere las llaves del sacerdocio correspondientes a ese llamamiento (véase 8.3.3.1).

  • Presidenta de la Sociedad de Socorro de estaca. El presidente de estaca llama y aparta a la presidenta de la Sociedad de Socorro de estaca.

Los presidentes de estaca que no puedan utilizar el sistema Fuentes de recursos para líderes y secretarios deben ponerse en contacto con la oficina de Área cuando necesiten hacer recomendaciones.

6.2.1.6

Las organizaciones y los programas de estaca

El presidente de estaca es responsable de la Sociedad de Socorro de estaca. Él asigna a sus consejeros la responsabilidad de las organizaciones de los Hombres Jóvenes, las Mujeres Jóvenes, la Primaria y la Escuela Dominical de estaca.

Los miembros de la presidencia de estaca se reúnen con regularidad con las presidencias de las organizaciones a las que estén asignados. En esas reuniones:

  • Se aseguran de que las presidencias comprendan sus responsabilidades.

  • Deliberan en consejo en cuanto a las necesidades de los líderes de las organizaciones.

Cuando se llama a una nueva presidencia de una organización de estaca, la presidencia de estaca delibera en consejo con los integrantes de esa presidencia, comparte su visión con ellos y los orienta en lo que respecta a su servicio.

En los Estados Unidos y Canadá, la nueva presidencia de organización también podría recibir orientación por parte del consejo general de la organización (véase 5.1.2). En otras Áreas, la nueva presidencia también podría recibir orientación de un asesor de organización de Área (véase 5.2.5.1). Esta orientación se imparte bajo la dirección de la presidencia de estaca y participa en ella un miembro de la presidencia de estaca o un miembro asignado del sumo consejo.

El presidente de estaca también asigna a sus consejeros para que supervisen los programas de la estaca según sea necesario. Esos programas podrían ser:

  • Seminario e Instituto.

  • Programas para jóvenes adultos solteros y adultos solteros.

  • Actividades de estaca.

  • Música.

  • Propiedades de centros de reuniones.

Los miembros de la presidencia de estaca se reúnen con regularidad con los comités, los miembros del sumo consejo y los especialistas de los programas a los que estén asignados.

Imagen

6.2.1.7

Las comunicaciones (Asuntos Públicos)

La presidencia de estaca dirige las labores de comunicación en la estaca. Los miembros de la presidencia de estaca tienen la primordial responsabilidad de que la Iglesia goce de buena reputación en la comunidad y procuran cultivar una buena relación con líderes cívicos y de la comunidad.

El presidente de estaca es el portavoz principal de la Iglesia ante los medios de comunicación en asuntos que correspondan a la estaca, aunque puede delegar esa función según sea necesario.

El presidente de estaca o un consejero asignado puede organizar y supervisar un consejo de comunicaciones de estaca, el cual ayuda a los líderes de la Iglesia a cultivar relaciones con las autoridades cívicas y de la comunidad, además de ayudarlos a comunicarse con eficacia con los miembros de la Iglesia y con el público.

El consejo de comunicaciones podría estar integrado por un director de comunicaciones de estaca, directores auxiliares y especialistas, según sea necesario. El presidente de estaca, o un consejero o un miembro del sumo consejo, a quien él asigne, los llama y los aparta.

También hay un consejo de comunicaciones a nivel de consejo de coordinación (véase 29.4), que funciona bajo la dirección de un Setenta de Área y lo dirige un director de comunicaciones. Ese consejo ayuda a coordinar las relaciones, los eventos y los asuntos que tengan que ver con más de una estaca. Su director ofrece apoyo y capacitación a los consejos de comunicaciones de estaca.

La estructura del consejo de comunicaciones es distinta en el Área Utah. Los Setenta de esta Área pueden ofrecer información a los presidentes de estaca en cuanto a esa estructura.

Para obtener información acerca de llamamientos que tengan que ver con comunicaciones, véase GCN.ChurchofJesusChrist.org.

6.2.2

Dirigir la obra de salvación y exaltación

El presidente de estaca preside la obra de salvación y exaltación en la estaca (véase el capítulo 1). Instruye y alienta a los líderes y miembros de la estaca en cuanto a esta obra con la ayuda de sus consejeros y otros líderes.

