Manuales y llamamientos
20. Actividades


“20. Actividades”, Manual General: Servir en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 2020.

“20. Actividades”, Manual General.

Imagen

20

Actividades

20.1

Propósitos

Las actividades de la Iglesia unen a los miembros de la Iglesia y a otras personas como “conciudadanos con los santos” (Efesios 2:19). Entre sus propósitos podrían incluirse los siguientes:

  • Edificar la fe en Jesucristo.

  • Proveer diversión y fomentar la unidad.

  • Brindar oportunidades de crecimiento personal.

  • Fortalecer a las personas y las familias.

  • Ayudar a los miembros a participar en la obra de salvación y exaltación (véase 1.2).

Algunos ejemplos de actividades de la Iglesia incluyen:

  • El servicio que bendiga a los demás y edifique lazos con la comunidad.

  • La obra misional, la obra del templo y la obra de historia familiar.

  • Oportunidades de desarrollar la autosuficiencia y habilidades de liderazgo.

  • Instrucción académica y formación vocacional.

  • Actividades al aire libre.

  • Oportunidades de cultivar talentos y el aprecio por las artes culturales.

  • Deportes y buen estado físico.

  • Celebraciones de ocasiones especiales, como días festivos o eventos históricos locales o de la Iglesia.

Tal y como se utiliza en este manual, el término actividad de la Iglesia alude a una actividad auspiciada por una unidad, un cuórum o una organización de la Iglesia.

20.2

Planificar actividades

Antes de planificar una actividad, los líderes consideran las necesidades espirituales y temporales de los miembros, y procuran la guía del Espíritu para decidir qué tipo de actividad contribuiría a satisfacerlas.

20.2.1

La responsabilidad de planificar actividades

Para obtener información sobre cómo planificar actividades de estaca y multiestaca, véase 20.3.

Las actividades de barrio pueden planificarse de cualquiera de las maneras siguientes, atendiendo a las necesidades locales:

  • El consejo de barrio podría supervisar la planificación.

  • El consejo de barrio podría a asignar a organizaciones específicas para que ayuden a planificar una o varias actividades.

  • Cuando sea necesario, y siempre que haya suficientes miembros, el obispado puede organizar un comité de actividades del barrio. Se puede llamar a jóvenes como miembros del comité. Dicho comité opera bajo la dirección del consejo de barrio, el cual asigna a uno de sus miembros para que esté en contacto regular con el comité.

Para obtener información sobre cómo planificar actividades para los jóvenes del barrio, véanse 10.2.1.3 y 11.2.1.3.

20.2.2

Invitar a todos a participar

Quienes planifican actividades deben tender una mano a todos, especialmente a los miembros nuevos, los menos activos, los jóvenes, los adultos solteros, las personas con discapacidades y las personas de otras religiones. Las personas responsables de la planificación deben tener en cuenta las limitaciones físicas de los participantes, así como las diferencias culturales y de idioma.

Las personas responsables de la planificación deben buscar maneras de incluir a los participantes. Por ejemplo, podrían invitar a los miembros y a otras personas a que empleen sus habilidades y talentos en la actividad.

Si bien el reunirse para una actividad puede ser una bendición, los miembros no deben sentirse obligados a asistir a cada actividad. Las actividades no deben suponer una carga indebida para los líderes ni para los miembros.

20.2.3

Normas

Las actividades de la Iglesia deben ser edificantes y hacer hincapié en aquello que sea “virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza” (Artículos de Fe 1:13). No deben incluir nada que sea contrario a las enseñanzas de la Iglesia, ni tampoco medios de difusión ni otra forma de entretenimiento que haga parecer aceptable lo que es inapropiado.

Las sustancias que son contrarias a la Palabra de Sabiduría no se permiten en las actividades de la Iglesia ni en sus propiedades. Las personas que se encuentren bajo los efectos del alcohol u otras drogas no pueden participar en las actividades de la Iglesia. Si se produce una situación de este tipo, los líderes deben responder con compasión.

20.2.4

Equilibrio y variedad

Los líderes deben planificar un conjunto equilibrado de actividades que incluyan actividades de servicio, actividades de artes culturales y actividades físicas (véase 20.1). Los miembros deben tener oportunidades de participar en actividades que despierten su interés, además de apoyar a otras personas en lo que les interese a ellas.

Las secciones siguientes contienen ejemplos de buenas actividades.

20.2.4.1

El servicio

Las actividades de servicio brindan oportunidades de demostrar amor a otras personas, sentir el gozo de ayudarlas y mejorar las comunidades.

Estas actividades pueden incluir visitar a personas que estén enfermas o solas, embellecer edificios y terrenos de la Iglesia, y participar en proyectos de la comunidad. En los lugares donde esté disponible, SirveAhora.org sugiere oportunidades de servicio en la comunidad.

Las actividades de servicio deben cumplir las pautas de seguridad (véase 20.7.6.1).

Imagen

20.2.4.2

Artes culturales

Las actividades de artes culturales brindan oportunidades de que los miembros desarrollen y compartan sus talentos. Estas actividades también fomentan la creatividad, la confianza y la cooperación. Podrían incluir exposiciones de manualidades, programas de talentos, bailes, música o representaciones teatrales, además de celebraciones culturales, festividades o celebraciones históricas de la Iglesia a nivel local o general.

