Primaria
13 – 19 diciembre. La Familia: Una Proclamación para el Mundo: “La familia es fundamental en el plan del Creador”
anterior siguiente

“13 – 19 diciembre. La Familia: Una Proclamación para el Mundo: ‘La familia es fundamental en el plan del Creador’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Doctrina y Convenios 2021 (2020)

“13 – 19 diciembre. La Familia: Una Proclamación para el Mundo”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2021

13 – 19 diciembre

La Familia: Una Proclamación para el Mundo

“La familia es fundamental en el plan del Creador”

¿Qué principios que se encuentran en “La Familia: Una Proclamación para el Mundo” se siente inspirado a compartir con los niños? Conforme se prepare para enseñar, anote las impresiones que reciba del Espíritu.

Anotar sus impresiones

Invitar a compartir

Invite a los niños a que lleven o hagan un dibujo de su familia para mostrárselo a la clase. Pídales que compartan algo que les encante de su familia o que hayan aprendido sobre la familia durante la semana.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Las familias son importantes en el plan del Padre Celestial

¿Cómo puede valerse de la proclamación sobre la familia para ayudar a los niños a comprender cuán importante es la familia en el plan de Dios?

Posibles actividades

  • Ayude a los niños a pensar en cosas que sean de tanta importancia que deseen decirlas a todas las personas. Muéstreles una copia de “La Familia: Una Proclamación para el Mundo”, y explique que los profetas y apóstoles la escribieron con el fin de decirle a todo el mundo cuán importante es la familia para el Padre Celestial. Pregúnteles por qué creen que la familia es tan importante para el Padre Celestial. Comparta algo de la proclamación que considere que todo mundo deba saber.

  • Muestre a los niños una ilustración de un templo y una foto de una familia. Permítales que sostengan las ilustraciones mientras usted lee el último enunciado del tercer párrafo de la proclamación sobre la familia. Pídales que señalen la ilustración correspondiente cuando usted lea las palabras “templos” y “familias”. Testifique que gracias a las ordenanzas del templo, nuestra familia puede ser unida para siempre. Entonen juntos una canción sobre las familias eternas, tal como “Me encanta ver el templo” (Canciones para los niños, pág. 99), y ayude a los niños a que escuchen las palabras como “templo” y “familia”.

  • Pregunte a los niños qué podemos hacer para fortalecer algunas cosas, como los dientes, el cuerpo o un edificio. ¿Qué podemos hacer para fortalecer a nuestra familia? Ayúdelos a comprender los principios que conducen a la felicidad en la vida familiar, los cuales se encuentran en el séptimo párrafo de la proclamación sobre la familia (véase también la hoja de actividades de esta semana). Ayúdelos a idear maneras en las que podrían fortalecer a su familia.

    Los padres deben criar a los hijos con amor y rectitud.

Soy un “amado hijo o hija procreado como espíritu por padres celestiales”.

La proclamación sobre la familia enseña que todos somos hijos de Padres Celestiales y que estamos aquí en la tierra con el fin de llegar a ser como Ellos.

Posibles actividades

  • Entonen juntos “Soy un hijo de Dios” (Canciones para los niños, págs. 2–3). Después lance una pelota o un objeto blando a uno de los niños y diga “Conozco a un(a) hijo(a) de Dios que se llama [nombre del niño o de la niña])”. Pida a ese niño que le lance el objeto a otro niño diciendo las mismas palabras y agregando el nombre correspondiente. Repitan la actividad hasta que todos hayan tenido su turno. Testifique que cada niño es un “amado hijo o hija procreado como espíritu por padres celestiales”.

  • Considere maneras en las que podría ilustrar el concepto de que, debido a que somos hijos de Padres Celestiales, podemos llegar a ser como Ellos. Por ejemplo, muestre ilustraciones de animales con sus hijos o fotos de usted y sus padres o sus hijos, y ayude a los niños a ver las similitudes. Testifique que al igual que los hijos crecen y llegan a ser como sus padres, nosotros podemos llegar a ser un día como nuestros Padres Celestiales.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

La familia es fundamental en el plan del Padre Celestial.

