Dios te conoce y te ama

Cada uno de nosotros es un amado hijo de Dios. Puedes acercarte más a tu Padre Celestial a través de la oración y aprender a reconocer Su amorosa guía en tu vida.

Aprende más sobre el plan de Dios para ti

Eres un hijo de Dios

Una de las grandes verdades de la Biblia es que todos somos “linaje de Dios” (Hechos 17:29), creados a Su imagen. Como hijo de Dios, tienes un potencial y valor infinitos. Antes de tu vida aquí en la tierra, vivías con Dios, y Él te envió aquí para aprender y progresar a fin de llegar a ser más semejante a Él.

Dios te conoce personalmente

Jesucristo enseñó que Dios, nuestro Padre Celestial, se da cuenta cada vez que un pajarillo cae al suelo y que para Él “más valéis vosotros que muchos pajarillos” (véase Mateo 10:29–31). En todas las dificultades a las que te enfrentes, nunca estarás solo. Dios vela por ti. Él te conoce perfectamente y sabe lo que necesitas para ayudarte a superar tus desafíos.

Puedes hablar con Dios mediante la oración

Photo of an older man sitting in a chair in a bright room. His head is bowed and he is folding his hands. He is praying. There are people behind him talking in the room.

Dios es tu Padre Celestial

Dios te ama y desea que tengas éxito. Al igual que todos los padres amorosos, Él desea escucharte y está deseoso de brindarte guía si estás dispuesto a hablar con Él por medio de la oración.

La oración es una conversación

La verdadera oración es algo más que un ritual o una forma de pedir algo que deseas. En lugar de eso, la oración es una conversación entre tú y tu Padre Celestial. Puedes hablar con Dios de las cosas por las que estás agradecido, de tus esperanzas y sueños, de tus preocupaciones y de las cosas que quieres o necesitas.

Dios escucha y contesta nuestras oraciones

Dios escucha y contesta nuestras oraciones. Puede que la respuesta no llegue de la forma que esperas, y no siempre será la respuesta que esperabas, pero si estamos dispuestos a recibirla, llegará. Es posible que reconozcas la respuesta por medio de pensamientos y sentimientos, en las acciones de alguien de tu entorno o a través de un pasaje de las Escrituras que leas.

Puedes sentir el amor de Dios

Tu Padre Celestial siempre está al tanto de ti y de tus necesidades. Si estás luchando con las dudas o te sientes desconectado de Dios, puedes aprender a reconocer mejor Su presencia en tu vida probando estas cosas:

  • Dedica un tiempo cada día para apartar todas las distracciones y enfocarte en Dios.
  • Ora con regularidad para sentir el amor de Dios en tu vida.
  • Lee la palabra de Dios en las Escrituras y otros mensajes acerca de Su amor.
  • Lleva un diario en el que puedas escribir acerca de las bendiciones que Dios te ha dado y las impresiones espirituales que has sentido.
  • Habla con amigos y familiares de confianza sobre cómo han sentido el amor de Dios en su vida.
  • Practica el amor cristiano hacia los demás mediante el servicio y el perdón.
Fortalece tu fe en Dios
La fe puede ayudarte a encontrar paz y fortaleza en los momentos difíciles. Los misioneros pueden ayudarte a aumentar tu fe en Dios y a desarrollar una relación más estrecha con Él.
Solicita una visita
Las preguntas más importantes de la vida
Acompáñanos en esta serie de siete correos electrónicos en los que analizaremos el plan de Dios y el propósito de la vida.