20.2.4.3

Esparcimiento, salud, estado físico y deportes

Como personas, familias o grupos de la Iglesia, se anima a los miembros a que participen en actividades que contribuyan a su salud y estado físico. Algunas actividades de esparcimiento de la Iglesia pueden planificarse para que los miembros de la familia participen juntos.

Para obtener información sobre actividades deportivas, véase 20.5.9.

20.2.5

Programación de actividades

Las actividades de la Iglesia deben planificarse con tanta antelación como sea posible. Los líderes mantienen informados a los padres en cuanto a las actividades para los niños y los jóvenes.

Las actividades deben realizarse en un horario razonable y deben concluir lo bastante temprano como para que los participantes puedan trasladarse a sus hogares de forma segura.

Si se fuera a llevar a cabo una actividad en un centro de reuniones o en otro edificio de la Iglesia, este debe reservarse por adelantado para evitar conflictos de horarios

Los lunes por la noche están reservados para actividades familiares (véase 20.5.3).

20.2.6

Fondos para las actividades

La mayoría de las actividades deben ser sencillas y tener un costo pequeño o inexistente. El obispo o el presidente de estaca debe aprobar cualquier gasto por adelantado.

Los miembros no deben tener que pagar para participar en las actividades, generalmente. Las normas y pautas sobre financiación de actividades pueden consultarse en 20.6.

20.3

Actividades de estaca, multiestaca y Área

20.3.1

Pautas generales

La mayoría de las actividades de la Iglesia se realizan a nivel de barrio. También se anima a los líderes a efectuar actividades especiales de estaca y multiestaca cuando tales actividades contribuyan a lograr los propósitos que se detallan en 20.1.

Las actividades de estaca y multiestaca son particularmente beneficiosas para los jóvenes, los miembros solteros y las mujeres, en especial en las regiones donde hay pocos miembros. Las actividades de estaca y multiestaca bien planificadas pueden brindar a los miembros un círculo más amplio de amistades. Los líderes determinan las necesidades de las personas a las que sirven, consideran si tales actividades ayudarían a satisfacerlas y entonces las recomiendan a la presidencia de estaca.

20.3.2

Actividades de estaca

Las presidencias de los Hombres Jóvenes, las Mujeres Jóvenes, la Sociedad de Socorro y la Primaria de estaca inician el proceso de planificación de las actividades de estaca de sus organizaciones.

El comité de jóvenes adultos solteros de estaca inicia el proceso de planificación de actividades de estaca para los jóvenes adultos solteros.

Si se organiza un comité de adultos solteros de estaca, sus miembros inician el proceso de planificación de actividades para los adultos solteros.

Si se organiza un comité de actividades de estaca, este puede planificar actividades de estaca y servir como recurso para las organizaciones de estaca en la planificación de sus actividades, tal como se bosqueja en 20.3.2.1.

Todas las actividades de estaca requieren la aprobación de la presidencia de estaca y se coordinan en las reuniones del consejo de estaca.

Los líderes de estaca notifican las actividades de estaca a los líderes de barrio con antelación suficiente. También se aseguran de que las actividades de estaca complementen las actividades de barrio en vez de competir con ellas.

20.3.2.1

El comité de actividades de estaca

La presidencia de estaca puede organizar un comité de actividades de estaca para que ayude al consejo de estaca a planificar actividades de estaca. Este comité consta de un presidente (un miembro del sumo consejo) y de los miembros que lo integran (véanse 20.3.2.2 y 20.3.2.3). Además, la presidencia de estaca podría asignar a otros miembros para que ayuden a planificar una o varias actividades.

20.3.2.2

El presidente del comité de actividades de estaca

Si la presidencia de estaca organiza un comité de actividades de estaca, asigna a un miembro del sumo consejo como presidente de este. Sus responsabilidades pueden incluir:

  • Llevar un calendario con las actividades de la estaca.

  • Supervisar a los miembros del comité durante la planificación de las actividades de la estaca.

  • Recomendar a la presidencia de estaca un presupuesto detallado de las actividades de la estaca antes del comienzo de cada año, el cual no incluye las actividades que planifican las propias organizaciones de la estaca.

  • Servir como recurso para los líderes de las organizaciones de la estaca cuando planifiquen actividades.

20.3.2.3

Los miembros del comité de actividades de estaca

Un miembro de la presidencia de estaca o un miembro asignado del sumo consejo puede llamar a miembros para que sirvan en el comité de actividades de estaca. Estos prestan servicio bajo la dirección del presidente del comité. Los miembros del comité ayudan a planificar y organizar las actividades en la estaca.

20.3.3

Actividades multiestaca y de Área

En las regiones donde haya pocos jóvenes, los líderes deben realizar con periodicidad actividades multiestaca para ellos a fin de que puedan beneficiarse del socializar en grupos más grandes. También se pueden llevar a cabo actividades de Área para los jóvenes de manera ocasional.

Deben realizarse actividades multiestaca frecuentes para los jóvenes adultos solteros cuando el reunirse no requiera demasiado tiempo ni demasiados gastos. También se pueden realizar ocasionalmente actividades de Área para los jóvenes adultos solteros.

Para obtener información sobre las actividades multiestaca para miembros solteros, véase 14.2.1.3.

Las actividades multiestaca deben ser sencillas y variadas.

Si los presidentes de estaca piensan que una actividad multiestaca sería beneficiosa para los miembros de sus estacas, pueden solicitar permiso a la Presidencia de Área. Antes de proponer una actividad multiestaca, los presidentes de estaca consideran si es la mejor manera de satisfacer las necesidades que hayan determinado. Los presidentes de estaca consideran el costo, el tiempo y los traslados que requeriría la actividad, además de las condiciones de seguridad (véase 20.7.6).

