Uso individual y familiar
29 noviembre – 5 diciembre. Doctrina y Convenios 137–138: “La visión de la redención de los muertos”

“29 noviembre – 5 diciembre. Doctrina y Convenios 137–138: ‘La visión de la redención de los muertos’”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“29 noviembre – 5 diciembre. Doctrina y Convenios 137–138”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2021

José ve a su padre, madre y hermano en el Reino Celestial (La visión de José Smith del Reino Celestial, Robert Barrett).

29 noviembre – 5 diciembre

Doctrina y Convenios 137–138

“La visión de la redención de los muertos”

El presidente M. Russell Ballard enseñó: “[L]es invito a leer minuciosa y detenidamente [Doctrina y Convenios 138]. Cuando lo hagan, ruego que el Señor los bendiga para que comprendan y aprecien más plenamente el amor de Dios y Su plan de salvación y felicidad para Sus hijos” (“La visión de la redención de los muertos”, Liahona, noviembre de 2018, pág. 73).

Anote sus impresiones

Las revelaciones que están registradas en Doctrina y Convenios 137138 están separadas por más de 80 años y más de 2400 kilómetros. La sección 137 fue recibida por el profeta José Smith en 1836 en el Templo de Kirtland, que todavía no se terminaba, y la sección 138 fue recibida por Joseph F. Smith, el sexto Presidente de la Iglesia, en 1918 en Salt Lake City. Pero en cuanto a doctrina, estas dos visiones tienen un sitio una al lado de la otra. Ambas contestan preguntas sobre el destino de los hijos de Dios en la próxima vida y ambas adquieren un significado más profundo cuando consideramos las experiencias de la vida de los profetas que las recibieron.

La visión de José Smith le ayudó a entender el destino eterno de su amado hermano Alvin, que había fallecido seis años antes de que fuera restaurada la autoridad para bautizar. Desde entonces José había tenido preguntas sobre la salvación eterna de Alvin. La visión de Joseph F. Smith reveló verdades gloriosas sobre el mundo de los espíritus, lo cual seguramente fue una revelación consoladora para alguien que había llorado la muerte de muchos familiares cercanos. Joseph F. Smith perdió a su padre, Hyrum Smith, a los 5 años, y a su madre, Mary Fielding Smith, a los 13 años. Al momento de recibir su visión en 1918, había llorado la muerte de 13 hijos.

Muchas preguntas que las personas tienen sobre la vida después de la muerte se contestan en esas revelaciones. La sección 137 provee conocimiento inicial en cuanto a tales cuestiones, y la sección 138 brinda aún más conocimiento. Juntas, testifican del “grande y maravilloso amor manifestado por el Padre y el Hijo” (Doctrina y Convenios 138:3).

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Doctrina y Convenios 137

Toda alma tendrá la oportunidad de elegir la gloria celestial.

El entendimiento común entre los cristianos en 1836 era que si una persona moría sin haber sido bautizada —como sucedió con Alvin, el hermano de José Smith—, esa persona no podía ir al cielo; sin embargo, José vio a Alvin en una visión del Reino Celestial. Al leer la sección 137, medite sobre lo que aprende en cuanto al Padre Celestial, Su plan de salvación y el Reino Celestial.

Véase también Santos, tomo I, págs. 236–239.

Doctrina y Convenios 138:1–11, 25–30

Leer y meditar las Escrituras me prepara para recibir revelación.

En ocasiones la revelación llega aun cuando no la buscamos, pero con mayor frecuencia la recibimos porque la buscamos y nos preparamos para ella diligentemente. A medida que lea Doctrina y Convenios 138:1–11, 25–30, note lo que el presidente Joseph F. Smith estaba haciendo cuando “fueron abiertos los ojos de [su] entendimiento” para comprender mejor la misión redentora del Salvador. Luego considere la forma en que pueda seguir el ejemplo del presidente Smith. Por ejemplo, ¿qué cambios puede hacer en su estudio de las Escrituras a fin de que sea posible “medita[r] [más] sobre las Escrituras” y “reflexiona[r] [más] en el gran sacrificio expiatorio [del Salvador]”? (versículos 1–2).

