Primaria
1 – 7 noviembre. Doctrina y Convenios 125–128: “Una voz de alegría para los vivos y los muertos”
anterior siguiente

“1 – 7 noviembre. Doctrina y Convenios 125–128: ‘Una voz de alegría para los vivos y los muertos’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“1 – 7 noviembre. Doctrina y Convenios 125–128”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

Nosotros con ellos y ellos con nosotros, por Caitlin Connolly.

1 – 7 noviembre

Doctrina y Convenios 125–128

“Una voz de alegría para los vivos y los muertos”

Si enseña a niños pequeños y necesita ayuda adicional, consulte “Atender las necesidades de los niños pequeños” que se encuentra al principio de este manual.

Anotar sus impresiones

Invitar a compartir

Ayude a los niños a pensar en algo que hayan aprendido esta semana en su hogar o en la Primaria. Concédales unos minutos para que hagan un dibujo de lo que hayan pensado y lo muestren a la clase.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 126:3

Amo a mi familia.

Después de que Brigham Young volvió a casa tras predicar el Evangelio, el Señor le dijo que se centrara en velar por su familia.

Posibles actividades

  • Comparta con los niños la información sobre Brigham Young que se encuentra en “Capítulo 50: Los santos en Nauvoo” (Relatos de Doctrina y Convenios, pág. 184) o resuma Doctrina y Convenios 126 con sus propias palabras. Después léales Doctrina y Convenios 126:3, haciendo hincapié en la frase “velar especialmente por tu familia”. ¿Qué significa velar por nuestra familia? Ayude a los niños a pensar en formas en las que pueden mostrar amor por sus familiares.

  • Antes de la clase, invite a los niños a que lleven una fotografía de su familia (o pídales que la dibujen). Después pídales que cuenten algo de su familia que les encante. Muestre una fotografía de su familia y haga lo mismo. Explique por qué el Padre Celestial desea que velemos por nuestros familiares. Entonen una canción que enseñe esa verdad, tal como “Cuando ayudamos” (Canciones para los niños, pág. 108).

Doctrina y Convenios 128:5, 12

Todos los hijos de Dios necesitan la oportunidad de ser bautizados.

Además de ayudar a los niños a prepararse para hacer su propio convenio bautismal, enséñeles que podemos ayudar a que aquellos que murieron sin ser bautizados, reciban las mismas bendiciones.

Posibles actividades

  • Muestre una ilustración del bautismo de Jesucristo (véase el Libro de obras de arte del Evangelio, nro. 35), o bien, muestre el video “El bautismo de Jesús” (ChurchofJesusChrist.org). Pregunte a los niños si alguna vez han visto a una persona bautizarse. ¿Qué recuerdan de esa experiencia? Utilice la ilustración o el video para mostrarles que cuando nos bautizamos se nos sumerge por completo en el agua y de inmediato se nos saca, del mismo modo que Jesús. Vaya a Doctrina y Convenios 128:12, y explique que José Smith enseñó que el bautismo nos recuerda la resurrección.

  • Cuénteles a los niños de una persona que usted haya conocido y que haya muerto sin haberse bautizado (tal como uno de sus antepasados). Lea Doctrina y Convenios 128:5, y permítales que se turnen para sostener una ilustración de una pila bautismal del templo (véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar). Testifique que el Padre Celestial nos permite que nos bauticemos en la tierra a favor de personas fallecidas. De esa manera, todos los hijos de Dios pueden bautizarse y hacer convenios con Él.

Doctrina y Convenios 128:18

El Padre Celestial quiere que averigüe sobre mi historia familiar.

Hay maneras sencillas en las que los niños pueden participar en la obra de historia familiar. Ayúdelos a sentir amor por las personas de su árbol genealógico.

Posibles actividades

  • Elabore una cadena de papel con nombres de familiares suyos (véase la hoja de actividades de esta semana) y llévela para mostrarla a la clase. Diga algunas cosas de las personas cuyos nombres están en la cadena. Lea a los niños parte de Doctrina y Convenios 128:18, y explique que José Smith enseñó que “entre los padres y los hijos exist[e] un eslabón conexivo”. Ayúdelos a elaborar su propia cadena familiar e invítelos a que la lleven a casa y pidan a sus padres que les ayuden a agregar nombres de antepasados.