Las reuniones para coordinar la planificación de actividades multiestaca pueden realizarse antes o después de las reuniones del consejo de Área y del consejo de coordinación (véanse 5.2.3 y 5.2.4). Según sea necesario podría invitarse a asistir a líderes adicionales, incluso a las presidentas de la Sociedad de Socorro y las Mujeres Jóvenes de estaca y al presidente de los Hombres Jóvenes de estaca.

La Presidencia de Área puede asignar a presidentes de estaca o a Setentas de Área para que dirijan los comités que planifican y llevan a cabo las actividades multiestaca o de Área. Las presidencias de estaca pueden llamar a miembros de sus estacas para que sirvan en esos comités.

Los fondos de la mayor parte de las actividades multiestaca proceden del presupuesto de las estacas participantes. Cuando se apruebe, los fondos para las actividades de Área pueden proceder de los presupuestos del Área o de las Oficinas Generales de la Iglesia.

20.3.4

Acatar las normas de la Iglesia en cuanto a los viajes

Las actividades de estaca, multiestaca y Área deben cumplir con las normas de la Iglesia en cuanto a los viajes (véase 20.7.7). Los viajes para las conferencias FSY [anteriormente llamadas PFJ] deben cumplir con las normas de la Iglesia en cuanto a los viajes, a menos que un administrador FSY dé otras instrucciones a los líderes locales.

Imagen

20.4

La conferencia de la juventud

A partir del mes de enero del año en que cumplen catorce años, se invita a los hombres y a las mujeres jóvenes a participar juntos en una conferencia de la juventud. Las conferencias de la juventud suelen llevarse a cabo una vez al año a nivel de barrio o estaca, aunque también se pueden efectuar a nivel multiestaca o de Área. Las estacas y los barrios no deben realizar conferencias de la juventud el año en que se asigne a los jóvenes a asistir a una conferencia FSY.

Las conferencias de la juventud tienen como propósitos ayudar a los jóvenes a:

  • Edificar la fe en Jesucristo.

  • Fortalecer testimonios.

  • Desarrollar talentos.

  • Hacer nuevas amistades.

  • Divertirse con jóvenes que tienen creencias y normas similares.

Los jóvenes también pueden aprender habilidades de liderazgo al ayudar a planificar las conferencias de la juventud.

Las conferencias de la juventud de barrio las planifica y lleva a cabo el consejo de barrio para la juventud bajo la dirección del obispado (véase 29.2.6). El obispado obtiene la aprobación de la presidencia de estaca de los planes para la conferencia de la juventud de barrio.

Las conferencias de la juventud de estaca las planifica y lleva a cabo el comité de líderes de jóvenes de estaca (véase 29.3.10). Se debe invitar a jóvenes a ayudar al comité tanto como sea posible.

Las conferencias de la juventud se financian con el presupuesto del barrio o de la estaca. A los miembros no se les debe pedir que paguen por ellas (véase 20.6).

Cuando los líderes y los jóvenes planifiquen una conferencia de la juventud, deben observar las normas de este capítulo y las pautas siguientes:

  • Seleccionar un lema del Evangelio, tal como un pasaje de las Escrituras, que inspire a los jóvenes y los ayude a entender las expectativas de la conferencia. Se podría utilizar el lema anual de la Iglesia para los jóvenes como lema de la conferencia de la juventud. El obispado o la presidencia de estaca debe aprobar el lema.

  • Planificar actividades que sean coherentes con el lema.

  • Obtener la aprobación del obispado o la presidencia de estaca para todos los oradores y todas las actividades. Los oradores deben ser miembros de la Iglesia que enseñen por medio del Espíritu. Véase 38.8.17 para informarse sobre otras pautas concernientes a los oradores.

  • Si un evento se programa para el domingo, debe ser apropiado para el día de reposo. Se permite la realización de reuniones de testimonio, charlas del obispado para los jóvenes o reuniones similares. Sin embargo, no se deben realizar reuniones sacramentales —ni se debe administrar la Santa Cena— fuera de los centros de reuniones del barrio o la estaca. Cualquier excepción debe ser para una actividad patrocinada por la Iglesia y debe ser aprobada por la Presidencia de Área. Los grupos no deben viajar a la conferencia de la juventud ni regresar de ella en domingo.

  • Asegurarse de contar con la debida supervisión adulta en todo momento (véase 20.7.1).

  • Cumplir con todas las pautas relativas a la seguridad que se encuentran en 20.7.6

Se invita a los líderes adultos a asistir a la conferencia tanto como les sea posible. Entre ellos se cuentan el obispado o la presidencia de estaca, la presidencia de las Mujeres Jóvenes de barrio o estaca, y la presidencia de los Hombres Jóvenes de estaca. También se puede invitar a las asesoras y los asesores de las Mujeres Jóvenes y de los Hombres Jóvenes de barrio, respectivamente.

20.5

Normas y pautas para seleccionar y planificar actividades

Los líderes se aseguran de que las normas y pautas siguientes se observen durante la selección y planificación de las actividades de la Iglesia.

20.5.1

Actividades de carácter comercial o político

No se permite ninguna actividad con finalidad comercial ni política (véase 35.5.2).

