Manuales y llamamientos
14. Miembros solteros


“14. Miembros solteros”, Manual General: Servir en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2020.

“14. Miembros solteros”, Manual General.

14.

Miembros solteros

14.0

Introducción

El Salvador invita a todos a venir a Él y a pertenecer a Su Iglesia (véase 2 Nefi 26:24). Los hombres y las mujeres que aún no se han casado, están divorciados o son viudos constituyen una parte considerable de los miembros de la Iglesia. Es importante que todos hallen esperanza por medio de la expiación de Jesucristo (véase Éter 12:4). Las siguientes verdades eternas pueden ayudar a cultivar esa esperanza:

  • Las Escrituras y los profetas de los últimos días confirman que toda persona que sea fiel en guardar los convenios del Evangelio tendrá la oportunidad de ser exaltada.

  • No se han revelado el momento preciso ni la manera en que se otorgan las bendiciones de la exaltación; no obstante, están garantizadas (véase Mosíah 2:41).

  • Esperar en el Señor conlleva obediencia continua y progreso espiritual hacia Él (véase Isaías 64:4).

  • Dios ofrece la vida eterna a todos Sus hijos. Todos aquellos que acepten el misericordioso don del perdón del Salvador y vivan Sus mandamientos recibirán la vida eterna (véanse Mosíah 26:30; Moroni 6:8).

  • La confianza en estas certezas se afianza en la fe en Jesucristo, por cuya gracia se enmendarán todas las cosas que pertenecen a la vida terrenal (véase Alma 7:11–13).

El Señor necesita que todos los miembros ayuden en la obra de salvación en sus respectivos barrios y estacas (véase 1 Corintios 12:12–27). Conforme lo indique el Espíritu, los miembros solteros son llamados a cargos de liderazgo y enseñanza. Entre los llamamientos de liderazgo podrían estar los cargos siguientes:

  • Presidencias de organizaciones de barrio y estaca

  • Presidencias de cuórums de élderes

  • Consejeros de obispados

  • Miembros del sumo consejo

  • Consejeros de presidencias de estaca

En este capítulo:

  • El término “miembros solteros” se refiere a todos los miembros adultos de la Iglesia que actualmente no están casados.

  • El término “jóvenes adultos solteros” se refiere a las personas de dieciocho a treinta años.

  • El término “adultos solteros” se refiere a las personas de treinta y un años en adelante.

14.1

Los miembros solteros en las unidades geográficas

La mayoría de los miembros solteros asisten a una unidad geográfica donde hay miembros de todas las edades y tienen oportunidades de servir, enseñar, liderar y relacionarse con personas que se encuentran en diversas circunstancias.

14.1.1

Los líderes de estaca

14.1.1.1

La presidencia de estaca

La participación de la presidencia de estaca es especialmente importante a fin de captar la atención de los miembros solteros a la obra de salvación y exaltación.

El presidente de estaca podría asignar a uno de sus consejeros y a un miembro del sumo consejo a que presten servicio con los adultos solteros. También podría asignar a uno de sus consejeros y a un miembro del sumo consejo a que presten servicio con los jóvenes adultos solteros. Se puede asignar al mismo consejero y al mismo miembro del sumo consejo a ambos grupos.

La presidencia de estaca presta atención en particular a los jóvenes adultos solteros, al igual que a todos los que pertenecen a la nueva generación.

La presidencia de estaca determina si las actividades para los jóvenes adultos solteros deben llevarse a cabo a nivel de barrio, a nivel de estaca o en alguna combinación de ambos. Las actividades para adultos solteros se llevan a cabo a nivel de estaca y multiestaca (véase el capítulo 20).

Cuando, en un lugar, el número de miembros solteros sea suficiente, los presidentes de estaca podrían recomendar que se organice un barrio de jóvenes adultos solteros o un barrio de adultos solteros (véase 14.3).

Es posible que una estaca (o un grupo de estacas adyacentes) no tenga suficientes miembros solteros para crear un barrio de jóvenes adultos solteros o de adultos solteros. En ese caso, la Presidencia de Área podría autorizar a un presidente de estaca para que invite a todas esas personas a que sean miembros de un barrio geográfico designado, lo cual permite que los adultos solteros o los jóvenes adultos solteros sirvan y adoren juntos. La Presidencia de Área delibera en consejo con el miembro asignado de la Presidencia de los Setenta y del Cuórum de los Doce.

