Uso individual y familiar
20 – 26 diciembre. Navidad: La dádiva incomparable del Hijo divino de Dios
anterior siguiente

“20 – 26 diciembre. Navidad: ‘La dádiva incomparable del Hijo divino de Dios’”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“20 – 26 diciembre. Navidad”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2021

La Natividad en cobre y ocre oscuro, por J. Kirk Richards.

20 – 26 diciembre

Navidad

La dádiva incomparable del Hijo divino de Dios

Una manera de centrar sus pensamientos en el Salvador esta Navidad es estudiar “El Cristo Viviente: El Testimonio de los Apóstoles”. Esta reseña sugiere formas en las que puede hacer de ese testimonio profético parte de su estudio personal y familiar del Evangelio.

Anote sus impresiones

En 1838, el profeta José Smith declaró: “Los principios fundamentales de nuestra religión son el testimonio de los apóstoles y de los profetas concernientes a Jesucristo: que murió, fue sepultado, se levantó al tercer día y ascendió a los cielos; y todas las otras cosas que pertenecen a nuestra religión son únicamente apéndices de eso” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, págs. 51–52). Años más tarde, el presidente Russell M. Nelson observó que “[f]ue esta declaración del Profeta la que incentivó a 15 profetas, videntes y reveladores a publicar y firmar su testimonio para conmemorar el aniversario número 2000 del nacimiento del Señor. Ese testimonio histórico se titula ‘El Cristo Viviente’. Muchos miembros han memorizado las verdades que contiene; otros apenas saben que existe. A medida que procuran aprender más acerca de Jesucristo, los insto a estudiar ‘El Cristo Viviente’” (véase “Cómo obtener el poder de Jesucristo en nuestra vida”, Liahona, mayo de 2017, pág. 40).

En calidad de Santos de los Últimos Días, nos regocijamos en la bendición de la revelación continua por medio de profetas y apóstoles modernos. Agradecemos sus palabras inspiradas de consejo, advertencia y ánimo; pero sobre todo, somos bendecidos por sus potentes testimonios de Jesucristo, en Navidad y a lo largo del año. Representan más que solo palabras conmovedoras de escritores u oradores hábiles, o perspectivas de expertos en las Escrituras. Son las palabras de los “testigos especiales del nombre de Cristo en todo el mundo” (Doctrina y Convenios 107:23), a quienes Dios ha elegido, llamado y autorizado.

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

“Ninguna otra persona ha ejercido una influencia tan profunda”.

¿Qué pensamientos se le vienen a la mente cuando lee Lucas 2:10–11 junto con el primer párrafo de “El Cristo Viviente”? ¿Qué diría usted para apoyar la afirmación de que “[n]inguna otra persona ha ejercido una influencia tan profunda [como Jesucristo] sobre todos los que han vivido y los que aún vivirán sobre la tierra”? Busque verdades en “El Cristo Viviente” que describan la profunda influencia del Salvador. ¿En qué sentido ha influido Él en usted y le ha brindado “gran gozo”? (Lucas 2:10).

“Se levantó del sepulcro”.

En “El Cristo Viviente”, los Apóstoles testifican de la resurrección del Salvador y mencionan tres apariciones del Señor resucitado (véase el párrafo cinco). Considere leer sobre esas visitas en Juan 20–21; 3 Nefi 11–26 y José Smith—Historia 1:14–20. ¿Qué aprende sobre el Salvador de Sus palabras y actos durante esas apariciones?

“Su sacerdocio y Su Iglesia han sido restaurados”.

Durante su estudio de Doctrina y Convenios este año, usted ha tenido la oportunidad de aprender más en cuanto a la forma en que el “sacerdocio [del Salvador] y Su Iglesia han sido restaurados”. ¿Qué verdades o principios restaurados han sido especialmente significativos para usted? Considere repasar algunos de los siguientes pasajes de las Escrituras que enseñan sobre la Restauración: Doctrina y Convenios 1:17–23; 13; 20:1–12; 65; 110; 112:30–32; 124:39–42; 128:19–21. Medite cómo las verdades del Evangelio restaurado le ayudan a conocer y adorar a Jesucristo (véase Doctrina y Convenios 93:19).