20.5.2

Los bailes y la música

En todos los bailes, la vestimenta, la apariencia personal, la iluminación, los estilos de baile, la letra de las canciones y la música deben contribuir a un ambiente en el que pueda estar presente el Espíritu del Señor (véase el cuadernillo Para la Fortaleza de la Juventud).

Los líderes utilizan el formulario Contrato para funciones cuando contraten los servicios de una banda, una orquesta o un disc jockey [pinchadiscos]. Ese contrato sirve para garantizar que la conducta y la música sean las adecuadas para los bailes de la Iglesia. Los líderes redactan acuerdos claros que comprometan a las personas que proporcionan la música a seguir las normas de la Iglesia en las actividades de la Iglesia.

20.5.3

La noche de los lunes

Se insta a los miembros a realizar actividades familiares los lunes o en otras ocasiones. No deben llevarse a cabo actividades, reuniones ni servicios bautismales después de las 6 de la tarde de los lunes.

Los líderes se aseguran de que los edificios y otras instalaciones de la Iglesia estén cerrados los lunes por la noche. Los lunes por la noche no se pueden efectuar recepciones ni actividades similares en las instalaciones de la Iglesia.

A modo de excepción, los barrios de jóvenes adultos solteros y los de adultos solteros pueden hacer actividades durante la noche de los lunes, incluso en los edificios de la Iglesia. También se puede hacer una excepción cuando la víspera del Año Nuevo caiga en lunes (véase 20.5.4).

20.5.4

Actividades de víspera del Año Nuevo

Si un barrio o una estaca planifican una actividad de víspera del Año Nuevo, los líderes deben observar las pautas siguientes cuando esta festividad caiga en sábado, domingo o lunes.

Sábado. El presidente de estaca puede programar un domingo alternativo para observar el día de ayuno. La actividad puede extenderse más allá de la medianoche. Sin embargo, debe finalizar poco después, para que los participantes puedan asistir a las reuniones dominicales.

Domingo. Se pueden planificar actividades de la Iglesia para el sábado 30 de diciembre y se aplican las pautas del párrafo anterior. Se alienta a las familias a que celebren la víspera del Año Nuevo en sus hogares. Las actividades deben ser apropiadas para el día de reposo.

Lunes. El presidente de estaca o el obispo puede autorizar el uso de los edificios de la Iglesia el lunes por la noche.

20.5.5

Actividades que incluyan pasar la noche fuera de casa

Se requiere el permiso de los padres o los tutores legales para toda actividad de la Iglesia con jóvenes que incluya pasar la noche fuera de casa (véase 20.7.4).

Las actividades de la Iglesia para grupos combinados de hombres y mujeres jóvenes que incluyan pasar la noche fuera de casa deben ser aprobadas por el obispo y el presidente de estaca. Lo mismo se aplica a las actividades de miembros varones y mujeres que sean solteros. Tales actividades deben ser poco frecuentes. Entre estas actividades se incluyen las conferencias para la juventud, conferencias FSY o viajes al templo que requieran recorrer largas distancias.

Los participantes varones y mujeres, así como los líderes varones y mujeres, deben disponer de instalaciones separadas para dormir. No obstante, una pareja casada puede compartir el mismo cuarto o la misma tienda de campaña. Cada joven debe tener su propia cama o bolsa [saco] de dormir.

En la mayoría de los casos, un joven no puede permanecer en la misma tienda de campaña ni en el mismo cuarto que un adulto a menos que este sea su padre, madre o tutor legal. Se puede hacer una excepción si hay al menos dos adultos en la tienda de campaña o en el cuarto que sean del mismo sexo que el joven.

Si los líderes adultos y los jóvenes comparten otras instalaciones para pasar la noche, como una cabaña, deberá haber por lo menos dos adultos en cada instalación y deberán ser del mismo sexo que los jóvenes.

Todas las actividades de la Iglesia que incluyan pasar la noche fuera de casa deben contar por lo menos con dos líderes adultos.

Debe haber presente en todo momento una cantidad suficiente de adultos poseedores del sacerdocio durante las actividades que incluyan pasar la noche fuera de casa a fin de brindar apoyo y protección. Para las actividades de las Mujeres Jóvenes, los poseedores del sacerdocio deben quedarse en instalaciones separadas de las de las jóvenes.

Los líderes llenan el formulario Plan de eventos y actividades para todas las actividades que incluyan pasar la noche fuera de casa

No se aprueban las actividades que duren toda la noche en los centros de reuniones ni en los terrenos de los centros de reuniones de la Iglesia.

Para obtener más información, véase “Preguntas frecuentes: ¿Qué debo hacer…” en LaIglesiadeJesucristo.org.

20.5.6

La representación de la Deidad

No se debe representar a Dios el Padre ni al Espíritu Santo en ninguna reunión, representación teatral ni presentación musical.

Si se representara al Salvador, se debe hacer con reverencia y dignidad. Para ese papel solo se debe considerar a hombres de íntegro carácter personal. La persona que represente al Salvador no debe cantar ni bailar. Al hablar, debe utilizar solo citas literales de pasajes de las Escrituras que haya dicho el Salvador. Debe cambiarse inmediatamente de ropa al término de la representación.

El Salvador no debe ser representado por niños en una representación teatral, excepto en la escena del Nacimiento.

20.5.7

Las oraciones en devocionales y actividades

Todas las actividades deben iniciarse y, cuando sea apropiado, terminarse con una oración. También pueden incluir un himno, un pensamiento espiritual o las palabras de un líder o de un participante.