En su mensaje “La redención de los muertos” (Liahona, noviembre de 2018, págs. 71–74), el presidente M. Russell Ballard sugirió otras formas en que el presidente Smith estaba preparado para recibir esa revelación. Considere cómo usted ha sido preparado para experiencias que está teniendo o que tendrá en el futuro.

Véase también “El ministerio de Joseph F. Smith: Una visión de la redención de los muertos”, video, ChurchofJesusChrist.org.

Joseph F. Smith, por Albert E. Salzbrenner.

Doctrina y Convenios 138:25–60

La obra de salvación ocurre en ambos lados del velo.

El presidente Russell M. Nelson enseñó: “Nuestro mensaje al mundo es sencillo y sincero: invitamos a todos los hijos de Dios en ambos lados del velo a venir a su Salvador, recibir las bendiciones del santo templo, tener gozo duradero y ser merecedores de la vida eterna” (véase “Trabajemos hoy en la obra”, Liahona, mayo de 2018, págs. 118–119). Medite esa declaración mientras lea Doctrina y Convenios 138:25–60. También podría considerar estas preguntas:

  • ¿Qué aprende de esos versículos en cuanto a la forma en que la obra de salvación se está llevando a cabo en el mundo de los espíritus? ¿Por qué es importante para usted saber que esa obra está ocurriendo? ¿Cómo fortalecen esos versículos su fe en la expiación del Salvador?

  • ¿Qué enseñan esos versículos sobre aquellos que están participando en la obra de salvación en el mundo de los espíritus? ¿Por qué es importante entender que la obra de salvación se está llevando a cabo en ambos lados del velo?

Véanse también Dallin H. Oaks, “Confía en el Señor”, Liahona, noviembre de 2019, págs. 26–29; “Susa Young Gates y la visión de la redención de los muertos”, Revelaciones en contexto, págs. 338–345.

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Doctrina y Convenios 137:1–5.

Invite a su familia a hacer un dibujo de cómo creen que pudiera ser el Reino Celestial según lo que dicen esos versículos. ¿Qué encuentran en esos versículos que les ayude a esperar con anhelo vivir allí? ¿Qué estamos haciendo ahora a fin de prepararnos para vivir en el Reino Celestial con el Padre Celestial y Jesucristo?

Doctrina y Convenios 137:5–10.

Para aprender sobre lo que habría significado para José Smith ver a varios de sus familiares juntos en el Reino Celestial, su familia podría ver el video “El ministerio de José Smith: Los templos” (ChurchofJesusChrist.org). Quizá también podrían hablar de alguien a quien conozcan que haya muerto sin la oportunidad de ser bautizado. ¿Qué nos enseña Doctrina y Convenios 137:5–10 sobre esa persona?

Doctrina y Convenios 138:12–24.

¿Qué enseña Doctrina y Convenios 138:12–24 sobre las personas a las que el Salvador visitó en el mundo de los espíritus? ¿Qué bendiciones recibieron? ¿Qué aprendemos de su ejemplo?

Doctrina y Convenios 138:38–55.

Esos versículos describen a aquellos que el presidente Joseph F. Smith vio en el mundo de los espíritus y unos detalles breves sobre ellos. Quizá su familia podría elaborar una lista de sus antepasados que están en el mundo de los espíritus, junto con detalles sobre su vida.

Para ver más ideas sobre la enseñanza de los niños, véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para la Primaria.

Canción que se sugiere: “Escudriñar, meditar y orar”, Canciones para los niños, pág. 66.

Cómo mejorar nuestro aprendizaje

Meditar sobre las Escrituras. El presidente David O. McKay se refirió a la meditación como “una de las puertas más […] sagradas por la que entramos en la presencia del Señor” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: David O. McKay, 2004, pág. 35).

Él los comisionó, por Harold I. Hopkinson. Jesucristo comisionó a los espíritus de los justos a predicar el Evangelio en el mundo de los espíritus.