Ayuda a los miembros a vivir el Evangelio y a aumentar su fortaleza espiritual, y les enseña a orar y estudiar las Escrituras. También les enseña en cuanto a los convenios que harán a medida que reciban las ordenanzas de salvación y exaltación, y los insta a que honren sus convenios.

El presidente de estaca fortalece a las familias. Las exhorta a que oren y aprendan el Evangelio juntos, incluso en las noches de hogar. Mediante la palabra y el ejemplo enseña que se puede cumplir con los llamamientos de la Iglesia sin desatender las responsabilidades familiares. También se asegura de que las actividades de la Iglesia apoyen los esfuerzos de los padres por criar a sus hijos en rectitud.

Además de ayudar a los miembros a vivir el Evangelio, también supervisa otros aspectos de la obra de salvación y exaltación. Por ejemplo:

  • Ayuda a los varones a prepararse para recibir el Sacerdocio de Melquisedec (véase 18.10.1).

  • Dirige los empeños por cuidar de los necesitados de la estaca (véase 22.9.1).

  • Supervisa la obra misional en la estaca y alienta a los miembros a compartir el Evangelio (véase 23.4).

  • Supervisa la labor de fortalecer a los miembros nuevos de la estaca (véase 23.4).

  • Entrevista a los candidatos para el servicio misional (véase 24.4.2).

  • Supervisa la obra del templo y de historia familiar en la estaca (véase 25.3.1).

  • Ayuda a los miembros a prepararse para recibir las ordenanzas del templo (véase 27.1).

  • Junto con la presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca, instruye y apoya a las presidencias de cuórum de élderes y de Sociedad de Socorro de barrio en sus responsabilidades respecto a la obra misional (véase 23.5.2) y la obra del templo e historia familiar (véase 25.2.2).

6.2.3

Juez común

El presidente de estaca es el juez común en la estaca (véase Doctrina y Convenios 107:71–74). Las siguientes son responsabilidades que él tiene en cuanto a esa función:

  • Realizar entrevistas según se señala en 31.2. También puede autorizar a sus consejeros a que hagan ciertas entrevistas (véase 31.2.2).

  • Reunirse con los miembros de la estaca que procuren guía espiritual, que tengan problemas personales serios o que hayan cometido pecados graves. Véanse las pautas en 31.1.

  • Llevar a cabo consejos de membresía en los casos de miembros que hayan cometido pecados graves (véase el capítulo 32).

6.2.4

Los registros, las finanzas y las propiedades

El presidente de estaca supervisa los registros, las finanzas y las propiedades de la estaca. Puede asignar gran parte de la labor tocante a registros y finanzas a sus consejeros y a los secretarios. Asigna a un miembro del sumo consejo para ser el representante de los edificios de la estaca y para ayudar a supervisar las propiedades.

Véanse los siguientes capítulos para obtener más información:

6.3

Las diferencias entre la autoridad de los presidentes de distrito y la de los presidentes de estaca

En cada distrito se llama a un poseedor del Sacerdocio de Melquisedec como presidente de distrito. Él posee las llaves del sacerdocio necesarias para presidir (véase 3.4.1.1) y presta servicio de forma muy similar a la de un presidente de estaca, pero con las siguientes diferencias:

  • Es llamado y apartado por el presidente de misión, después de la aprobación de la Presidencia de Área (véase 30.8.4). Un presidente de estaca es llamado y apartado por una Autoridad General o por un Setenta de Área asignado para tal fin (véase 30.8.3).

  • Puede ser un élder o un sumo sacerdote. Un presidente de estaca debe ser un sumo sacerdote.

  • No es el presidente de un cuórum de sumos sacerdotes. Esos cuórums solo se organizan en las estacas.

  • El presidente de distrito preside a todos los poseedores del sacerdocio de un distrito. Sin embargo, el presidente de misión es el sumo sacerdote presidente.

  • Con la aprobación del presidente de misión, el presidente de distrito puede entrevistar a un hermano para que sea ordenado élder. Esta aprobación se debe dar para cada situación. El presidente de distrito o alguien bajo su dirección también puede (1) presentar a un hermano para su sostenimiento y (2) efectuar la ordenación (véanse 18.10.1.3, 18.10.3 y 18.10.4). No obstante, el presidente de distrito no puede ordenar a patriarcas, sumos sacerdotes ni obispos.