14.1.1.2

Los comités de adultos solteros y de jóvenes adultos solteros de estaca

Los miembros solteros brindan servicio a los hijos de Dios al participar en la obra de salvación y exaltación (véanse 1.214.2). Para ayudarlos a que logren esto, la presidencia de estaca podría crear un comité de adultos solteros (de treinta y un años en adelante) y también podría crear un comité de jóvenes adultos solteros (de dieciocho a treinta años). Esos comités dan informes de manera regular en las reuniones del consejo de estaca. Se podría invitar a los miembros de esos comités a asistir a las reuniones del consejo de estaca, según sea necesario.

Un consejero de la presidencia de estaca dirige cada comité. Los comités están integrados por algunos adultos solteros o algunos jóvenes adultos solteros de cada barrio, y también incluyen a un miembro del sumo consejo y a una integrante de la presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca.

Los comités procuran apoyar a los miembros mediante la amistad y las oportunidades de participar en la obra de salvación y exaltación (véase 14.2); planifican oportunidades de aprendizaje del Evangelio, de servicio y actividades. Los comités se reúnen según sea necesario.

Los comités de jóvenes adultos solteros coordinan con los programas de Instituto en los campus universitarios, donde los haya.

Normalmente, los comités de adultos solteros y de jóvenes adultos solteros trabajan por separado los unos de los otros.

14.1.2

Los líderes de barrio

14.1.2.1

El obispado

El obispado es fundamental para hacer participar a los miembros solteros en la obra de salvación y exaltación. Los miembros del obispado deliberan con el consejo de barrio a fin de determinar llamamientos y asignaciones significativos para los miembros solteros. También están al tanto de las necesidades de los padres solteros y se esfuerzan por satisfacerlas.

Por lo general, el obispado apoya a los miembros solteros de la misma forma que apoya a todos los miembros del cuórum de élderes y de la Sociedad de Socorro. Sin embargo, debido a la mayor responsabilidad que tiene para con la nueva generación, el obispado también hace lo siguiente:

  • Un miembro del obispado se reúne con cada joven adulto soltero por lo menos una vez al año.

  • El obispado recibe informes regulares sobre el bienestar de los jóvenes adultos solteros. El presidente del cuórum de élderes y la presidenta de la Sociedad de Socorro analizan las necesidades de los jóvenes adultos solteros en la reunión del consejo de barrio. Se podría invitar a esa reunión a los líderes del comité de jóvenes adultos solteros.

  • El obispado podría organizar un comité de jóvenes adultos solteros de barrio (véase 14.1.2.4). (Los comités de adultos solteros de treinta y un años en adelante se organizan a nivel de estaca).

14.1.2.2

Los miembros de presidencias del cuórum de élderes y de la Sociedad de Socorro asignados a los jóvenes adultos solteros

El presidente del cuórum de élderes y la presidenta de la Sociedad de Socorro podrían asignar a un miembro de sus presidencias para que sirva con los jóvenes adultos solteros. Esos miembros de las presidencias averiguan cuáles son los puntos fuertes de los jóvenes adultos solteros y ayudan a cubrir sus necesidades.

El presidente del cuórum de élderes y la presidenta de la Sociedad de Socorro podrían informar sobre esta labor en la reunión del consejo de barrio. Se podría invitar a esa reunión a los líderes del comité de jóvenes adultos solteros.

Esos miembros de las presidencias forman parte del comité de jóvenes adultos solteros de barrio, si se hubiera organizado uno.

14.1.2.3

Los líderes de jóvenes adultos solteros

En un barrio donde haya muchos jóvenes adultos solteros, el obispado podría llamar a un joven y a una joven adultos solteros como líderes de los jóvenes adultos solteros. Sus responsabilidades incluyen:

  • Ayudar a los jóvenes adultos solteros a participar en la obra de salvación y exaltación (véase 14.2).

  • Dirigir el comité de jóvenes adultos solteros de barrio, si se formara uno.

  • Reunirse con regularidad con las presidencias del cuórum de élderes y de la Sociedad de Socorro. En esas reuniones, hablan de los puntos fuertes de los jóvenes adultos solteros y de cómo ayudar a cubrir sus necesidades, y también se centran en ministrar a los jóvenes adultos solteros.

  • Prestar servicio en el comité de jóvenes adultos solteros de estaca cuando se les dé esa asignación.

  • Asistir a la reunión del consejo de barrio cuando se los invite.

