Las familias pueden ser eternas

Los lazos familiares que se forman en esta vida pueden perdurar más allá de la tumba. Fortalecer tu relación con Dios puede conducir a relaciones más fuertes con tu familia.

La familia es fundamental en el plan de Dios

Como tu amoroso Padre Celestial, Dios te envió aquí a la tierra para aprender y progresar. Las familias desempeñan una función crucial en tu progreso aquí en la tierra.

La familia es el elemento central de una sociedad fuerte. Aspiramos a establecer relaciones familiares fuertes. El hogar puede ser un lugar donde sentimos amor, seguridad y apoyo. Cada familia puede parecer y sentirse diferente, pero a medida que nos conectamos con Dios, podemos tener familias más fuertes que satisfagan nuestras necesidades espirituales, emocionales y físicas.

Puedes estar con tu familia para siempre

Si tu familia es una gran fuente de amor y gozo en tu vida, podría resultar difícil imaginar una definición del cielo que no incluya esas relaciones. Parte de las buenas nuevas del evangelio de Jesucristo es que las familias pueden estar juntas para siempre.

En la Biblia, Jesús otorgó a los doce apóstoles la autoridad del sacerdocio, prometiendo que “todo lo que atéis en la tierra será atado en el cielo” (Mateo 18:18). Esa misma autoridad de Dios une (o “sella”) a esposos y esposas y a padres e hijos juntos por la eternidad en los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días hoy en día.

Estas ceremonias efectuadas en los templos prometen que los matrimonios de quienes son fieles a Dios y entre sí pueden durar toda la eternidad en lugar de terminar con la muerte. Realizamos estas mismas ceremonias de sellamiento por representante a favor de nuestros antepasados, quienes creemos que pueden elegir aceptar o rechazar la obra realizada en su nombre.

Las relaciones familiares y las circunstancias pueden ser complicadas, y no sabemos cómo Dios lo resolverá todo en la otra vida; pero tenemos fe en la sabiduría y el amor perfectos de Dios y en que el cielo será un lugar de gozo inimaginable.

Puedes encontrar ayuda para fortalecer a tu familia

Hay más probabilidades de lograr relaciones familiares afectuosas cuando estas se basan en los principios que Jesús enseñó. Practicar la caridad, el perdón, la honestidad, la gratitud y otros principios enseñados por el Salvador es una receta para la felicidad en tu vida familiar. A medida que tu familia se acerque a Dios a través de hábitos como la oración familiar y la asistencia a la Iglesia juntos, también se acercarán los unos a los otros.

Debido a que creemos que las familias desempeñan una función tan importante en esta vida y en la próxima, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días trabaja con empeño para apoyar las relaciones familiares saludables. Aquí tienes algunas formas en las que puedes encontrar apoyo para tu familia:

Recursos de la Iglesia para las familias

Programas para los jóvenes
La noche de hogar
Ministrar
Autosuficiencia
Edificar una comunidad para adultos solteros
Hablemos sobre la familia
La Iglesia puede ayudarte a fortalecer a tu familia y a preservar esas preciadas relaciones por la eternidad. Puedes aprender cómo al hablar sobre la familia con los misioneros en línea o en persona.
Solicita una visita
Recibe mensajes inspiradores
Recibe semanalmente artículos y videos inspiradores que te ayudarán a fortalecer tu relación con Dios.