  • Con la aprobación del presidente de misión, el presidente de distrito puede apartar a presidentes de rama (véase 18.11). Esta aprobación se debe dar para cada situación.

  • No releva a misioneros de tiempo completo. Sin embargo, puede participar con un miembro de la presidencia de misión en la entrevista de relevo. Si por cuestiones de traslado, o de tiempo, un miembro de la presidencia de misión no pudiera relevar a un misionero determinado, el presidente de misión podría autorizar que lo haga el presidente de distrito (véase 24.8.2).

  • No efectúa entrevistas para la recomendación para el templo ni firma las recomendaciones (véase 26.3.1).

  • No convoca consejos de membresía a menos que lo autorice el presidente de misión (véase 32.9.5).

  • Por lo general no trata directamente con la Presidencia de Área. Más bien, realiza su labor por medio del presidente de misión.

En circunstancias especiales, un presidente de distrito puede recibir autorización para recomendar, apartar y relevar a misioneros. También se le puede autorizar para que efectúe entrevistas para la recomendación para el templo y firme las recomendaciones. Si la Presidencia de Área considera que un presidente de distrito debe tener esa autoridad ampliada, lo recomiendan a la Primera Presidencia. Si se otorga la aprobación, la autoridad ampliada la recibe la persona, no el cargo. Cuando se llama a un nuevo presidente de distrito, no se le transfiere esa autoridad ampliada.

6.4

El secretario ejecutivo de estaca, los secretarios ejecutivos auxiliares de estaca, el secretario de estaca y los secretarios auxiliares de estaca

6.4.1

El secretario ejecutivo de estaca y los secretarios ejecutivos auxiliares de estaca

El presidente de estaca, o un consejero asignado, llama y aparta al secretario ejecutivo de estaca, que debe ser un poseedor del Sacerdocio de Melquisedec y digno de recibir una recomendación para el templo.

El secretario ejecutivo tiene las siguientes responsabilidades:

  • Reunirse con la presidencia de estaca y preparar agendas según se le asigne.

  • Servir como miembro del consejo de estaca y asistir a las reuniones del sumo consejo. Según se lo indique la presidencia de estaca, hacer seguimiento de las asignaciones que se den en esas reuniones.

  • Coordinar los asuntos de la estaca entre la presidencia de estaca, el sumo consejo y otros líderes de estaca.

  • Programar las citas de la presidencia de estaca.

  • Informar a la presidencia de estaca sobre los miembros que vayan a entrar en el servicio militar o que ya estén en él. Bajo la dirección de la presidencia de estaca, ayudar a coordinar la orientación de la Iglesia para los miembros de la estaca que vayan a entrar en el servicio militar (véase 38.9.3).

  • Orientar a los nuevos secretarios ejecutivos de barrio poco después de que sean llamados y ofrecerles instrucción constante según sea necesario.

De ser necesario, se podría llamar también a uno o dos secretarios ejecutivos auxiliares de estaca. Son llamados y apartados por un miembro de la presidencia de estaca. Estos hermanos deben ser dignos de la recomendación para el templo.

6.4.2

El secretario de estaca y los secretarios auxiliares de estaca

El presidente de estaca, o un consejero a quien él asigne, llama y aparta al secretario de estaca. También se puede llamar a secretarios auxiliares, que son llamados y apartados por el presidente de estaca o un consejero asignado. Las responsabilidades del secretario de estaca y de los secretarios auxiliares de estaca se explican en 33.3.2 y 33.3.3.

6.5

El sumo consejo

La presidencia de estaca llama a doce sumos sacerdotes para formar el sumo consejo de estaca (véanse Doctrina y Convenios 102:1; 124:131). Si se llama a un élder a servir en el sumo consejo, este debe ser ordenado sumo sacerdote antes de ser apartado.

Bajo la dirección de la presidencia de estaca, los miembros del sumo consejo ayudan con la obra de salvación y exaltación en la estaca. Sus responsabilidades se describen en las secciones siguientes.

El sumo consejo no se reúne como tal a menos que esté presente un miembro de la presidencia de estaca para presidir.

6.5.1

Representar a la presidencia de estaca

La presidencia de estaca asigna a un miembro del sumo consejo a cada barrio de la estaca.

