Primaria
10 – 16 febrero. 2 Nefi 6–10: “¡Oh cuán grande es el plan de nuestro Dios!”
anterior siguiente


“10 – 16 febrero. 2 Nefi 6–10: ‘¡Oh cuán grande es el plan de nuestro Dios!’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Libro de Mormón 2020 (2020)

“10 – 16 febrero. 2 Nefi 6–10”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2020

No se haga mi voluntad, sino la tuya, por Harry Anderson.

10 – 16 febrero

2 Nefi 6–10

“¡Oh cuán grande es el plan de nuestro Dios!”

Mientras lea 2 Nefi 6–10, procure la guía del Espíritu sobre lo que debe enseñar. Esta reseña y Ven, sígueme — Para uso individual y familiar podrían inspirar ideas adicionales.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Aliente a los niños a tomar turnos para compartir algo que hayan aprendido sobre Jesucristo y Su expiación al estudiar 2 Nefi 6–10 en forma personal o familiar.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

2 Nefi 9:7–13, 20–23

Jesucristo me salva del pecado y de la muerte.

¿En qué forma puede utilizar 2 Nefi 9:7–13 y 20–23 para ayudar a los niños a entender que Jesucristo salva a todos de la muerte y hace posible que nos arrepintamos del pecado?

Posibles actividades

  • Cuente a los niños el relato de una persona que cayó dentro de una fosa tan profunda que no podía salir. Un hombre pasó por allí y sacó a la persona de la fosa. Podría hacer un dibujo de la historia en la pizarra o dramatizarla con los niños. Explique que la fosa es como la muerte y que el hombre que ayudó a la persona es como Jesucristo, quien salvó a todas las personas de la muerte al darnos el don de la resurrección. Diga a los niños que esa misma persona cayó en otra fosa. En esa ocasión, el rescatador entregó a la persona una escalera que podía utilizar para salir de la fosa. Explique que la fosa es como el pecado y que la escalera es la expiación de Jesucristo, la cual permite que nos arrepintamos y que nuestros pecados sean perdonados. Lea 2 Nefi 9:22–23 y testifique de Jesucristo y Su expiación.

  • Entonen juntos una canción sobre el amor de Jesucristo, tal como “Siento el amor de mi Salvador” (Canciones para los niños, págs. 42–43). Invite a los niños a hacer dibujos de lo que les ayuda a saber que el Salvador los ama.

2 Nefi 9:49

“Mi corazón se deleita en la rectitud”.

¿En qué forma puede alentar a los niños a quienes enseña a “[deleitarse] en la rectitud”, o a obedecer alegremente al Señor? (2 Nefi 9:49).

Posibles actividades

  • Lea 2 Nefi 9:49 a los niños y ayúdeles a encontrar y a entender lo que Jacob dijo que le encantaba y lo que le disgustaba. Comparta situaciones en las que un niño toma una buena o una mala decisión, e invite a los niños a ponerse de pie cuando esa decisión brinde felicidad y a sentarse cuando produzca tristeza. ¿Por qué el escoger lo correcto produce gozo? ¿En qué ocasiones se han sentido felices por haber tomado una decisión correcta?

  • Entonen juntos una canción sobre el gozo que brinda la obediencia, tal como “Cuando ayudamos” (Canciones para los niños, pág. 108), y pida a los niños que presten atención a fin de descubrir lo que nos hace felices. Permita que los niños se turnen para hacer de cuenta que son un papá o una mamá que pide a los otros niños que hagan algo. Pida a los otros niños que practiquen el obedecer alegremente.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

2 Nefi 6; 7:1–2

El Señor siempre cumplirá Sus promesas.

El entender que el Señor cumple Sus promesas puede ayudar a los niños a fortalecer su fe en Él y su confianza en obedecer Sus mandamientos.

Posibles actividades

  • Pida a los niños que hablen sobre algunas promesas que hayan hecho, tales como la promesa que hayan hecho a un amigo o los convenios que hicieron cuando se bautizaron. ¿Por qué en ocasiones resulta difícil cumplir nuestras promesas? ¿Por qué es importante que cumplamos nuestras promesas? Lea la siguiente frase: “El Señor Dios cumplirá sus convenios que ha hecho a sus hijos” (2 Nefi 6:12). Comparta un ejemplo de la forma en que Dios cumplió Sus promesas, aun cuando las bendiciones no se hayan recibido de inmediato.