20.5.8

La observancia del día de reposo

No se deben programar campamentos de la Iglesia, eventos deportivos ni recreativos en domingo. Tampoco deben viajar grupos de jóvenes ni otros a campamentos ni a conferencias de la juventud o regresar de ellos en domingo.

A modo de excepción, cuando la seguridad y los costos del viaje supongan una inquietud seria, algunas actividades de los jóvenes podrían programarse para realizarse inmediatamente después de las reuniones dominicales de adoración. Tales actividades no deben formar parte del horario dominical de las reuniones y deben estar en armonía con el espíritu del día de reposo. Se requiere la aprobación del obispo y el presidente de estaca.

20.5.9

Los deportes

Las actividades deportivas de la Iglesia brindan oportunidades de realizar actividad física y hermanamiento. Hacen hincapié en la participación, el espíritu deportivo y el desarrollo de habilidades. Cuando la actividad implica la competencia, debe hacerse todo lo posible por evitar la contención. Todos los integrantes de un equipo deben tener oportunidades frecuentes de jugar, sin importar cuál sea su nivel de destreza.

La presidencia de estaca supervisa las actividades deportivas auspiciadas en su estaca. También establece pautas que (1) especifiquen las edades a las que los jugadores pueden participar en actividades deportivas de la Iglesia y (2) determinen la elegibilidad de los jugadores. Tales decisiones deben tomarse antes del comienzo de la temporada de juego.

Si se llevan a cabo actividades deportivas multiestaca, la Presidencia de Área o el Setenta de Área asignado las supervisa. Tales actividades las gestionan especialistas en deportes que son llamados por los presidentes de estaca agentes designados por la Presidencia de Área. No se aprueba la realización de torneos deportivos de Área.

Los participantes en actividades deportivas de la Iglesia no necesitan ser miembros de la Iglesia. No obstante, deben vivir dentro de los límites de la unidad y comprometerse a seguir los principios y las normas de la Iglesia durante la actividad.

Si los equipos fueran a utilizar uniformes, estos deben ser sencillos, económicos y apropiados para la actividad. Por lo general, las camisetas o los suéteres de color son suficientes. Los uniformes se deben comprar con el presupuesto de la estaca o del barrio.

No se alienta la entrega de premios o trofeos a personas ni a equipos.

20.5.10

Las visitas al templo

Las visitas al templo se organizan a nivel de barrio o estaca dentro del distrito del templo asignado.

No se alienta la realización de visitas organizadas por barrios o estacas a templos fuera del distrito del templo asignado. Las visitas de ese tipo deben contar con la aprobación de la presidencia de estaca. Las visitas al templo en las que se pase la noche fuera de casa también requieren la aprobación de la presidencia de estaca.

Las visitas al templo deben cumplir con las normas de viajes que se detallan en 20.7.7. Las visitas en las que se pase la noche fuera de casa también deben cumplir con las normas que se detallan en 20.5.5.

Imagen

20.5.11

Actividades no aprobadas

Las unidades de la Iglesia no pueden patrocinar ninguna actividad que no esté en armonía con las pautas de este capítulo, entre ellas:

  • Actividades con un riesgo alto de producir lesiones o contraer enfermedades (véase 20.7.6).

  • Actividades que requieran gastos o viajes inusuales (véase 20.7.7).

  • Programas de ejercicios que incluyan música, letras de canciones, ropa u otros elementos que no estén en armonía con las normas de la Iglesia.

Si un obispo tuviera una pregunta respecto a si una actividad es apropiada, la dirige al presidente de estaca. Los presidentes de estaca pueden dirigir sus preguntas a la Presidencia de Área.

20.6

Normas y pautas de financiación de actividades

Los líderes se aseguran de que las normas y pautas siguientes se observan en la financiación de todas las actividades de la Iglesia.

20.6.1

Actividades costeadas con el presupuesto del barrio o la estaca

Los fondos de presupuesto de los barrios o las estacas deben usarse para costear todas las actividades, salvo las posibles excepciones que se enumeran en 20.6.2.

Los miembros no deben proporcionar materiales, suministros, pagar alquileres ni entradas, ni costear viajes de larga distancia de su propio bolsillo, aunque sí pueden proporcionar alimentos, si ello no supone una carga.

20.6.2

Fondos para campamentos de la juventud

Si el presupuesto del barrio o la estaca no tuviera fondos suficientes para costear las actividades siguientes, los líderes pueden pedir a los participantes que las paguen en parte o en su totalidad:

  • Un campamento anual ampliado, o similar, para el Sacerdocio Aarónico.

  • Un campamento anual ampliado, o similar, para las Mujeres Jóvenes.

  • Un campamento anual de un día, o una actividad similar, para niños de la Primaria de ocho a once años.

Los gastos del desplazamiento a un campamento anual no pueden ser excesivos. La carencia de fondos personales no debe impedir la participación de ningún miembro.

Si los fondos de los presupuestos del barrio, la estaca y los participantes no fueran suficientes para los campamentos, el obispo puede autorizar la realización de un evento anual de recaudación de fondos, el cual debe cumplir con las pautas que se detallan en 20.6.5

Para obtener información sobre la financiación de grandes eventos multiestaca o de Área para jóvenes adultos solteros, véase 14.2.1.3.

