Jesús limpia la mercadería mundana de los patios del templo para así poder mantener el templo como un lugar santo.
Vivir el Evangelio

El templo

11/25/22 | 1 min de lectura
El Salvador visita la casa de Su Padre.

En este día de Su última semana en la vida terrenal, Jesús regresó al templo de Jerusalén y echó fuera a las personas que estaban comprando y vendiendo cosas allí. “… Mi casa, casa de oración será llamada, pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones”, dijo el Salvador (Mateo 21:13). Luego sanó al cojo y al ciego y regresó a la casa de Lázaro, María y Marta en Betania.

Esta publicación es parte de una serie que comparte los acontecimientos de la semana previa a la resurrección del Salvador.

Comentarios
0