Menú de los Jóvenes

    De hecho, ¡sí puedo!

    Jess P., 17 años, Utah, EE. UU.

    Cuando la gente me conoce por primera vez, no se da cuenta que puedo hacer muchas cosas si soy creativa y me lo propongo.

    “De hecho, sí puedo” es mi lema personal. Cuando la gente me conoce por primera vez, no se da cuenta que puedo hacer muchas cosas si soy creativa y me lo propongo.

    Cuando tenía ocho años de edad, me diagnosticaron con artritis idiopática juvenil. Pensé que tendría que renunciar a todas las cosas que me encantan hacer —baile, béisbol, voleibol— pero mis medicinas me permitieron seguir teniendo una vida normal. Me mantuve súper activa y seguí haciendo lo que me encantaba. Incluso comencé a tocar el tambor en la banda de música.

    Mujer joven

    Alrededor de los 15 o 16 años, mi artritis empeoró y me enfermé gravemente. Ya no podía cargar mi tambor y tuve que dejar el baile porque era muy difícil para mí participar.

    Procuré mantener una actitud positiva, pero realmente extrañaba mi tambor. A pesar de que quería darme por vencida, mi familia me animó a tener esperanza. Encontramos la manera de sujetar el tambor a mi silla de ruedas y al poco tiempo ¡ya estaba participando en la banda de música otra vez!

    Muchas veces, cuando nos enfrentamos a dificultades, automáticamente pensamos que no podemos hacerlo. Pero la verdad es que “de hecho, sí puedo”.


    Jóvenes increíbles como Jess se enfrentan con desafíos cada día. No obstante, ¿permiten que esos desafíos los desanimen? ¡Para nada!

    Kuha’o es un prodigio del piano ¡y es ciego!

    Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

     
    1000 caracteres restantes

    Comparte tu experiencia