20.6.3

Fondos para conferencias FSY

Se puede pedir a los jóvenes que realicen un pago para asistir a conferencias de Para la Fortaleza de la Juventud (FSY). Si el costo impidiera la participación de algún joven, el obispo puede utilizar fondos del presupuesto del barrio para abonar parte o la totalidad del pago (véase FSY.ChurchofJesusChrist.org).

20.6.4

Fondos para equipo y materiales

De ser posible, el equipo y los materiales que necesite el barrio para los campamentos anuales de la juventud se adquirirán con fondos del presupuesto del barrio. Si estos fondos no fueran suficientes, el obispo puede autorizar un evento anual de barrio de recaudación de fondos, el cual debe cumplir con las pautas que se detallan en 20.6.5.

El equipo y los materiales que se adquieran con fondos del presupuesto del barrio o con dinero recaudado en un evento de recaudación de fondos son para uso exclusivo de la Iglesia y no para uso personal.

20.6.5

Eventos de recaudación de fondos

Los gastos de las actividades de barrio o de estaca suelen pagarse con los fondos del presupuesto. Sin embargo, un presidente de estaca o un obispo puede autorizar la realización de un evento de recaudación de fondos al año solo para estos fines:

  • Contribuir al pago de las actividades que se mencionan en 20.6.2.

  • Contribuir a la compra del equipo que la unidad necesite para los campamentos anuales, como se detalla en 20.6.4.

Si se lleva a cabo la actividad de recaudación de fondos, esta debe reportar un valor y un servicio significativos.

Los líderes se aseguran de que los fondos recaudados se repartan de manera equitativa. El presupuesto de los cuórums del Sacerdocio Aarónico se basa en la cantidad de hombres jóvenes que hay en el barrio. El de las mujeres jóvenes se basa en la cantidad de mujeres jóvenes que hay en el barrio.

Las contribuciones a este tipo de eventos son voluntarias. Los líderes se aseguran de que los miembros no se sientan obligados a realizar una aportación económica.

Las unidades que auspicien actividades de recaudación de fondos no deben publicitarlas ni solicitar aportaciones más allá de sus límites geográficos, ni deben ir de puerta en puerta vendiendo productos ni servicios.

Los siguientes son ejemplos de actividades de recaudación de fondos que no están aprobadas:

  • Actividades sujetas a impuestos.

  • Actividades efectuadas con trabajo remunerado de empleados o contratistas.

  • Entretenimiento por el que la estaca o el barrio paga a artistas por sus servicios.

  • La venta de bienes o servicios de una entidad comercial.

  • Juegos de azar, como rifas, loterías y bingo.

  • Actividades que no sean seguras.

Cualquier excepción a estas instrucciones debe ser aprobada por la Presidencia de Área.

20.7

Normas y pautas de seguridad para actividades

Los líderes se aseguran de que en todas las actividades de la Iglesia se observan las siguientes normas y pautas de seguridad.

20.7.1

Supervisión adulta

Deben estar presentes por lo menos dos adultos en todas las actividades de la Iglesia a las que asistan jóvenes o niños. Podrían necesitarse más adultos dependiendo del tamaño del grupo, las habilidades que se requieran para realizar la actividad u otros factores. Se anima a los padres a ayudar.

Toda persona que trabaje con niños y jóvenes debe completar la capacitación sobre cómo proteger a los niños y jóvenes (véase ProtectingChildren.ChurchofJesusChrist.org).

20.7.2

Requisitos de edad para participar en actividades de jóvenes

Con la aprobación de los padres, los jóvenes pueden asistir a campamentos en los que se pase la noche fuera de casa a partir del mes de enero del año en que cumplan doce años. Pueden asistir a bailes, conferencias de la juventud, y conferencias FSY a partir del mes de enero del año en que cumplan catorce años.

20.7.3

Seguros

20.7.3.1

El seguro personal de automóviles

Véase 20.7.7.

20.7.3.2

El seguro médico personal y de accidentes

En muchas partes del mundo, la cobertura de seguro médico y de accidentes está disponible a través de los empleadores o de programas gubernamentales. Si se lesionan durante una actividad de la Iglesia, los miembros que dispongan de esta cobertura deben acceder a todas las prestaciones disponibles antes de acudir a la aseguradora de la actividad de la Iglesia en busca de ayuda (véase 20.7.3.4).

20.7.3.3

El seguro personal de responsabilidad civil

Donde sea posible, la Iglesia aconseja a los miembros y líderes que supervisen actividades de la Iglesia que se protejan a sí mismos contratando sumas razonables de primas de responsabilidad civil. Dicho seguro tal vez se pueda conseguir a través de seguros de propiedad inmobiliaria u otros tipos de pólizas. Para obtener más información, véase “Preguntas frecuentes: ¿Qué debo hacer…” en LaIglesiadeJesucristo.org.

20.7.3.4

Church Activity Medical Assistance Program [Programa de Asistencia Médica para Actividades de la Iglesia]

En los Estados Unidos y Canadá, el programa Church Activity Medical Assistance (CAMA, por sus siglas en inglés) proporciona prestaciones médicas y dentales de carácter secundario cuando se producen lesiones al participar en una actividad de la Iglesia. En caso necesario, también brinda asistencia funeraria. Este programa está concebido para complementar, no para sustituir, el seguro médico y de accidentes de la persona. Para más información, véase “Preguntas frecuentes: ¿Qué debo hacer…” en LaIglesiadeJesucristo.

