Primaria
29 marzo – 4 abril. Pascua de Resurrección: “Soy el que vive, soy el que fue muerto”
anterior siguiente

“29 marzo – 4 abril. Pascua de Resurrección: ‘Soy el que vive, soy el que fue muerto’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“29 marzo – 4 abril. Pascua de Resurrección”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

29 marzo – 4 abril

Pascua de Resurrección

“Soy el que vive, soy el que fue muerto”

Una clase de la Primaria de Pascua de Resurrección es una excelente oportunidad para ayudar a los niños a fortalecer su fe en Jesucristo y Su expiación. Procure la guía del Espíritu sobre cómo hacerlo. Encontrará otras ideas útiles en esta reseña.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Permita que los niños compartan con usted lo que saben sobre el motivo por el cual celebramos la Pascua de Resurrección. Pregúnteles qué hace su familia para celebrar la resurrección de Jesucristo en esa época. O bien, permítales compartir lo que están aprendiendo sobre Jesucristo en casa y en las Escrituras.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Doctrina y Convenios 138:11–17

Gracias a Jesucristo, resucitaré.

Al enseñar a los niños sobre la resurrección de Jesucristo, el pasaje Doctrina y Convenios 138:11–17 puede ayudarle a explicar lo que significa resucitar. Esos versículos pueden ayudar a edificar la fe de ellos en que resucitarán algún día.

Posibles actividades

  • Muestre ilustraciones de la muerte, el entierro y la resurrección del Salvador (véase Libro de obras de arte del Evangelio, nros. 57, 58 y 59). Pregunte a los niños qué saben sobre esos acontecimientos. Testifique que Jesús murió por nosotros y se levantó de entre los muertos para que todos podamos resucitar después de que muramos.

  • Piense en una lección práctica que pueda ayudar a que los niños comprendan lo que pasa cuando morimos (nuestros espíritus y cuerpos se separan) y cuando resucitamos (nuestros espíritus y cuerpos se vuelven a juntar). Por ejemplo, ¿qué sucede cuando le sacamos la batería a una linterna o la tinta a un lapicero? ¿Qué pasa cuando se vuelven a juntar esas cosas?

  • Lea a los niños Doctrina y Convenios 138:17: “El espíritu y el cuerpo [serán] reunidos para nunca más ser separados, a fin de recibir una plenitud de gozo”. ¿Por qué estamos agradecidos por nuestros cuerpos? Comparta el gozo que siente por saber que todos seremos resucitados y que volveremos a tener un cuerpo.

  • Entonen juntos una canción sobre la Resurrección, tal como “¿Vivió Jesús una vez más?” o “Resucitó Jesús” (Canciones para los niños, págs. 45, 44). Dé a los niños ilustraciones que representen palabras o frases de la canción (por ejemplo, véase Libro de obras de arte del Evangelio, nros 59, 60 y 61), e invítelos a sostener sus ilustraciones cuando canten esas palabras.

Doctrina y Convenios 76:11–24; 110:1–7; José Smith—Historia 1:14–17

El profeta José Smith vio a Jesucristo.

Una manera de ayudar a los niños a fortalecer su fe en el Salvador consiste en compartir con ellos el testimonio de José Smith: “¡Que vive! Porque lo vimos, sí, a la diestra de Dios” (Doctrina y Convenios 76:22–23).

Posibles actividades

  • Muestre a los niños una ilustración de la Primera Visión de José Smith (véase la reseña del 4 – 10 junio de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar). Invítelos a que le digan lo que está pasando en la ilustración y pídales que encuentren a Jesucristo. Pregúnteles si saben de otras ocasiones en las que José Smith haya visto al Salvador. Con sus propias palabras, relate los acontecimientos descritos en Doctrina y Convenios 76:11–24; 110:1–7. Diga a los niños de qué manera estos pasajes de las Escrituras fortalecen su fe en Jesucristo.

  • Mientras los niños colorean la hoja de actividades de esta semana, léales el pasaje de las Escrituras al que hace alusión. Señale detalles de las ilustraciones que se describen en esos versículos. Testifique a los niños que el profeta José Smith vio a Jesucristo y que esa es una de las razones por las que sabemos que Jesús vive.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Doctrina y Convenios 76:11–24; 110:1–10; José Smith—Historia 1:14–17

El profeta José Smith testificó que Jesucristo vive.