“Algún día Él regresará a la tierra”.

La Navidad es una época tanto para mirar hacia atrás al día en que Jesucristo nació como para mirar hacia adelante al día en que vendrá de nuevo. ¿Qué aprende sobre Su regreso en el penúltimo párrafo de “El Cristo Viviente”? También podría ser interesante leer, cantar o escuchar himnos de Navidad que enseñen sobre la Segunda Venida, tales como “¡Regocijad! Jesús nació” o “A medianoche se oyó” (Himnos, nros. 123, 128).

“Él es la luz, la vida y la esperanza del mundo”.

En el último párrafo de “El Cristo Viviente”, observe los atributos y títulos del Salvador que se dan. Los siguientes pasajes de las Escrituras pueden ayudarle a meditar sobre cómo Jesucristo es “la luz, la vida y la esperanza del mundo”: Lucas 2:25–32; 1 Corintios 15:19–23; Moroni 7:41; Doctrina y Convenios 50:24; 84:44–46; 93:7–10. ¿En qué sentido es Él su luz, su vida y su esperanza? ¿Qué otros atributos o títulos del Salvador tienen mayor significado para usted?

¿En qué forma el estudiar “El Cristo Viviente” influyó en su fe en el Salvador y en su amor por Él?

La Luz del Mundo, por Howard Lyon.

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

El Cristo Viviente”.

A fin de ayudar a su familia a entender las verdades que se enseñan sobre el Salvador en “El Cristo Viviente”, podría seleccionar algunas frases clave y trabajar juntos para encontrar imágenes o hacer dibujos que ilustren esas frases. Entonces podrían compilar esas imágenes o dibujos y frases en un libro.

“Manifestamos nuestro testimonio”.

¿Qué aprendemos en “El Cristo Viviente” sobre lo que significa dar testimonio? Quizá deseen anotar sus testimonios de Cristo para conmemorar el nacimiento del Salvador.

“Anduvo haciendo bienes”.

¿Cómo podría su familia seguir el ejemplo de servicio del Salvador esta Navidad? ¿En qué forma difundirán “paz y […] buena voluntad” en su familia y su comunidad? ¿De qué manera pueden ayudar a brindar “sana[ción] a los enfermos”? Podrían encontrar ideas en algunos de los videos de Navidad en la aplicación Recursos del Evangelio o en la biblioteca Recursos multimedia del Evangelio (medialibrary.ChurchofJesusChrist.org). (Para ver ideas, véase IluminaelMundo.org).

“Gracias sean dadas a Dios por la dádiva incomparable de Su Hijo divino”.

¿Qué dones hemos recibido gracias a Jesucristo? Quizá los miembros de la familia podrían encontrar respuestas en “El Cristo Viviente” y luego envolver como regalo artículos que representen esos dones del Salvador. Su familia podría abrir los regalos el día de Navidad o durante la semana y leer pasajes de las Escrituras que se relacionen con cada uno. Estos son algunos posibles pasajes de las Escrituras, aunque su familia podría encontrar muchos más: Lucas 2:10–14; 1 Pedro 2:21; Mosíah 3:8; Alma 11:42–43; Doctrina y Convenios 18:10–12. También podrían entonar una canción sobre el Salvador, tal como “Mandó a Su Hijo” (Canciones para los niños, págs. 20–21), para encontrar otros dones que proceden de Él.

Para ver más ideas sobre la enseñanza de los niños, véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para la Primaria.

Canción que se sugiere: “Escuchad el son triunfal”, Himnos, nro. 130.

Cómo mejorar el estudio personal

Centrarse en el Salvador. “Leer con oración ‘El Cristo Viviente’ es como leer los testimonios de Mateo, Marcos, Lucas, Juan y los profetas del Libro de Mormón. Les aumentará su fe en el Salvador y les ayudará a mantenerse centrados en Él” (véase M. Russell Ballard, “Volver y recibir”, Liahona, mayo de 2017, pág. 65).