  • Ponga a la vista una imagen de Jesús junto a la imagen de un niño. Lea 2 Nefi 7:1 y explique que cuando el pueblo de Dios dejó de obedecer Su evangelio, fue como si se hubiera “divorciado” de Él. Mueva la imagen del niño lejos de la imagen de Jesús para demostrar que cuando no guardamos nuestros convenios, tal como el convenio del bautismo, nos separamos del Padre Celestial y del Salvador. (Para repasar el convenio del bautismo, consulte D. y&C. 20:37). ¿En qué forma nos permite la expiación del Salvador acercarnos más a Él? Mientras hablen de esto, invite a los niños a juntar las imágenes de nuevo.

2 Nefi 9:10–23

Jesucristo me salva del pecado y de la muerte.

¿De qué manera puede utilizar 2 Nefi 9:10–23 para ayudar a los niños a aprender que Jesucristo es su Salvador?

Posibles actividades

  • Pida a los niños que le ayuden a dibujar una senda en la pizarra, e invítelos a agregar algunos obstáculos u obstrucciones por el camino. Lean juntos 2 Nefi 9:10 e invite a los niños a rotular los obstáculos de la senda con palabras de ese versículo que describan obstáculos que podrían impedirnos regresar a Dios. Luego, hable sobre cómo Jesucristo venció esos obstáculos por nosotros (véase 2 Nefi 9:21–23) y, a medida que lo haga, invite a los niños a ir borrando los obstáculos.

  • Muestre una imagen de Adán y Eva, tal como Saliendo del Jardín de Edén (ChurchofJesusChrist.org). Explique que cuando Adán y Eva comieron del fruto que Dios les había dicho que no comieran en el Jardín de Edén, trajeron el pecado y la muerte al mundo. Muestre una imagen de Jesucristo. A fin de ayudar a los niños a entender la forma en que Jesús venció el pecado y la muerte, relate la historia de la persona que cayó en una fosa, que se encuentra en la primera idea para la enseñanza bajo “Niños pequeños” de esta reseña. Luego pida a los niños que hagan dibujos relacionados con la historia o que la dramaticen. Lea 2 Nefi 9:21–23 y dé su testimonio de Jesucristo y Su expiación.

  • Ayude a cada niño a encontrar una canción sobre la expiación del Salvador, ya sea en el himnario o el libro de Canciones para los niños (los índices de estos libros podrían serles útiles). Invite a los niños a encontrar y compartir frases de la canción que describan lo que Jesús hizo por nosotros. Pida a los niños que compartan sus pensamientos y sentimientos sobre la expiación del Salvador, o comparta usted su testimonio.

2 Nefi 9:20, 28–29, 42–43

Seré bendecido conforme siga el consejo de Dios.

Ayude a los niños a edificar un fundamento fuerte de confianza en Dios para que a medida que su conocimiento y sus habilidades aumenten, ellos continúen confiando en Él y sigan Sus consejos.

Posibles actividades

  • Invite a los niños a que le digan a usted algo sobre lo que tengan mucho conocimiento, tal como un libro o pasatiempo favorito. Pida a un niño que lea 2 Nefi 9:20 y testifique que Dios “sabe todas las cosas”. ¿Por qué es importante que comprendamos que Dios lo sabe todo?

  • Pida a los niños que imaginen que escucharon a un amigo decir que los mandamientos o enseñanzas de la Iglesia son absurdos. ¿Qué le dirían a su amigo? ¿Por qué es importante que confiemos en el consejo de Dios aun cuando no lo comprendamos completamente? Inste a los niños a buscar ayuda en 2 Nefi 9:20, 28–29 y 42–43 para meditar y analizar esas preguntas.

Alentar el aprendizaje en el hogar

Ayude a los niños a pensar en una forma en que puedan enseñar a su familia lo que hayan aprendido sobre Jesucristo y Su expiación. Por ejemplo, podrían utilizar la hoja de actividades de esta semana para explicar cómo el Salvador nos ayuda a vencer el pecado y la muerte.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Utilice las hojas de actividades. Mientras los niños trabajan en las hojas de actividades, utilice el tiempo para ayudarles a ver cómo la actividad se relaciona con los principios de la lección y cómo los principios se aplican a su vida.