La misión más importante de un profeta es testificar de Jesucristo. Ayude a los niños a edificar su fe en el Salvador al aprender del testimonio que José Smith tenía de Él.

Posibles actividades

  • Los pasajes siguientes describen las veces en que Jesucristo se apareció a José Smith: Doctrina y Convenios 76:11–24; 110:1–10; José Smith—Historia 1:14–17. Haga una lista en la pizarra de las verdades que aprendemos sobre el Salvador de esos versículos. Invite a los niños a que señalen qué versículos enseñan las verdades que se encuentran en la pizarra ¿Qué más aprendemos acerca de Jesucristo de las experiencias que tuvo José Smith?

  • En la hoja de actividades de esta semana, ayude a los niños a hacer corresponder las figuras con los versículos de las Escrituras. ¿Por qué es una bendición saber que José Smith vio al Salvador resucitado? Comparta su testimonio de que Jesucristo vive y de que José Smith es un profeta.

Doctrina y Convenios 63:49; 88:14–17, 27; 138:11, 14–17

Gracias a Jesucristo, resucitaré.

¿Cómo ayudará usted a los niños a aumentar su aprecio por el don de la resurrección que el Salvador nos ha dado a todos?

Posibles actividades

  • Asigne a cada uno de los niños uno de los siguientes pasajes de las Escrituras para leer: Doctrina y Convenios 63:49; 88:14–17, 27; 138:11, 14–17. Invítelos a que escudriñen sus versículos en busca de una frase que sientan que capture el mensaje de la Pascua de Resurrección. Permítales que compartan sus pensamientos. Si el tiempo lo permite, permítales que elaboren tarjetas con las frases que hayan encontrado, las cuales puedan dárselas a familiares o amigos.

  • Pregunte a los niños cómo explicarían a un hermano menor o a un amigo lo que significa ser resucitado. Para tener ideas, lean juntos Doctrina y Convenios 138:14–17, y considere hacer preguntas como estas: ¿Qué sucede con nuestro espíritu y con nuestro cuerpo cuando morimos? ¿Qué ocurre cuando resucitamos? ¿De qué manera hizo posible Jesucristo la resurrección?

  • Muestre el video “Gracias a que Él vive” (ChurchofJesusChrist.org) y permita que los niños compartan lo que sienten en cuanto a lo que el Salvador hizo por ellos.

    Señor de la oración, por Yongsung Kim.

Doctrina y Convenios 18:10–13; 19:16–19; 45:3–5; 58:42–43

Gracias a Jesucristo, puedo recibir el perdón de mis pecados.

Además de salvarnos de la muerte física, Jesucristo brindó una manera para que seamos salvos de la muerte espiritual; en otras palabras, que seamos perdonados de nuestros pecados y volvamos a la presencia de Dios.

Posibles actividades

  • Escriba en la pizarra dos encabezamientos similares a estos: Qué hizo el Salvador y Qué debo hacer yo. Pida a cada niño que escudriñe los pasajes siguientes en busca de algo que vaya bajo esos encabezamientos: Doctrina y Convenios 18:10–13; 19:16–19; 45:3–5; 58:42–43. Comparta el gozo y la gratitud que siente por lo que el Salvador hizo por nosotros.

  • Ayude a los niños a memorizar el tercer artículo de fe. Podría ayudarles a memorizarlo mostrando ilustraciones que vayan con las frases clave.

  • Muestre el video “La bicicleta brillante” (CanalMormón.org) o cuente un relato sobre un niño que haya tomado una decisión equivocada y después se haya arrepentido. Ayude a los niños a analizar lo que el niño del relato hizo para recibir perdón. ¿De qué manera el Salvador ha hecho posible que seamos perdonados?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Ayude a los niños a pensar en algo que puedan hacer para decirles a otras personas —particularmente a sus familiares— lo que Jesucristo ha hecho por nosotros. La próxima vez que se reúnan, pídales que compartan con usted lo que hayan hecho.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Los niños se benefician con la repetición. No dude en repetir las actividades varias veces, en especial con los niños pequeños. La repetición les ayudará a recordar lo que estén aprendiendo.