14.1.2.4

El comité de jóvenes adultos solteros de barrio

Algunos barrios tienen un gran número de jóvenes adultos solteros. En esos barrios, quizás el obispo sienta que los líderes jóvenes adultos solteros podrían recibir la ayuda de un comité de jóvenes adultos solteros de barrio. (Los comités de adultos solteros se organizan a nivel de estaca, véase 14.1.1.2).

Entre los miembros del comité se incluyen:

  • Los líderes de jóvenes adultos solteros de barrio.

  • Otros jóvenes adultos solteros a quienes invite el obispado.

  • Los miembros de las presidencias del cuórum de élderes y de la Sociedad de Socorro asignados a los jóvenes adultos solteros.

14.2

Participar en la obra de salvación y exaltación

Dios invita a todos a venir a Cristo y a participar en la obra de salvación y exaltación de las maneras siguientes:

  • Vivir el evangelio de Jesucristo.

  • Cuidar de los necesitados.

  • Invitar a todos a recibir el Evangelio.

  • Unir a las familias por la eternidad.

Los miembros solteros participan en esta obra en el hogar y en la Iglesia. Participan en cuórums de élderes y en sociedades de socorro y sirven en llamamientos y asignaciones, incluida la ministración. Los barrios y las estacas podrían planificar actividades opcionales que sean específicas para los miembros solteros que decidan participar (véase 14.2.1.3).

14.2.1

Vivir el evangelio de Jesucristo

14.2.1.1

La noche de hogar y el estudio del Evangelio

Los líderes o miembros que deseen participar podrían organizar uno o más grupos de noche de hogar para adultos solteros y otros grupos para jóvenes adultos solteros. Por lo general, las personas que participan no tienen hijos en casa. En las estacas donde haya pocos miembros solteros, los grupos de noche de hogar podrían traspasar los límites del barrio.

Además, los miembros solteros podrían optar por reunirse virtualmente o en persona para estudiar el Evangelio en el hogar. Ven, sígueme — Para uso individual y familiar podría ser un recurso.

Se anima a todos los jóvenes adultos solteros a inscribirse en clases de Instituto (véase 15.2).

14.2.1.2

Las clases de la Escuela Dominical

Bajo la dirección del obispo, el presidente de la Escuela Dominical de barrio podría organizar una clase de Escuela Dominical para jóvenes adultos solteros (véase 13.3.2).

14.2.1.3

Las actividades

Bajo la dirección de los líderes de barrio o de estaca, los jóvenes adultos solteros podrían planificar actividades específicas para ellos y participar en ellas. Esas actividades pueden llevarse a cabo a nivel de barrio o de estaca. Algunos ejemplos podrían ser:

  • Visitar el templo.

  • Trabajar en la historia familiar.

  • Compartir el Evangelio.

  • Prestar servicio en la comunidad.

  • Eventos musicales y culturales.

  • Deportes.

Bajo la dirección de los líderes de estaca, los adultos solteros podrían planificar actividades similares a nivel de estaca.

Los Setentas de Área podrían trabajar con los presidentes de estaca a fin de crear comités que planifiquen actividades multiestaca para miembros solteros.

Los fondos para las actividades provienen del presupuesto de la estaca o del barrio. Cuando se realicen actividades multiestaca o de Área, los líderes se aseguran de que se asigne una cantidad razonable de fondos del presupuesto entre las estacas.

La financiación de las actividades debe estar de acuerdo con las normas que se encuentran en 20.2.6. A manera de excepción, los miembros podrían pagar algunos de los gastos cuando se lleven a cabo eventos multiestaca o de Área. Los líderes se aseguran de que todos puedan participar.

En 20.220.3 se encuentran pautas adicionales en cuanto a las actividades.

14.2.2

Cuidar de los necesitados

14.2.2.1

El servicio

Al igual que todos los discípulos de Jesucristo, los miembros solteros tienen oportunidades frecuentes de servir a los demás de forma individual y en grupo. El servicio comunitario es una de las principales formas en que los jóvenes adultos solteros se fortalecen espiritualmente.

Las actividades de servicio pueden centrarse en los aspectos siguientes:

  • El bienestar y la autosuficiencia.

  • La historia familiar.

  • El acercamiento a la comunidad.

  • Compartir el Evangelio.

  • El fortalecimiento de los miembros nuevos y de los que regresan a la actividad.

  • Las necesidades humanitarias en la localidad o en otros lugares.

