Tu vida tiene un propósito y significado

La vida en la tierra no se produjo por accidente. Estás aquí como parte del plan de felicidad de Dios para todos nosotros.

Encuentra respuestas por medio de Jesús

Estás aquí por una razón

¿Te has preguntado alguna vez por qué estás aquí? ¿Por qué creó Dios esta tierra y te puso en ella? Si sientes en el fondo de tu alma que tu vida debe tener un propósito mayor que el de simplemente existir, puedes encontrar respuestas acudiendo a Dios.

Creemos que existimos antes de que comenzara esta tierra, viviendo con Dios como Sus hijos en forma espiritual. Al igual que un padre envía a su hijo a la escuela, nuestro Padre Celestial nos envió a cada uno de nosotros aquí para que pudiéramos obtener un cuerpo físico y aprender y progresar para llegar a ser más semejantes a Él antes de regresar a vivir en Su presencia algún día.

A mother stands and comforts her son in their home

Dios quiere que seas feliz

Como Dios sabía que nuestro progreso requeriría que tomáramos decisiones y experimentáramos oposición, envió a Su Hijo Jesucristo para que fuera nuestro Salvador y nos ayudara a encontrar la felicidad duradera en esta vida. El evangelio de Jesucristo promete paz, gozo duradero y fortaleza a quienes siguen fielmente los mandamientos de Dios y se bautizan en la Iglesia de Cristo. El Libro de Mormón enseña lo siguiente:

Aunque experimentar tristeza es una parte natural de esta vida, no se supone que sea lo único que experimentes. Dios nos bendijo con muchas cosas hermosas y maravillosas para disfrutar en esta tierra.

Una de las mayores fuentes de gozo y sentido de la vida pueden ser las relaciones con otras personas. Dar y recibir amor forma parte del propósito de la vida. La promesa de la vida eterna con Dios y tus seres queridos puede proporcionarte una esperanza que te ayude a superar los momentos difíciles.

South Africa: Family Life

La vida es un tiempo para aprender y progresar

La vida incluye experiencias dolorosas. Cuando atraviesas momentos difíciles, puede ayudarte el recordar que Dios tiene el control, que Él quiere lo mejor para ti y que, si haces todo lo posible por seguirlo, todo lo que experimentes se arreglará algún día por medio de Jesucristo. La Biblia promete: “Y enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá más muerte, ni habrá más llanto, ni clamor ni dolor” (Apocalipsis 21:4).

an elderly man smiles as his daughter gives him a kiss on the cheek.

Progresar a través de los desafíos

Las experiencias que vives a lo largo de tu vida te ayudan a desarrollar tu potencial como hijo de Dios. Cuando quieres fortalecer tus músculos, haces ejercicios que proporcionan resistencia a esos músculos. Del mismo modo, las pruebas a las que te enfrentas pueden ayudar a forjar tu carácter al ofrecerte una resistencia que te lleve a progresar espiritual, mental y emocionalmente.

Aprender a sentir empatía

Cuando pasas por desafíos, tu empatía por los demás puede aumentar y puedes llegar a ser más semejante a Jesucristo. Puedes ser un instrumento en las manos de Dios para ayudar a otros que pasan por dificultades similares.

Todo se arreglará

Uno de los dones que Dios nos ha dado es la libertad de elegir por nosotros mismos. Por desgracia, a veces quienes te rodean tomarán decisiones que te causarán sufrimiento a ti o a tus seres queridos. Eso no es una señal de que Dios no te ama o que no está contento contigo. Las cosas que sufres injustamente son temporales y al final serán reparadas por medio de Jesucristo.

Puedes llegar a ser mejor

Thailand: Harvesting

Cuando Dios te envió aquí para aprender, sabía que cometerías errores y que necesitarías ayuda para superar el pecado. Él proveyó un Salvador y Redentor, Jesucristo, para que sufriera y muriera por ti y por cada persona que haya vivido. Gracias al sacrificio de Jesús, puedes encontrar perdón y sanación.

Con la ayuda del Salvador, puedes superar el pecado, las debilidades, los hábitos y las adicciones que te han frenado en el pasado. Puedes llegar a ser más caritativo, presto a perdonar, humilde y paciente de lo que eras antes. Este proceso de hacerte más semejante a Cristo te ayudará a continuar en el camino de regreso para vivir de nuevo con Dios.

Aprende más sobre el plan de Dios
Dios tiene un plan para ti. Aprende con los misioneros sobre el propósito de la vida en una visita en línea o en persona.
Solicita una visita
Las preguntas más importantes de la vida
Acompáñanos en esta serie de siete correos electrónicos en los que analizaremos el plan de Dios y el propósito de la vida.