También asigna a un miembro del sumo consejo a cada cuórum de élderes. En esa función, los miembros del sumo consejo instruyen a las presidencias de cuórums de élderes recién llamadas. Eso incluye brindarles la instrucción que se encuentra en los capítulos 1–48 de este manual.

Los miembros del sumo consejo que se asignan a cuórums de élderes se reúnen de manera regular con los líderes de cuórum con los siguientes fines:

  • Enterarse de sus necesidades.

  • Ofrecerles apoyo.

  • Enseñarles sus responsabilidades, incluyendo las relacionadas con la obra misional (véase 23.5.2) y la obra del templo e historia familiar (véase 25.2.2).

  • Dar información proveniente de la presidencia de estaca.

  • Analizar formas de ayudar a los miembros del cuórum que necesiten su siguiente ordenanza. Esa información está disponible para los líderes de cuórums de élderes en el sistema Fuentes de recursos para líderes y secretarios.

Según sea necesario o se les invite, asisten a las reuniones del cuórum o a las reuniones de la presidencia de este. De vez en cuando, la presidencia del cuórum podría invitar al miembro del sumo consejo a que los acompañe a ministrar a miembros del barrio.

Cuando se los invite o se los asigne, los miembros del sumo consejo asisten a las reuniones de obispado y de consejo de barrio.

La presidencia de estaca podría asignar a miembros del sumo consejo a que instruyan a las siguientes personas sobre sus responsabilidades en cuanto a la obra del templo y de historia familiar, y a la obra misional:

  • Presidencias de cuórums de élderes

  • Líderes misionales de barrio

  • Líderes de templo e historia familiar de barrio

Se puede asignar a uno o más miembros del sumo consejo a que dirijan esos empeños en la estaca. Sin embargo, todos los miembros del sumo consejo tienen estas responsabilidades en los barrios y cuórums de élderes a los que se les asigne.

Los miembros del sumo consejo deliberan en consejo con la presidencia de estaca en cuanto a la ordenación de hermanos a los oficios de élder y sumo sacerdote, y apoyan las decisiones que tome la presidencia de estaca. El presidente de estaca puede autorizar a miembros del sumo consejo para que lo representen cuando se ordene a hermanos a esos oficios. Esos miembros del sumo consejo se aseguran de que la ordenanza se efectúe de manera debida.

Los miembros del sumo consejo también deliberan en consejo con la presidencia de estaca en cuanto a extender llamamientos a miembros, y apoyan las decisiones que tome la presidencia de estaca. La presidencia de estaca podría autorizar a miembros del sumo consejo para que extiendan algunos llamamientos, presenten a algunos miembros a fin de que sean sostenidos y aparten a algunos miembros (véase 30.8).

La presidencia de estaca asigna a miembros del sumo consejo para que trabajen con las presidencias de las Mujeres Jóvenes y de la Primaria de estaca. Cuando un miembro de la presidencia de estaca se reúne con una de esas presidencias, el miembro asignado del sumo consejo también asiste a esa reunión. Los miembros del sumo consejo asignados también asisten a las reuniones de líderes de estaca de esas organizaciones.

La presidencia de estaca puede asignar a miembros del sumo consejo para que ayuden con los programas que se enumeran en 6.2.1.6.

La presidencia de estaca puede asignar a miembros del sumo consejo para que la representen discursando en reuniones sacramentales y en otras ocasiones. La presidencia de estaca determina la frecuencia de esas asignaciones para discursar; no es necesario que los miembros del sumo consejo discursen en la reunión sacramental cada mes. La presidencia de estaca también podría asignar a los miembros de las presidencias de las organizaciones de estaca para que discursen en esos casos (véanse 6.7.1 y 6.7.2).

Imagen

6.5.2

Servir en consejos y comités de estaca

Todos los miembros del sumo consejo sirven en el consejo de estaca.

En situaciones limitadas, participan en consejos de membresía de estaca (véase 32.9.2).

La presidencia de estaca asigna a miembros del sumo consejo para que sirvan en otros comités. Por ejemplo, los miembros del sumo consejo que estén asignados a trabajar con los cuórums de élderes sirven en el comité de líderes de adultos de estaca (véase 29.3.9).

Los miembros del sumo consejo que tengan asignaciones relacionadas con cuórums del Sacerdocio Aarónico, las Mujeres Jóvenes y la Primaria sirven en el comité de líderes de jóvenes de estaca (véase 29.3.10). El miembro del sumo consejo que sirve como presidente de la Escuela Dominical de estaca también podría prestar servicio en ese comité.