Donde esté disponible, en SirveAhora.org se sugieren oportunidades de servicio tanto para personas como para grupos.

14.2.2.2

Ministrar

A cada hermano soltero se le asignan hermanos ministrantes. A cada hermana soltera se le asignan hermanas ministrantes y hermanos ministrantes. Las asignaciones se hacen a personas, no a grupos ni a apartamentos (véase el capítulo 21).

14.2.3

Invitar a todos a recibir el Evangelio

Los miembros solteros tienen la oportunidad de invitar a todos a recibir las bendiciones del evangelio de Jesucristo. Para ello, comparten el Evangelio, fortalecen a los miembros nuevos y a los que regresan a la actividad y buscan a quienes no estén participando (véase el capítulo 23).

Algunos jóvenes adultos solteros se mudan a menudo. Los jóvenes adultos solteros podrían organizar actividades periódicamente con el fin de encontrar y dar la bienvenida a otros jóvenes adultos solteros de la estaca. Esas actividades también se podrían realizar con las estacas vecinas.

Los jóvenes adultos solteros podrían ser particularmente útiles al enseñar con los misioneros de tiempo completo y al apoyarlos.

14.2.4

Unir a las familias por la eternidad

De forma individual y en grupo, los miembros solteros pueden ayudar a unir a las familias por la eternidad. Por ejemplo, podrían:

  • Prepararse para hacer convenios con Dios al recibir las ordenanzas, incluida la investidura del templo (véase 27.2.2).

  • Prestar servicio como obreros de las ordenanzas o como voluntarios del templo (véase 25.5).

  • Participar en ordenanzas por personas fallecidas.

  • Averiguar información acerca de sus familiares y sus antepasados (véase Mi familia: Historias que nos unen).

  • Identificar a antepasados que necesiten las ordenanzas del templo (véase FamilySearch.org).

  • Prestar servicio como consultores de templo y de historia familiar (véase 25.2.4).

  • Participar en la indexación (véase FamilySearch.org/indexing).

14.3

Imagen
Los barrios y las estacas de jóvenes adultos solteros y los barrios de adultos solteros

La mayoría de los miembros solteros asisten a barrios geográficos. A manera de excepción, donde haya un gran número de miembros solteros que vivan cerca, los líderes del sacerdocio podrían recomendar la creación de las unidades siguientes. Estas unidades deben cumplir con los criterios que se encuentran en el capítulo 37.

  • Un barrio de jóvenes adultos solteros para miembros de dieciocho a treinta años (véase 37.2)

  • Una estaca de jóvenes adultos solteros para miembros de dieciocho a treinta años (véase 37.3)

  • Un barrio de adultos solteros para miembros de treinta y uno a cuarenta y cinco años (véase 37.5)

Esas unidades siguen el programa regular de la Iglesia en la medida de lo posible y también siguen las instrucciones incluidas en este manual.

Los miembros que reúnan los requisitos podrían optar por ser miembros del barrio de jóvenes adultos solteros o del barrio de adultos solteros, donde los haya, o pueden optar por ser miembros de su barrio geográfico.

El ser miembro de un barrio de jóvenes adultos solteros o de un barrio de adultos solteros es una cuestión provisional:

  • Cuando un miembro soltero se casa, pasa a ser miembro de un barrio geográfico.

  • Cuando un miembro de un barrio de jóvenes adultos solteros cumple treinta y un años, pasa a ser miembro de un barrio de adultos solteros (si hay uno en el lugar donde vive) o de un barrio geográfico.

  • Cuando un miembro de un barrio de adultos solteros cumple cuarenta y seis años, pasa a ser miembro de un barrio geográfico.

Al hacer la transición entre uno y otro barrio, el miembro y sus líderes se comunican con los líderes del barrio geográfico. Los líderes del nuevo barrio le asignan hermanos y hermanas ministrantes, y consideran un llamamiento o una asignación que ayude al miembro a sentirse bienvenido y a participar en la obra del barrio.

14.4

Pautas y normas adicionales

14.4.1

Los lugares de reunión

Un lugar de reunión es un sitio designado donde los jóvenes adultos solteros y sus amigos pueden reunirse para hermanarse y participar en cualquiera de las actividades siguientes:

  • Aprendizaje del Evangelio, incluso Instituto.

  • Cursos de autosuficiencia, oportunidades educativas y grupos de apoyo.

  • Servicio y actividades.

  • Compartir el Evangelio y acercarse a la comunidad.

  • Obra del templo y de historia familiar.