Si se produce un incidente durante un evento patrocinado por la Iglesia, los líderes determinan si es necesario acudir al CAMA. Cualquier líder puede comunicar un incidente mediante el Sistema Mundial de Informes de Incidentes en incidents.ChurchofJesusChrist.org. Si el líder indica que se espera recibir asistencia médica más allá de los primeros auxilios, se enviará una notificación al obispo, quien recibirá la información de los asistentes al evento. El obispo considera la capacidad de la persona de pagar los gastos médicos por otros medios, como la cobertura de seguro personal u otros recursos. También podría autorizar el uso de los fondos del CAMA, si considera que es apropiado.

Para obtener más información, véase el Church Activity Medical Assistance Handbook [Manual de atención médica para actividades de la Iglesia]. Para conseguir este manual, póngase en contacto con:

Deseret Mutual Benefit Administrators

P.O. Box 45530

Salt Lake City, UT 84145-0530, EE. UU.

Teléfonos: 1-801-578-5650 o 1-800-777-1647

Correo electrónico: churchactivity@dmba.com

Sitio web: dmba.com/churchactivity

20.7.3.5

Certificados de seguro

A menudo se pide a la Iglesia que presente constancia de cobertura de seguros para las actividades. Tales solicitudes suelen incluirse en los acuerdos de alquiler, contratos o permisos relacionados con las actividades.

En los Estados Unidos y Canadá, los líderes pueden obtener un certificado que acredite la constancia del seguro en InsuranceCertificates.ChurchofJesusChrist.org. En los demás países, los líderes deben comunicarse con la oficina de Área. Las solicitudes deben incluir:

  • El nombre y la dirección de la organización que requiera la constancia de la cobertura del seguro.

  • La descripción de la ubicación de la propiedad, si se fuera a alquilarla.

  • Los límites de responsabilidad civil obligatorios.

  • Otra información relevante acerca de la actividad.

Los líderes deben planificar con suficiente antelación a fin de disponer del tiempo necesario para preparar los certificados.

20.7.4

El permiso de los padres

Los niños y los jóvenes no pueden participar en una actividad de la Iglesia sin el permiso de sus padres o tutores legales. Para las actividades de la Iglesia que incluyan pernoctar, un viaje largo o riesgos más elevados de lo normal se necesita el consentimiento por escrito. Algunas actividades pueden requerir una planificación adicional para reducir los riesgos. La seguridad debe ser siempre una consideración importante (véase 20.7.6.1).

Los padres y tutores legales dan su autorización al firmar el formulario Permiso y autorización para dar atención médica. La persona que esté a cargo de la actividad debe tener un formulario firmado de cada participante.

20.7.5

Informes de abuso o maltrato

Cualquier forma de abuso o maltrato que se produzca durante una actividad de la Iglesia debe denunciarse a las autoridades civiles y comunicarse de inmediato al obispo. Las instrucciones para los miembros se encuentran en 38.6.2.7. Las instrucciones para los obispos se encuentran en 38.6.2.1.

Las definiciones de abuso o maltrato pueden consultarse en 38.6.2.3 y en 38.6.2.4.

20.7.6

Precauciones de seguridad y qué hacer y cómo informar en caso de accidentes

20.7.6.1

Precauciones de seguridad

Los líderes y los participantes deben evaluar detenidamente las actividades para garantizar un riesgo mínimo de lesiones o enfermedades. Las actividades también deben suponer un riesgo mínimo de daños a la propiedad. Los líderes hacen todo lo posible para garantizar la seguridad durante las actividades y pueden disminuir el riesgo de accidentes al planificar eficazmente y ceñirse a las medidas de seguridad.

Las actividades deben incluir capacitación apropiada y supervisión. También deben ser adecuadas para la edad, la capacidad y la madurez de los participantes.

Los líderes instruyen a todos los participantes en las prácticas de seguridad para esa actividad. Cuando las actividades requieran que se posean destrezas físicas específicas o una experiencia determinada, puede ser necesario obtener capacitación especializada o utilizar guías profesionales.

Los líderes deben estar preparados para las emergencias. También deben saber de antemano cómo ponerse en contacto con los agentes locales de la ley y con los servicios de emergencia. Para obtener más información, véase “Preguntas frecuentes: ¿Qué debo hacer…” en LaIglesiadeJesucristo.

Imagen

20.7.6.2

Qué hacer en caso de accidentes

Si se produce un accidente o una lesión en una propiedad de la Iglesia o durante una actividad auspiciada por esta, los líderes observan las pautas siguientes, según corresponda:

  • Dar primeros auxilios. Si la persona necesita atención médica adicional, se contactará a los servicios médicos de emergencia. También se contactará a los padres, a los tutores legales o al familiar más cercano, así como al obispo o al presidente de estaca.

  • Si alguien desaparece o fallece, se notificará de inmediato a los agentes locales de la ley y se colaborará plenamente con ellos.

  • Brindar apoyo emocional.

  • No se debe alentar ni desalentar la toma de medidas legales. No se deben adquirir compromisos en nombre de la Iglesia.

  • Recabar y preservar los nombres y los datos de los testigos, los relatos de los hechos y fotografías.

  • Dar parte del accidente (véase 20.7.6.3).

20.7.6.3

Dar parte de accidentes

Se debe dar parte en línea de las situaciones siguientes en incidents.ChurchofJesusChrist.org. El obispo, el presidente de estaca o el miembro a quien este designe, y que es conocedor del incidente, da parte de inmediato.