6.5.3

Servir como líderes de organizaciones de estaca

La presidencia de estaca asigna a un miembro del sumo consejo para que sea el presidente de los Hombres Jóvenes de estaca (véase 6.7.2). También asigna a otro miembro del sumo consejo para que sea el presidente de la Escuela Dominical de estaca (véase 6.7.1).

6.6

El patriarca de estaca

El oficio de patriarca es un oficio del Sacerdocio de Melquisedec. Se llama y ordena a patriarcas para que den bendiciones patriarcales a los miembros de la Iglesia que sean dignos. En esta sección se bosquejan las responsabilidades que tiene el presidente de estaca con el patriarca de estaca. Para obtener información sobre las bendiciones patriarcales, véanse las siguientes fuentes:

  • Las secciones 18.17 y 38.2.10 de este manual.

  • Información y sugerencias para patriarcas.

  • Reunión Mundial de Capacitación de Líderes: El patriarca.

Véase Información y sugerencias para patriarcas para obtener información sobre:

  • Patriarcas a los que se declara que no están en funciones.

  • Patriarcas que se mudan a otra estaca.

6.6.1

Llamar, sostener y ordenar a un patriarca de estaca

Un patriarca debe ser un poseedor del Sacerdocio de Melquisedec digno. Debe tener madurez en el entendimiento del Evangelio y ser sensible al Espíritu, además de haber recibido su propia bendición patriarcal. Normalmente, debe tener cincuenta y cinco años o más, y debe estar casado en el momento de ser llamado.

El Cuórum de los Doce Apóstoles dirige el llamamiento de los patriarcas de estaca (véase Doctrina y Convenios 107:39). El presidente de estaca puede recomendar a quién llamar. Él envía esas recomendaciones mediante el sistema Fuentes de recursos para líderes y secretarios. Al efectuar la recomendación, el presidente de estaca debe ayunar y orar para que el Espíritu lo guíe, y sus consejeros deben estar de acuerdo con la recomendación.

Si el Cuórum de los Doce Apóstoles aprueba la recomendación, el presidente de estaca podría recibir autorización para entrevistar y llamar al patriarca. Después, presenta el nombre de la persona para que sea sostenida como patriarca en la sesión general de la próxima conferencia de estaca.

El presidente de estaca ordena al patriarca; no delega esa responsabilidad en un consejero. Ninguna otra persona debe acompañarlo en el círculo durante la ordenación. Los nuevos patriarcas primero son ordenados a ese oficio y luego son apartados para servir en una estaca específica. Un patriarca que haya sido previamente ordenado y que regrese a sus funciones como tal no tiene que volver a ser ordenado, aunque sí es apartado.

La ordenación debe ingresarse en el sistema Fuentes de recursos para líderes y secretarios antes de que el patriarca pueda obtener acceso a las herramientas en línea para patriarcas.

Un patriarca en funciones es miembro del cuórum de sumos sacerdotes y participa en las reuniones de ese cuórum (véase 29.3.5).

Imagen

6.6.2

Llamar a un segundo patriarca de estaca

Normalmente, el Cuórum de los Doce Apóstoles no aprueba el llamamiento de un segundo patriarca en una estaca a menos que al actual patriarca en funciones no le sea posible dar la cantidad de bendiciones que se le pidan. Tampoco aprueba que se llame a otro patriarca debido a que una estaca:

  • Sea grande desde el punto de vista geográfico.

  • Incluya a miembros que no hablen el idioma de la mayoría de los miembros.

Si una estaca tiene miembros que hablen diversos idiomas, los obispos o la presidencia de estaca los pueden autorizar que vayan a un patriarca de alguna estaca cercana donde se les pueda dar la bendición en su propio idioma.

6.6.3

Instruir a un patriarca recién llamado

El presidente de estaca instruye a un patriarca recién llamado antes de que comience a dar bendiciones. Le enseña en cuanto a la naturaleza sagrada y reveladora de su oficio, y analiza detenidamente con él las instrucciones que se encuentran en:

  • Información y sugerencias para patriarcas.

  • Reunión Mundial de Capacitación de Líderes: El patriarca.

