Uso individual y familiar
30 agosto – 5 septiembre. Doctrina y Convenios 94–97: “Para la salvación de Sion”

“30 agosto – 5 septiembre. Doctrina y Convenios 94–97: ‘Para la salvación de Sion’”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“30 agosto – 5 septiembre. Doctrina y Convenios 94–97”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2021

El Templo de Kirtland, por Al Rounds.

30 agosto – 5 septiembre

Doctrina y Convenios 94–97

“Para la salvación de Sion”

¿Qué principios y doctrina le llaman la atención al estudiar Doctrina y Convenios 94–97? Asegúrese de anotar sus impresiones.

Anote sus impresiones

Cuando el Señor mandó a Moisés edificar un tabernáculo, le dijo a Moisés que “h[iciera] todas las cosas conforme al modelo que se [l]e ha[bía] mostrado en el monte” (Hebreos 8:5; véase también Éxodo 25:8–9). El tabernáculo había de ser el centro del campamento de Israel en el desierto (véase Números 2:1–2). Más tarde, Dios mandó a Salomón y a su pueblo edificar un templo de acuerdo con un modelo que Él reveló (véase 1 Crónicas 28:12, 19).

Conforme el Señor restauró la plenitud del Evangelio, mandó a José Smith edificar templos de conformidad con un modelo revelado. “Edifíquese la casa, no según la manera del mundo”, declaró el Señor; “edificadla […] de acuerdo con el modelo que mostraré” (Doctrina y Convenios 95:13–14; véase también 97:10). Tal como el tabernáculo en el desierto, el templo tenía como fin ser un componente central de Kirtland (véase Doctrina y Convenios 94:1).

En la actualidad, las Casas del Señor se encuentran alrededor del mundo. Aun cuando no se encuentren en el centro de nuestras ciudades, pueden ser elementos centrales de nuestra vida. Si bien cada templo difiere en apariencia, dentro de ellos aprendemos el mismo modelo divino: un plan celestial para llevarnos de regreso a la presencia de Dios. Las ordenanzas sagradas y eternas nos ayudan a edificar nuestra vida y fortalecer a nuestra familia, “no según la manera del mundo”, sino según el modelo que Dios nos muestra.

Véanse Santos, tomo I, págs. 172–173; “Una Casa a nuestro Dios”, Revelaciones en contexto, págs. 176–185.

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Doctrina y Convenios 94; 97:15–17

El Señor puede estar conmigo en mi vida diaria.

Las instrucciones contenidas en Doctrina y Convenios 9497 se dieron el mismo día: el 2 de agosto de 1833. La sección 97 trata en parte sobre un templo planificado para el condado de Jackson, Misuri, mientras que la sección 94 trata sobre edificios administrativos en Kirtland, Ohio. Posiblemente usted note algunas semejanzas en lo que el Señor dice sobre estos diferentes tipos de edificios (véanse Doctrina y Convenios 94:2–12; 97:10–17). Conforme medite estas instrucciones, considere lo que puede hacer para experimentar la gloria y la presencia del Señor con mayor frecuencia, tanto en los edificios de la Iglesia como en su vida diaria.

Doctrina y Convenios 95

El Señor disciplina a quienes ama.

Habían pasado cinco meses desde enero de 1833, cuando el Señor había mandado a los santos de Kirtland edificar una Casa de Dios y llevar a cabo una asamblea solemne (véase Doctrina y Convenios 88:117–119). Cuando la revelación que está registrada en la sección 95 se recibió en junio de 1833, todavía no habían actuado en respuesta a ese mandamiento. ¿Qué aprende de la manera en que el Señor reprendió a los santos en esa revelación? ¿Hay mandamientos o palabras de consejo en respuesta a los cuales usted no ha actuado todavía? ¿Qué se siente inspirado a hacer?

Véase también D. Todd Christofferson, “Yo reprendo y disciplino a todos los que amo”, Liahona, mayo de 2011, págs. 97–100.