  • Otros programas de la Iglesia.

Todos los lugares de reunión designados deben ser aprobados por la Presidencia de Área. Los presidentes de estaca y los obispos supervisan los lugares de reunión. Estos lugares se encuentran en instalaciones existentes de la Iglesia, tales como centros de reuniones o edificios de Instituto. Los presidentes de estaca que deseen establecer un lugar de reunión para jóvenes adultos solteros deben ponerse en contacto con la Presidencia de Área.

14.4.2

La noche de los lunes

A modo de excepción, los barrios de jóvenes adultos solteros y de adultos solteros podrían hacer actividades la noche de los lunes, también en los edificios de la Iglesia (véase 20.5.3).

14.4.3

Los cuórums de élderes y las sociedades de socorro adicionales

Con la aprobación del presidente de estaca, el obispo de un barrio de miembros solteros podría organizar más de una Sociedad de Socorro y de un cuórum de élderes (véanse 8.1.39.1.3).

14.4.4

Los miembros llamados a servir en unidades para miembros solteros

En las unidades para miembros solteros, solamente el obispo y el presidente de estaca deben ser llamados de un barrio geográfico. Según lo indique el Espíritu, los miembros solteros pueden ocupar muchos de los demás llamamientos de la unidad.

Aquellos que son llamados a servir en una unidad para miembros solteros fuera de su barrio geográfico, por lo general, sirven no más de tres a cinco años en esas unidades. Este límite incluye todo el tiempo de servicio que se acumule en diversos llamamientos.

Los líderes de las estacas geográficas deben brindar apoyo a los miembros que sean considerados para servir en unidades para miembros solteros; sin embargo, esos líderes deliberan en consejo a fin de entender las circunstancias de los miembros.

Los llamamientos se podrían extender a personas de forma individual o a matrimonios. En algunos casos, uno de los cónyuges podría tener que permanecer en un barrio geográfico mientras que el otro sirve en un barrio para miembros solteros.

Las cédulas de miembro de los obispos y sus familiares, por lo general, permanecen en su barrio geográfico mientras sirven en un barrio para miembros solteros. Lo mismo sucede con las personas que sirven en la presidencia de estaca o en el obispado, en el sumo consejo o en la presidencia de la Sociedad de Socorro de estaca, si se llama a esos miembros a servir fuera de su barrio geográfico. Esos miembros y sus familiares pagan el diezmo y las ofrendas en su barrio geográfico, y también acuden a sus líderes de barrio y estaca geográficos para su entrevista de la recomendación para el templo.

14.4.5

Los períodos de vacaciones escolares

De ser posible, los barrios de jóvenes adultos solteros funcionan durante los períodos de vacaciones escolares. Si fuera necesario, varios barrios de jóvenes adultos solteros podrían reunirse juntos. En esos casos, los barrios mantienen por separado las cédulas, los informes de asistencia y los registros de finanzas.

14.4.6

Las entrevistas en los barrios y las estacas de jóvenes adultos solteros

En la mayoría de los casos, el presidente de estaca entrevista a los miembros que vayan a hacer lo siguiente:

  • Recibir su propia investidura.

  • Ser sellados a un cónyuge.

  • Ser recomendados para recibir el Sacerdocio de Melquisedec.

  • Ser recomendados para servir en misiones.

Como excepción, el presidente de una estaca de jóvenes adultos solteros podría autorizar a sus consejeros a que realicen algunas de esas entrevistas.

En los barrios grandes de jóvenes adultos solteros, los obispos podrían autorizar a los consejeros a llevar a cabo entrevistas para los miembros que vayan a hacer lo siguiente:

  • Recibir su propia investidura.

  • Ser sellados a un cónyuge (véase 26.3.1).

14.4.7

La participación en actividades para miembros solteros

Una persona que está separada de su cónyuge o que está en proceso de divorcio participa en un barrio geográfico. La persona podría asistir a un barrio o a actividades para miembros solteros en cuanto su sentencia de divorcio sea definitiva.

14.4.8

Los padres solteros

Los miembros y los líderes tienen en cuenta a los padres solteros y se esfuerzan por cubrir sus necesidades específicas. Por lo general, los padres solteros con hijos en casa asisten a su barrio geográfico. Eso permite que sus hijos sean activos en las organizaciones de la Primaria y de los jóvenes. Los padres solteros podrían asistir a las actividades de un barrio de jóvenes adultos solteros o de adultos solteros.