6.6.4

Supervisar la labor del patriarca de estaca

El presidente de estaca supervisa la labor del patriarca tal como se explica en Información y sugerencias para patriarcas. No debe delegar esa responsabilidad en uno de sus consejeros. Al patriarca le beneficia tener una estrecha relación con el presidente de estaca.

El presidente de estaca se reúne con el patriarca por lo menos dos veces al año. Asimismo, habla con él sobre lo que este sienta con respecto a su labor, sobre la salud y el bienestar de su familia, y sobre cualquier otro asunto en el cual necesite consejo.

El presidente de estaca revisa por lo menos dos veces al año las bendiciones que haya dado el patriarca. Según sea necesario, podría hacer sugerencias generales en relación con el contenido de dichas bendiciones.

El presidente de estaca se asegura de que se entreguen copias de las bendiciones transcritas lo antes posible a quienes las hayan recibido. También se asegura de que todas las bendiciones se envíen a las Oficinas Generales de la Iglesia por medio del Sistema para bendiciones patriarcales en LaIglesiadeJesucristo.org. Allí donde no haya acceso al sistema, las bendiciones deben enviarse por correo postal a la siguiente dirección por lo menos una vez cada seis meses.

Church History Library

Attn: Patriarchal Blessings

15 East North Temple Street

Salt Lake City, UT 84150-1600, EE. UU.

6.6.5

El carácter confidencial de las bendiciones patriarcales

El presidente de estaca se asegura de que, después de que el patriarca entregue a las personas una copia de la bendición patriarcal y envíe otra a las Oficinas Generales de la Iglesia, todas las demás copias impresas y electrónicas se destruyan o se borren. El patriarca se cerciora de que las bendiciones que se borren en su computadora no se puedan recuperar.

6.6.6

Los patriarcas llamados a otro cargo de la Iglesia

No se puede llamar a un patriarca a un cargo de administración en la Iglesia —como obispo, miembro del sumo consejo o presidente de estaca— sin que el Cuórum de los Doce Apóstoles apruebe el llamamiento por adelantado. Si se da la aprobación, al patriarca se le declara que no está en funciones.

Se puede llamar a un patriarca a prestar servicio en otros llamamientos sin la aprobación del Cuórum de los Doce Apóstoles. También puede prestar servicio como sellador o como obrero de las ordenanzas del templo.

6.6.7

Los escribientes de bendiciones patriarcales

El presidente de estaca o uno de sus consejeros puede llamar y apartar a un miembro de la estaca que sea digno y capaz para que se encargue de transcribir las bendiciones patriarcales, a menos que el patriarca lo pueda hacer por su cuenta y prefiera hacerlo. Si fuese necesario, puede llamarse a más de un escribiente.

Se debe advertir al escribiente que cada una de las bendiciones tiene un carácter sagrado y confidencial. Ni el escribiente ni el patriarca pueden quedarse con copias de las bendiciones (véase 6.6.5).

6.7

Las organizaciones de estaca

Las organizaciones de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes, la Primaria, la Escuela Dominical y los Hombres Jóvenes de estaca son dirigidas por una presidenta o un presidente que sirve bajo la dirección de la presidencia de estaca. En las estacas grandes, el presidente de la organización podría recomendar a una o dos personas para que sirvan como sus consejeros y a otra para que sirva como secretario. La presidencia de estaca considera esas recomendaciones.

Las responsabilidades principales de esos líderes son ayudar a la presidencia de estaca e instruir y apoyar a las presidencias de las organizaciones de barrio. No cumplen asignaciones que se deban cumplir a nivel de barrio o en la familia. Tampoco imponen responsabilidades adicionales sobre las presidencias de las organizaciones de barrio.

6.7.1

Las presidencias de Sociedad de Socorro, Mujeres Jóvenes, Primaria y Escuela Dominical de estaca

El presidente de estaca llama y aparta a una hermana para ser la presidenta de la Sociedad de Socorro de estaca. Él o un consejero asignado llama y aparta a hermanas para que sirvan como presidentas de las Mujeres Jóvenes y de la Primaria de estaca. Si se llama a consejeras y secretarias, las llama y aparta un miembro de la presidencia de estaca o un miembro asignado del sumo consejo.

La presidencia de estaca llama y aparta a un miembro del sumo consejo para que sea el presidente de la Escuela Dominical de estaca.