  • Pida a los niños que relaten algo acerca de uno de sus abuelos. Cuente una de sus anécdotas favoritas de sus padres o abuelos. Muestre fotografías, si es posible. Aliente a los niños a que averigüen más sobre sus abuelos y otros antepasados.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 126

Puedo ayudar a velar por mi familia.

¿Cómo puede ayudar a los niños a quienes enseña a brindar servicio a sus familiares de maneras significativas?

Posibles actividades

  • Lean juntos Doctrina y Convenios 126:3. ¿Por qué le habría pedido el Padre Celestial a Brigham Young “velar especialmente por [su] familia”? ¿Cómo podemos hacer lo mismo por nuestra familia? Hagan una lista de cosas que podamos hacer a fin de brindar servicio a nuestros familiares. ¿Cómo nos ayudará el hecho de hacer esas cosas a llegar a ser más semejantes al Padre Celestial?

  • Comparta con los niños el relato de la hermana Carole M. Stephens sobre su nieto Porter (véase “Tenemos gran motivo para regocijarnos”, Liahona, noviembre de 2013, pág. 115). ¿Qué hizo Porter para velar por su familia? ¿Cómo podemos seguir su ejemplo?

Doctrina y Convenios 128:1, 15–18

El bautismo por los muertos crea “un eslabón conexivo” entre mis antepasados y yo.

José Smith enseñó que el bautismo por los muertos nos une a nuestros antepasados del mismo modo que los eslabones de una cadena. ¿Cómo puede ayudar a los niños a sentir el gozo que se siente al averiguar sobre nuestros antepasados y asegurarnos de que se haga la obra del templo por ellos?

Posibles actividades

  • Divida la clase en dos grupos y pida al primer grupo que lea Doctrina y Convenios 128:1 y averigüe cuál era el asunto que ocupaba la mente de José Smith. Pida al otro grupo que lea el versículo 17 y averigüe qué tema consideraba él que era “el más glorioso”. Permítales que hablen de lo que encuentren y de por qué ese asunto es tan glorioso. Si es posible, invite a un joven o una jovencita que hayan efectuado bautismos por los muertos a que hablen de la experiencia que tuvieron y expliquen por qué realizamos esa obra.

  • Considere el uso de una lección práctica para mostrar que necesitamos ayudar a nuestros antepasados que no se bautizaron en vida. Por ejemplo, muestre un regalo o una golosina, pero colóquela fuera del alcance de uno de los niños. Diga a ese niño que ese objeto es para él, pero que no puede moverse de su asiento. Pregunte a los demás niños qué pueden hacer para ayudar a ese niño a recibir el objeto. Lean juntos Doctrina y Convenios 128:15, y hablen de cómo se relaciona ese versículo con la lección práctica.

  • Invite a los niños a que hagan una cadena de papel con los nombres de sus padres, abuelos, bisabuelos y así sucesivamente (véase la hoja de actividades de esta lección). Si los niños no se saben los nombres de sus antepasados, anímelos a que los averigüen y los escriban en la cadena en casa. Lean juntos Doctrina y Convenios 128:18 y averigüen cuál es el “eslabón conexivo” que hace que nuestra historia familiar esté “entera [y] completa”. Cuente un relato de uno de sus antepasados que le ayude a sentir conexión con él o ella. O muestre el video “Courage: I Think I Get It from Him” [solo en inglés](ChurchofJesusChrist.org).

  • Muestre a los niños una recomendación para el templo y dígales cómo se obtiene una. Ayúdelos a que sientan el deseo de obtener su propia recomendación para que puedan ir al templo y bautizarse por sus antepasados.

    Podemos encontrar los nombres de nuestros antepasados y efectuar ordenanzas del templo a favor de ellos.

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños que le pidan a alguien en casa que les ayude a averiguar más sobre su historia familiar. Podrían pedir que les cuenten relatos de antepasados o utilizar FamilySearch.org para encontrar nombres de antepasados que no se hayan bautizado.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Ayude a los niños expresar su creatividad. Cuando los niños construyen, dibujan o colorean algo relacionado con el relato o el principio que están aprendiendo, a menudo lo recuerdan mejor. Ellos también pueden utilizar lo que hagan para enseñar a otras personas (véase Enseñar a la manera del Salvador, pág. 25).