Un Presbítero preparado para enfrentar: Los desafíos
Notas al pie de página
Tema

Un Presbítero preparado para enfrentar: Los desafíos

La vida en la ciudad de Nueva York es siempre un desafío, pero Leury Pérez, presbítero de 17 años de edad del Barrio Inwood 1, Estaca Nueva York, Nueva York, parece tomarlo todo con calma. Cuando no se encuentra ganando competencias de piano, asistiendo a seminario matutino, estudiando para la escuela, organizando conferencias para la juventud en su calidad de líder de los jóvenes de estaca o guiando la tropa local de los Scouts como líder mayor de patrulla, él ayuda a su ocupada madre soltera, Bienvenida (abajo con Leury), en casa.

Leury es el único miembro de su quórum de presbíteros, por lo que sobre él recaen muchas responsabilidades. “Yo visito a muchas personas que no pueden ir a la Iglesia y les llevo la Santa Cena los domingos. También hago orientación familiar”, dice Leury.

Las lecciones del quórum de presbíteros para este año han recalcado la preparación para la misión y Leury reconoce que el folleto La Fortaleza de la Juventud, el programa Mi deber a Dios, su asesor Jonathan Horey y su obispo Mark Johnson, lo han ayudado a concentrarse en su meta de ir a la misión. “Me gustaría ir a Japón”, dice Leury. “Pareciera ser un lugar interesante para visitar”.

“La actividad de Leury en el quórum de presbíteros es una bendición inmensa en mi vida”, dice Bienvenida. “Él ama la Iglesia y es muy espiritual. Yo quiero ser un ejemplo para él, pero al final es él el ejemplo para mí en muchos aspectos”.

Bienvenida se mudó a Nueva York desde la República Dominicana en 1974 y se bautizó en la Iglesia siete años más tarde. Leury nació y se crió en Nueva York y se unió a la Iglesia cuando tenía 10 años. A los 7 años de edad, Leury comenzó a tomar clases de piano y se desarrolló hasta convertirse en un excelente pianista, ganando varias competencias. Después de la misión, Leury espera asistir a la universidad, donde planea obtener su título en animación y programación en computadoras, con la música como una asignatura secundaria.

¿Cuál es el secreto de la familia Pérez para mantenerlo todo funcionando bien? “El conocer los mandamientos nos ayuda a mantenernos enfocados en las cosas importantes de la vida”, dice Bienvenida. “Como madre sola con dos trabajos, yo sé que la Iglesia es muy importante. Ver a Leury florecer en la fe me hace incalculablemente feliz”.

Michael Chipman es miembro del Barrio Manhattan 3, Estaca Nueva York, Nueva York.