  • Se produce un accidente o una lesión en una propiedad de la Iglesia o durante una actividad de la Iglesia.

  • Desaparece una persona que participaba en una actividad de la Iglesia.

  • Se producen daños a propiedades privadas, públicas o de la Iglesia durante una actividad de la Iglesia.

  • Se amenaza con tomar medidas legales o se anticipa que se tomen.

Si durante un evento se produce una lesión grave, un fallecimiento o la desaparición de una persona, el presidente de estaca, el obispo o el miembro a quien este designe de inmediato toma una de las medidas siguientes:

  • En los Estados Unidos o en Canadá, llama primero a la División de Administración de Riesgos de las Oficinas Generales de la Iglesia (1-801-240-4049 o 1-800-453-3860, extensión 2-4049; después de horas laborales o en fines de semana, llame al 1-801-240-1000 o al 1-800-453-3860, y la operadora se contactará inmediatamente con alguien). Luego se comunica con la Presidencia de Área.

  • En el resto de países, lo notifica a la oficina de Área.

El presidente de estaca o el obispo también comunica al gerente de propiedades de la Iglesia cualquier lesión y daños que tengan que ver con instalaciones o propiedades de la Iglesia.

Para obtener más información, véase “Preguntas frecuentes: ¿Qué debo hacer…” en LaIglesiadeJesucristo.

20.7.6.4

Seguros y preguntas

Si se produce una lesión durante un evento de la Iglesia, los líderes determinan si corresponde aplicar el programa Church Activity Medical Assistance Program [Programa de Asistencia Médica en Actividades de la Iglesia] (véase 20.7.3.4).

En algunos casos, el presidente de estaca o el obispo puede tener preguntas acerca de problemas de seguridad o demandas contra la Iglesia. El presidente de estaca, o un obispo bajo su dirección, remite las preguntas a la División de Administración de Riesgos o a la oficina de Área.

20.7.7

Viajes

El obispo o el presidente de estaca debe aprobar todos los gastos relacionados con los viajes de actividades de la Iglesia. Tales viajes no deben suponer una carga excesiva para los miembros. No se aconsejan los viajes de larga distancia.

En algunas situaciones excepcionales, un presidente de estaca o un obispo tal vez sienta que está justificado realizar un viaje de larga distancia para una actividad. Considera en oración los potenciales beneficios espirituales de la actividad, el costo y el efecto que pueda tener en las familias. Si aprueba tal viaje, los miembros no deben costearlo de su propio bolsillo.

Las normas de viajes y la aplicación de las pautas de esta sección deben concordar entre las unidades de la misma Área o del mismo consejo de coordinación. Los presidentes de estaca pueden analizar y llegar a un acuerdo respecto a las normas de viajes durante las reuniones del consejo de coordinación.

Los líderes llenan el formulario Plan de eventos y actividades para aquellas actividades que impliquen realizar un viaje de larga distancia.

Cuando una actividad de la Iglesia para los jóvenes requiera realizar un viaje de larga distancia o pernoctar, los padres o los tutores legales deben dar permiso por escrito para que sus hijos participen (véase 20.7.4). Se debe proporcionar supervisión adulta responsable (véase 20.7.1).

Siempre que sea posible, los grupos de la Iglesia deben utilizar un transporte comercial para los viajes de larga distancia, el cual deberá disponer de licencia y de seguro de responsabilidad civil.

Cuando los grupos de la Iglesia viajen en vehículos privados de pasajeros, cada vehículo debe estar en condiciones de funcionamiento seguro y cada pasajero debe usar un cinturón de seguridad. Cada conductor debe tener licencia para conducir y ser un adulto responsable. Todos los vehículos y los conductores deben estar protegidos por un seguro de responsabilidad civil con una cobertura razonable. Deberán hacerse planes para asegurarse de que cada conductor permanezca despierto y alerta. Siempre que sea posible, un adulto no debe ser la única persona que acompañe a un joven en un vehículo, a menos que el joven sea su hijo.

Las organizaciones de la Iglesia no pueden ser propietarias ni comprar automóviles o autobuses para viajar en grupo.

Un hombre y una mujer no deben viajar juntos solos a actividades, reuniones ni asignaciones de la Iglesia a menos que estén casados el uno con el otro o que ambos sean solteros.

Para obtener más información, véase “Preguntas frecuentes: ¿Qué debo hacer…” en LaIglesiadeJesucristo.

20.8

Normas administrativas para actividades

Los líderes se aseguran de que las normas y pautas siguientes se observen durante la realización de todas las actividades de la Iglesia.

20.8.1

Materiales con derechos de autor

Véase 38.8.10.

20.8.2

Alquiler para actividades en instalaciones que no sean propiedad de la Iglesia

Cuando las instalaciones de la Iglesia no sean adecuadas para realizar actividades de estaca o multiestaca, se podrán alquilar otras con la aprobación del presidente de estaca. El gerente de propiedades de la Iglesia se encarga de estas solicitudes.

Es posible que se pida a las unidades locales que presenten constancia de un seguro de responsabilidad civil cuando alquilen o utilicen instalaciones que no sean propiedad de la Iglesia. Para obtener más información sobre cómo conseguir un certificado de seguro, véase 20.7.3.5.

20.8.3

Actividades sujetas a impuestos

Los líderes se aseguran de que las actividades no pongan en peligro el estado de exención de impuestos de la Iglesia. Véanse las pautas que figuran en 34.8.1.