Los miembros de esas presidencias tienen las siguientes responsabilidades:

  • Prestar servicio en el consejo de estaca (solo los presidentes). Participar en los empeños por cultivar la fe y fortalecer a las personas y las familias de la estaca.

  • Orientar a las presidencias de organizaciones de barrio recién llamadas, incluso ofrecer la instrucción que se encuentra en los capítulos 1–4 de este manual y en el capítulo correspondiente a su organización.

  • Ofrecer apoyo e instrucción continuos. Comunicarse regularmente con las presidencias de las organizaciones de barrio a fin de conocer sus necesidades, analizar las necesidades de los miembros a los que sirvan y transmitirles información proveniente de la presidencia de estaca. Hacer los respectivos arreglos con los líderes de barrio para visitar periódicamente sus reuniones y clases.

  • Instruir a las presidencias de organizaciones de barrio durante las reuniones de líderes de estaca (véase 29.3.4), que generalmente se llevan a cabo una vez al año. La presidencia de estaca podría autorizar que se efectúe una segunda reunión si no representa una carga para los participantes. Los obispos podrían solicitar instrucción adicional para las presidencias de las organizaciones de barrio.

  • Deliberar en consejo regularmente en sus reuniones de presidencia (si se llama a consejeros). Comunicarse de forma regular con el miembro de la presidencia de estaca responsable de su servicio.

  • Asistir a las reuniones de consejo de coordinación cada vez que los invite el Setenta de Área (véase 29.4).

  • Discursar en reuniones sacramentales y en otros entornos cuando los invite la presidencia de estaca.

  • En estacas grandes, presentar recomendaciones a la presidencia de estaca para que se llame a consejeros y a otras personas a fin de que sirvan en sus respectivas organizaciones, según sea necesario. Para consultar las pautas, véanse 30.1.1 y 30.1.5.

Las presidencias de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes y la Primaria de estaca podrían planificar de vez en cuando actividades combinadas para sus organizaciones. En ellas se podría incluir a todas las mujeres, las jóvenes y las niñas de ocho años en adelante de la estaca. Ese tipo de actividades podrían llevarse a cabo en varias estacas. Las presidencias deliberan en consejo para recomendar a la presidencia de estaca actividades combinadas (véase 20.3.1) que se tendrían en lugar de una de las actividades de la Sociedad de Socorro de estaca (véase 6.7.1.1).

Imagen

6.7.1.1

Responsabilidades adicionales de la presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca

La presidenta de la Sociedad de Socorro de estaca tiene las siguientes responsabilidades adicionales:

  • Servir en el comité de líderes de adultos de estaca (véase 29.3.9). Si se llama a una secretaria, también se la invita a ella.

  • Enseñar a las presidentas de Sociedad de Socorro de barrio los principios de la ministración y el cuidado de los necesitados. Ayudarlas a entender su función respecto a ayudar a los obispos con los asuntos temporales y de autosuficiencia.

  • Enseñar a las presidencias de la Sociedad de Socorro de barrio sobre sus responsabilidades en cuanto a la obra misional (véase 23.5.2) y la obra del templo e historia familiar (véase 25.2.2).

  • Fortalecer a las hermanas adultas solteras de la estaca. Si la estaca tiene un comité de jóvenes adultos solteros, una miembro de la presidencia sirve en él. Lo mismo sucede si la estaca tiene un comité de adultos solteros (véase 14.1.1.2).

  • Coordinar las labores de la Sociedad de Socorro de estaca durante emergencias.

La presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca podría planificar y llevar a cabo una o dos reuniones anuales para todas las hermanas de la Sociedad de Socorro de la estaca bajo la dirección de la presidencia de estaca. Esas reuniones podrían incluir servicio, clases, proyectos, conferencias y talleres. No se deben llevar a cabo al mismo tiempo que la sesión de mujeres de la conferencia general. La presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca puede formar comités para ayudar según sea necesario.

6.7.1.2

Responsabilidades adicionales de la presidencia de Mujeres Jóvenes de estaca

La presidencia de las Mujeres Jóvenes de estaca tiene las siguientes responsabilidades adicionales:

  • Servir en el comité de líderes de jóvenes de estaca (véase 29.3.10). Si se llama a una secretaria, también se la invita a ella.

  • Bajo la dirección de la presidencia de estaca, planificar y coordinar actividades y campamentos de Mujeres Jóvenes de estaca.

