Ideas para mejorar el estudio personal de las Escrituras
    Notas al pie de página
    Theme

    “Ideas para mejorar el estudio personal de las Escrituras”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Libro de Mormón 2020 (2020)

    “Ideas para mejorar el estudio personal de las Escrituras”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2020

    Una mujer estudia las Escrituras

    Ideas para mejorar el estudio personal de las Escrituras

    A continuación se ofrecen algunas maneras sencillas para mejorar su estudio de la palabra de Dios en las Escrituras.

    Buscar verdades acerca de Jesucristo

    Las Escrituras nos enseñan que todas las cosas testifican de Cristo (véanse 2 Nefi 11:4; Moisés 6:63), así que busque a Cristo en los acontecimientos, los relatos y las enseñanzas del Libro de Mormón. Considere anotar o marcar los versículos que enseñen acerca del Salvador y de cómo seguirlo.

    Buscar palabras y frases inspiradoras

    Tal vez encuentre que ciertas palabras y frases de las Escrituras lo conmueven, como si hubieran sido escritas específicamente para usted. Sentirá que le parecen relevantes, inspiradoras y motivadoras. Considere marcarlas en sus Escrituras o anotarlas en un diario de estudio.

    Buscar las verdades del Evangelio

    Algunas veces, las verdades del Evangelio (a menudo se les llama doctrina o principios) aparecen en declaraciones directas; otras veces, están implícitas en un ejemplo o relato. Pregúntese a sí mismo: “¿Qué verdades eternas se enseñan en estos versículos?”.

    Escuchar al Espíritu

    Preste atención a sus pensamientos y sentimientos, aun cuando no se relacionen con lo que está leyendo. Esas impresiones pueden ser precisamente lo que su Padre Celestial desea que usted aprenda.

    Relacionar las Escrituras con su vida

    Piense cómo los relatos y las enseñanzas de las Escrituras que está leyendo se aplican a su vida. Por ejemplo, podría preguntarse: “¿Qué experiencias he tenido que sean similares a lo que estoy leyendo?” o “¿cómo puedo seguir el ejemplo de esta persona en las Escrituras?”.

    Hacer preguntas mientras estudia

    Al estudiar las Escrituras pueden surgir preguntas en su mente. Esas preguntas podrían relacionarse con lo que esté leyendo o con su vida en general. Medite en esas preguntas y busque respuestas a medida que continúa estudiando las Escrituras.

    Utilizar las ayudas para el estudio de las Escrituras

    Para obtener conocimientos adicionales sobre los versículos que lee, consulte las notas al pie de página, la Guía para el Estudio de las Escrituras (scriptures.churchofjesuschrist.org) y otras ayudas para el estudio.

    Considerar el contexto de las Escrituras

    Usted puede descubrir conocimientos significativos acerca de un pasaje de las Escrituras si considera su contexto, es decir, las circunstancias y el entorno de ese pasaje. Por ejemplo, conocer el contexto y las creencias de un pueblo al que habló un profeta le ayudará a entender la intención de sus palabras.

    Anotar sus pensamientos y sentimientos

    Hay varias maneras de anotar las impresiones que reciba mientras estudia. Por ejemplo, podría marcar una palabra o frase significativas y registrar sus pensamientos como una nota en sus Escrituras. También podría llevar un diario con sus reflexiones, sentimientos y las impresiones que reciba.

    Estudiar las palabras de los profetas y apóstoles de los últimos días

    Lea lo que los profetas y apóstoles de los últimos días han enseñado sobre los principios que encuentre en las Escrituras (por ejemplo, consulte las conferencias generales, véase conference.churchofjesuschrist.org y las revistas de la Iglesia).

    Compartir ideas

    Analizar las ideas que haya tenido durante su estudio personal es una buena manera de enseñar a otras personas y, además, fortalece su comprensión de lo que ha leído.

    Vivir de acuerdo con lo que aprenda

    El estudio de las Escrituras no debería solamente inspirarnos, sino que además debería guiarnos a cambiar la manera en que vivimos. A medida que lea, escuche lo que el Espíritu le inspire a hacer y, entonces, comprométase a actuar de acuerdo con esas inspiraciones.

    Un hombre estudia las Escrituras

    El presidente Russell M. Nelson dijo: “Si marchamos ‘adelante, deleitándo[n]os en la palabra de Cristo, y persever[amo]s hasta el fin… [tendremos] la vida eterna’ [2 Nefi 31:20].

    “Deleitarse… significa más que solo probar; deleitarse significa saborear. Nosotros saboreamos las Escrituras al estudiarlas en un espíritu de agradable descubrimiento y de fiel obediencia. Cuando nos deleitamos en las palabras de Cristo, quedan grabadas ‘en tablas de carne del corazón’ [2 Corintios 3:3]. Se convierten en parte integral de nuestra naturaleza” (“El vivir mediante la guía de las Escrituras”, Liahona, enero de 2001, pág. 21).