Menú de los Jóvenes

    Cómo tener paz cuando tu vida se está cayendo a pedazos

    Breanna Call Herbert Revista de la Iglesia

    Aquí hay maneras de encontrar paz en tiempos difíciles.

    Las pruebas son difíciles. En ocasiones, extremadamente difíciles. Entonces, ¿cómo puedes encontrar paz cuando estás pasando por algo tan difícil?

    1. Toma un descanso.

    Está bien poner algunas cosas en espera por un tiempo. Las pruebas pueden causar grandes cambios en la vida y requerir una gran cantidad de energía. “No se exige que un hombre corra más aprisa de lo que sus fuerzas le permiten” (Mosíah 4:27). Dedica un poco de tiempo a hacer algo que te ayude a relajarte.

    2. Habla con alguien.

    Compartir tus pensamientos y sentimientos es una muy buena manera de formar un sistema de apoyo que te ayudará a enfrentar la prueba. Ya sea un amigo, uno de tus padres, un consejero escolar o todos ellos, hay personas que te aman, se preocupan por ti y desean ayudarte.

    3. Sigue orando, lee las Escrituras y asiste a la Iglesia.

    Estos pequeños pasos de fe te brindarán paz aun cuando te parezcan difíciles en este momento. “Por medio de cosas pequeñas y sencillas se realizan grandes cosas; y en muchos casos, los pequeños medios confunden a los sabios” (Alma 37:6). (Mira “The Soul’s Sincere Desire [La oración del alma]” para aprender más sobre cómo encontrar paz en tu vida ocupada).

    4. Debes saber que no estás solo.

    Todos enfrentamos pruebas. A veces pensamos que si oramos, asistimos a la Iglesia, guardamos los mandamientos y vivimos con rectitud no tendremos pruebas, pero no es así. En ocasiones, las mejores personas parecen tener que enfrentar las pruebas más difíciles. Piensa en Pedro y en los demás apóstoles, en José Smith y los pioneros. Especialmente piensa en Jesucristo. (Lee “El Salvador de ti”).

    5. Procesa las emociones.

    No trates de reprimir tus emociones. Permítete sentirte triste o lastimado, quizás incluso enojado y confundido. El dejar que esas emociones se procesen primero te ayudará a que después puedas sentir paz, amor y esperanza.

    6. Pide una bendición.

    Las bendiciones son una excelente manera de sentir paz. Tal vez no obtengas de manera inmediata todas las respuestas que buscas, pero el Padre Celestial te dirigirá y te guiará, y si estás abierto a ello sentirás Su amor.

    7. Confía en el Salvador.

    Jesucristo es quien sabe exactamente lo que estás pasando. Él sufrió dolores, aflicciones y tentaciones de toda clase (véase Alma 7:11). Lo hizo para poder saber de manera exacta lo que estás sintiendo. Puedes confiar en Él en cada paso del camino ya que comprende todo lo que estás pasando. Jesucristo puede ayudarte.

    Jesús dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” (Juan 14:27). Hallar paz mientras enfrentas las pruebas tomará tiempo. Requerirá esfuerzo y fe, pero la paz vendrá.

    Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

     
    1000 caracteres restantes

    Comparte tu experiencia