Doctrina y Convenios 95:8, 11–17; 97:10–17

En el templo Dios bendice a Su pueblo.

Después de ser reprendidos por no construir una Casa del Señor en Kirtland, los líderes de la Iglesia eligieron un terreno en un campo de trigo donde edificarían. Hyrum Smith, el hermano del Profeta, inmediatamente corrió por una hoz y empezó a despejar el campo. “¡Estamos preparándonos para construir una casa para el Señor”, dijo él, “y tengo la determinación de ser el primero en poner manos a la obra!” (en Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, págs. 286, 288). Medite sobre el entusiasmo de Hyrum mientras lee Doctrina y Convenios 95:8, 11–17; 97:10–17. ¿Qué halla que inspire en usted una determinación similar para recibir las bendiciones del templo?

Hyrum Smith despejando terreno, por Joseph Brickey.

Doctrina y Convenios 97:18–28

Sion es los “puros de corazón”.

El profeta José Smith enseñó: “Nuestro objetivo principal debe ser la edificación de Sion” (Enseñanzas: José Smith, pág. 196). Para los santos de la década de 1830, Sion era un lugar, literalmente la “ciudad de nuestro Dios” (Doctrina y Convenios 97:19); pero en la revelación registrada en la sección 97, el Señor amplió esa perspectiva. Sion también describe a un pueblo: “los puros de corazón” (versículo 21). Mientras lee los versículos 18–28, piense en esa definición cuando lea la palabra “Sion”. ¿Qué significa para usted ser puro de corazón? ¿De qué manera el templo ayuda a lograr “la salvación de Sion”? (versículo 12).

Véanse también Moisés 7:18; Temas del Evangelio, “Sion”, topics.ChurchofJesusChrist.org.

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Doctrina y Convenios 95:8.

¿En qué forma el hacer y guardar convenios del templo ha traído “poder de lo alto” a nuestra vida? Quizá los miembros de la familia podrían expresar lo que sienten en cuanto al templo o relatar experiencias en las que se hayan sentido bendecidos con “poder de lo alto” mediante la adoración en el templo.

A fin de ayudar a los que se estén preparando para entrar en el templo, podrían repasar los videos, fotos e instrucción que se encuentran en temples.ChurchofJesusChrist.org. Para ayudar a los niños a aprender en cuanto al templo, podría utilizar “Tu sendero al templo” (en Templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, número especial de la revista Liahona, octubre de 2010, págs. 72–75).

Doctrina y Convenios 95:1–11.

¿Qué aprendemos acerca de la reprensión en esos versículos? ¿Qué aprendemos acerca del Señor? ¿De qué manera esas perspectivas influyen en la forma en que recibimos reprimendas o reprendemos a los demás?

Doctrina y Convenios 97:8.

De acuerdo con ese versículo, ¿cómo podemos ser “aceptados por” el Señor? ¿En qué difiere ello de ser aceptado por el mundo? ¿Qué significa “cumplir [nuestros] convenios con sacrificio”? ¿De qué maneras lo hemos hecho?

Doctrina y Convenios 97:10–21.

El profeta José Smith enseñó: “Cualquier lugar donde los santos se congreguen es Sion, la cual edificará todo hombre [o mujer] justo como lugar de seguridad para sus hijos” (Enseñanzas: José Smith, pág. 195). ¿Cómo podemos edificar Sion en nuestro hogar? ¿Qué principios encontramos en Doctrina y Convenios 97:10–21? Como familia, elijan un principio en el cual centrarse esta semana.

Para ver más ideas sobre la enseñanza de los niños, véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para la Primaria.

Canción que se sugiere: “Me encanta ver el templo”, Canciones para los niños, pág. 99.

Cómo mejorar el estudio personal

Anote sus experiencias. Anote las experiencias que haya tenido con los principios y la doctrina sobre las que está aprendiendo. Esas experiencias pueden llegar a ser parte de una historia personal que bendecirá a las generaciones futuras.

La edificación del Templo de Kirtland, por Walter Rane.