6.7.1.3

Responsabilidades adicionales de la presidencia de la Primaria de estaca

La presidencia de la Primaria de estaca podría planificar de vez en cuando actividades para niños de entre ocho y once años. Esas actividades podrían ser para niñas, niños o ambos, y se ciñen a las pautas que se encuentran en 12.2.1.3.

6.7.1.4

Responsabilidades adicionales de la presidencia de la Escuela Dominical de estaca

La presidencia de la Escuela Dominical de estaca tiene las siguientes responsabilidades adicionales:

  • Servir como especialistas en las labores de la estaca para mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio.

  • Coordinar los centros de recursos de la estaca, donde corresponda (véase 13.7.2).

  • Servir en el comité de líderes de jóvenes de estaca, si se la invita (véase 29.3.10).

6.7.2

La presidencia de Hombres Jóvenes de estaca

La presidencia de estaca llama y aparta a un miembro del sumo consejo para que sea el presidente de Hombres Jóvenes de estaca. Los miembros del sumo consejo asignados a las Mujeres Jóvenes y la Primaria pueden ser llamados y apartados para servir como sus consejeros.

En una estaca grande se podría llamar a uno o dos poseedores del Sacerdocio de Melquisedec de la estaca como consejeros. También se podría llamar como secretario a un poseedor del sacerdocio (véase 6.7.3). El presidente de los Hombres Jóvenes de estaca recomienda a quién llamar. Para consultar las pautas, véanse 30.1.1 y 30.1.5. Un miembro de la presidencia de estaca, o un miembro asignado del sumo consejo, llama y aparta a los consejeros y al secretario.

La presidencia de los Hombres Jóvenes de estaca tiene las siguientes responsabilidades:

  • Servir en el consejo de estaca (solo el presidente, a menos que sus consejeros sean miembros del sumo consejo). Participar en los empeños por cultivar la fe y fortalecer a las personas y las familias de la estaca.

  • Servir de recurso a los obispados en sus responsabilidades con los hermanos del Sacerdocio Aarónico, lo cual podría incluir ayudarlos a comprender sus deberes para con los cuórums del Sacerdocio Aarónico, según lo indique el presidente de estaca.

  • Deliberar en consejo con regularidad en sus reuniones de presidencia. Comunicarse de forma regular con el miembro de la presidencia de estaca que sea responsable de su servicio.

  • Servir en el comité de líderes de jóvenes de estaca (véase 29.3.10). Si se llama a un secretario, también se le invita.

  • Bajo la dirección de la presidencia de estaca, planificar y coordinar actividades y campamentos para los jóvenes del Sacerdocio Aarónico de estaca.

  • Discursar en reuniones sacramentales y en otros entornos cuando los invite la presidencia de estaca.

  • Asistir a las reuniones de consejo de coordinación cada vez que los invite el Setenta de Área (véase 29.4).

La presidencia de los Hombres Jóvenes de estaca no lleva a cabo una reunión de líderes de estaca. Las instrucción para quienes tienen responsabilidades en los cuórums del Sacerdocio Aarónico se imparte en las reuniones de líderes del sacerdocio de estaca (véase 29.3.3).

6.7.3

Imagen
Los secretarios de organizaciones de estaca

Normalmente, solo se llama a secretarios de organizaciones de estaca en estacas grandes. Los llama y los aparta un miembro de la presidencia de estaca o un miembro asignado del sumo consejo. Bajo la dirección de los presidentes de las organizaciones de estaca, los secretarios tienen las siguientes responsabilidades:

  • Preparar agendas para las reuniones de presidencia.

  • Tomar notas en esas reuniones y hacer un seguimiento de las asignaciones.

  • Llevar otros registros y preparar informes conforme lo solicite la presidencia.

  • Ayudar a la presidencia a preparar el presupuesto anual de la organización y rendir cuentas de los gastos.

  • Proporcionar capacitación a los secretarios de las organizaciones de barrio, conforme se les asigne. Esa capacitación podría incluir instrucción sobre cómo registrar la asistencia e informar de ella.

6.8

Imagen
Los especialistas de estaca

La presidencia de estaca podría llamar y apartar a especialistas según sea necesario para fines como los siguientes:

  • Música (véase 19.5.3)

  • Bienestar y autosuficiencia (véase 22.9.4)