La proclamación sobre la familia se dictó con el fin de reafirmar verdades eternas sobre la familia. Considere la forma en que ayudará a los niños a profundizar su testimonio de esas verdades.

Posibles actividades

  • Pregunte a los niños si saben quién redactó la proclamación sobre la familia. (En su mensaje “El plan y la proclamación” [Liahona, noviembre de 2017, págs. 28–31], el presidente Dallin H. Oaks explicó la forma en que fue redactada). Ayude a los niños a comprender el significado de las palabras “solemnemente proclamamos” que se encuentran en el primer párrafo. Pídales que compartan sus ideas sobre por qué los profetas y apóstoles desean “solemnemente proclama[r]” verdades sobre la familia en la actualidad.

  • Comparta algunos enunciados de la proclamación sobre la familia que sean de particular significado para usted. Invite a los niños a que compartan sus sentimientos sobre esas verdades. ¿De qué manera sería distinta nuestra vida si no supiéramos esas cosas? Entonen juntos una canción que se relacione con las verdades que se encuentran en la proclamación, tales como “El plan de Dios puedo seguir” o “Las familias pueden ser eternas” (Canciones para los niños, págs. 86–87, 98).

  • Muestre a los niños ilustraciones que representen las verdades que se encuentran en la proclamación sobre la familia (o invítelos a que dibujen algunas). Podrían ser ilustraciones de un templo, una familia orando o jugando, o una pareja de casados. Invítelos a que busquen enunciados en la proclamación sobre la familia que se relacionen con las ilustraciones. ¿Qué nos enseñan esos enunciados?

  • Prepare algunas preguntas que se puedan responder con la proclamación sobre la familia, tales como: “¿Qué siente Dios en cuanto al matrimonio?” y “¿Qué cosas hacen que una familia sea feliz?”. Permita que cada niño escoja una pregunta y ayúdelos a encontrar la respuesta en la proclamación.

  • Invite a los padres de uno de los niños a que hablen a la clase de la forma en que “como compañeros iguales [se ayudan] el uno al otro” en las “sagradas responsabilidades” que tienen en su familia. Invite a los niños a que hablen de lo que pueden hacer ahora a fin de prepararse para ser esposas y esposos, y madres y padres rectos.

Las familias son más felices si siguen a Jesucristo.

El Padre Celestial ama a cada uno de Sus hijos y Él desea que sean felices. ¿Cómo puede ayudar a los niños a quienes enseña a comprender que puede lograrse la verdadera felicidad si se siguen las enseñanzas y el ejemplo de nuestro Salvador Jesucristo?

Posibles actividades

  • Trace en la pizarra el contorno de un enorme corazón e invite a los niños a que lean el séptimo párrafo de la proclamación. Pídales que busquen cosas que pueden hacer para ayudar a que su familia sea feliz y escriba sus respuestas dentro del corazón. Invítelos a que elijan algo en lo que puedan trabajar a fin de que su hogar sea más feliz.

  • Invite a los niños a que compartan experiencias en las que se hayan sentido amados por uno de sus familiares. Ayúdelos a señalar principios del séptimo párrafo de la proclamación que pueden ayudar a que los integrantes de la familia se sientan amados. ¿Cómo debería influir el conocimiento que tenemos del evangelio de Jesucristo en la forma en que tratamos a nuestra familia?

  • Pregunte a los niños qué le dirían a un amigo si este les preguntara por qué es importante casarse y tener hijos. ¿Cómo ayudaríamos a ese amigo a comprender lo importante que son las familias para el Padre Celestial? Ayude a los niños a buscar enunciados en la proclamación sobre la familia que puedan servirles; véase también el video “¿Cuál es el propósito de la familia?” (youtube.com/watch?v=C9Cv22OK5VA).

icono de aprender

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a planear algo que harán para fortalecer a su familia. Anímelos a que compartan el plan con sus familiares en casa.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Sea considerado. Al enseñar las verdades que se enseñan en la proclamación sobre la familia, tenga presente que muchos niños se crían en familias cuyas condiciones no coinciden con los ideales que se explican en ella. Tenga cuidado de no decir nada que pudiera desalentarlos o hacerlos sentir inferiores.