Escuela Dominical
11 – 17 enero. Doctrina y Convenios 2; José Smith—Historia 1:27–65: “El corazón de los hijos se volverá a sus padres”
anterior siguiente

“11 – 17 enero. Doctrina y Convenios 2; José Smith—Historia 1:27–65: ‘El corazón de los hijos se volverá a sus padres’”, Ven, sígueme — Para la Escuela Dominical Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“11 – 17 enero. Doctrina y Convenios 2; José Smith—Historia 1:27–65”, Ven, sígueme — Para la Escuela Dominical 2021

Me llamó por mi nombre, por Michael Malm.

11 – 17 enero

Doctrina y Convenios 2; José Smith—Historia 1:27–65

“El corazón de los hijos se volverá a sus padres”

Antes de leer las ideas de esta reseña, estudie Doctrina y Convenios 2 y José Smith—Historia 1:27–65, y anote sus impresiones espirituales.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

A fin de alentar a los miembros de la clase a que compartan puntos de vista y experiencias que hayan tenido al estudiar estos pasajes de las Escrituras, podría pedirles que compartan un versículo que los haya hecho reflexionar más a fondo que de costumbre. ¿Qué les impresionó acerca de ese versículo?

Enseñar la doctrina

José Smith—Historia 1:27–65

José Smith fue llamado por Dios para que realizara Su obra.

  • ¿Le ayudaría a la clase repasar el relato que se encuentra en José Smith—Historia 1:27–65? Podría invitar a un miembro de la clase a que lo resuma, o bien, los miembros de la clase podrían contarse el relato unos a otros en grupos de dos o en grupos pequeños. Anímelos a que mencionen todos los detalles que recuerden. ¿Cómo fortalece este relato nuestro testimonio del llamamiento divino de José Smith? ¿Qué lecciones aprendemos en este relato en cuanto a la forma en que Dios lleva a cabo Su obra?

  • Considere mostrar objetos o imágenes que se relacionen con la obra que José Smith fue llamado a efectuar, tales como un ejemplar del Libro de Mormón o una imagen de un templo. Los miembros de la clase podrían buscar versículos en José Smith—Historia 1:33–42 que enseñen esos aspectos de la misión del Profeta. ¿Cómo se relaciona la obra que Dios tuvo para José Smith con la que Él tiene para nosotros? ¿Qué nos enseñan los profetas vivientes sobre esa obra?

Doctrina y Convenios 2

Elías el Profeta vino para hacer volver nuestro corazón hacia nuestros antepasados.

  • ¿Le beneficiaría a la clase un análisis sobre quién era Elías el Profeta y sobre el poder sellador que él restauró? Los miembros de la clase podrían leer en cuanto a Elías el Profeta en la Guía para el Estudio de las Escrituras o repasar un relato de su vida (véase 1 Reyes 17–18). ¿Qué agrega esta información a nuestro entendimiento de Doctrina y Convenios 2? También podrían hablar de lo que significa sellar algo. Tal vez le podrían servir algunos objetos, como una lata de alimentos, una bolsa para guardar cosas con cierre hermético o un sello que ratifique un documento. ¿Cómo podrían esos objetos ayudarnos a comprender lo que significa sellar a las familias? ¿De qué manera ayuda ese poder a cumplir el propósito de la creación de la tierra? (Véanse Doctrina y Convenios 138:47–48 y la cita del presidente Russell M. Nelson en “Recursos adicionales”). Para ayudar a los miembros de la clase a ver cómo se cumplió la profecía que se encuentra en Doctrina y Convenios 2, podrían analizar Doctrina y Convenios 110:13–16.

  • Quizá el hecho de aprender sobre “las promesas hechas a los padres” (Doctrina y Convenios 2:2) podría ayudar a las personas a las que enseña a comprender el poder del sacerdocio que Elías el Profeta fue enviado a restaurar. ¿Quiénes son “los padres”? (Véase Doctrina y Convenios 27:9–10). ¿Qué promesas hizo el Señor a Abraham, Isaac y Jacob? (Véanse Génesis 17:1–8; 22:16–18; 26:1–5, 24; 28:11–15; Abraham 2:8–11). ¿Qué significa “plantar” esas promesas en nuestro corazón? ¿Cómo nos ayuda el hecho de hacer eso a volver nuestro corazón hacia nuestros antepasados?

Templo de Palmyra, Nueva York

  • A fin de inspirar a los miembros de la clase a volver el corazón hacia sus antepasados, podría invitar a algunos de ellos a que dirijan un análisis sobre el tema. Considere incluir al consultor de templo e historia familiar de barrio. Para comenzar, podrían leer Doctrina y Convenios 2:2–3 e invitar a los líderes de análisis a compartir experiencias en las cuales hayan vuelto el corazón hacia sus antepasados. ¿Qué ha sucedido en la vida de ellos que les haya despertado el deseo de averiguar sobre su historia familiar? ¿Qué sugerencias pueden dar para ayudar a otros miembros de la clase a que participen en la historia familiar y el servicio en el templo? La cita del presidente Dallin H. Oaks que se encuentra en “Recursos adicionales” y los videos “Las bendiciones prometidas de la historia familiar” y “If We Put God First” [Si ponemos a Dios primero] (ChurchofJesusChrist.org) también podrían ayudar a inspirar a los miembros de la clase. Además, podría remitir a los miembros a FamilySearch.org en busca de ideas.

Recursos adicionales

El propósito de la Creación.

El presidente Russell M. Nelson enseñó:

“… La vida eterna, hecha posible por medio de la Expiación, es el propósito supremo de la Creación. Para expresar esa declaración en forma negativa, diremos que, si las familias no se sellaran en los santos templos, toda la tierra sería totalmente asolada.

“Los propósitos de la Creación, de la Caída y de la Expiación se centran en la obra sagrada que se realiza en los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” (véase “La Expiación”, Liahona, enero de 1997, pág. 39). Véase también Moisés 1:39.

Todos podemos hacer algo.

El presidente Dallin H. Oaks enseñó: “… en la obra de redimir a los muertos hay muchas tareas que cumplir… Debemos tener cuidado de no forzar a nadie a hacerlo todo, sino alentar a todos a que hagan algo” (Dallin H. Oaks, “‘Con prudencia y orden’”, Liahona, diciembre de 1989, pág. 20).

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Incluya a los alumnos que no estudiaron las Escrituras en el hogar. Asegúrese de que todos los miembros de la clase se sientan cómodos de participar en el análisis y de aportar a él, incluso aquellos que tal vez no hayan leído en casa.