Conferencia general
Ideas para prepararse


“Ideas para prepararse para participar en la conferencia general”, Ideas para prepararse para participar en la conferencia general, 2020

“Ideas para prepararse para participar en la conferencia general”, Ideas para prepararse para participar en la conferencia general

Imagen

Ideas para prepararse para participar en la conferencia general

Cada abril y octubre, tenemos el privilegio de escuchar mensajes de inspiración y guía del Padre Celestial a través de Sus profetas, apóstoles y otros líderes de la Iglesia. La conferencia general es un regalo maravilloso, ¡un regalo del que deberíamos tratar de cosechar tantos beneficios como podamos!

¿Te preguntas cómo puedes prepararte mejor para “escucharlo a Él” durante la próxima conferencia general? A continuación hay cuatro ideas:

Haz preguntas y busca respuestas

Deberíamos prepararnos para ver la conferencia general con algunas preguntas en mente. El élder Dieter F. Uchtdorf enseñó: “Tal vez las respuestas a sus oraciones específicas provengan directamente de un discurso particular o de una frase específica. En otras ocasiones, las respuestas quizás se presenten en una palabra, frase o canción que aparentemente no se relacionan con el tema. Un corazón lleno de gratitud por las bendiciones de la vida y un deseo sincero de oír y de seguir las palabras de consejo prepararán la vía para la revelación personal” (“La conferencia general: Una bendición singular”, Liahona, septiembre de 2011, pág. 4).

De modo que, cuando te prepares para la conferencia general, piensa en preguntas que hayas estado considerando, anótalas y luego presta atención a las respuestas que el Señor te enviará a través de Sus siervos durante la conferencia general. Anota y guarda las preguntas que tengas sobre la conferencia y las respuestas inspiradas que recibas en la publicación actual de la conferencia general.

Abre el corazón y la mente para escucharlo a Él

Además de responder a tus preguntas, tal vez el Señor tenga otras cosas que quiera decirte. Sé receptivo a cualquier mensaje que Él pueda tener para ti. Si le oras a Él y pides ayuda para oír y reconocer Su voz con sinceridad, Él te ayudará a encontrar aquellos mensajes que vayan dirigidos a ti durante la conferencia general. A fin de desarrollar esta relación y destreza, mira cómo cada uno de los apóstoles del Señor “lo escucha a Él”.

Imagen

Aprende más sobre los testigos especiales de Jesucristo

Una razón por la que nos gusta tanto la conferencia general es que nos da la oportunidad de oír a los apóstoles del Señor Jesucristo hacer lo que fueron llamados a hacer: expresar su testimonio como testigos especiales de Él. Mientras escuchas sus mensajes, presta atención específicamente a lo que enseñan acerca de Jesucristo. Considéralo una oportunidad para intensificar tu fe en el Salvador y Su evangelio.

Si deseas saber más sobre estos testigos especiales de Jesucristo, puedes encontrar recursos excelentes en el sitio web de la Iglesia. Estos recursos son una manera magnífica de aprender sobre los líderes de la Iglesia y aumentar tu testimonio acerca de los llamamientos especiales que tienen.

Imagen

Invita a otras personas a participar en la conferencia general

Así como Él tiene mensajes para ti, Dios quiere hablarles a todos Sus hijos. Piensa en alguien que conozcas que podría beneficiarse de escuchar la voz del Señor durante la conferencia general. Hay muchas maneras de invitar a otras personas a ver la conferencia general:

Después de la conferencia

La conferencia general puede ser un banquete de impresiones espirituales y de revelación. A fin de ayudarte a recordar las experiencias espirituales que tuviste, puedes escribir en tu diario acerca de las preguntas que fueron contestadas, los discursos que te inspiraron y las maneras en las que quieres progresar. También puedes compartir tus pensamientos con tus seres queridos. Piensa en cómo la conferencia te ha acercado a Cristo y en lo que harás para continuar siguiéndolo a Él y las palabras de Sus profetas. El presidente Henry B. Eyring, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, enseñó: “Si confían en Dios lo suficiente para escuchar Su mensaje en cada discurso, himno y oración de esta conferencia, lo encontrarán. Y si luego van y hacen lo que Él quiere que hagan, su poder para confiar en Él crecerá, y con el tiempo se sentirán inundados de gratitud al ver que Él ha llegado a confiar en ustedes” (“Confía en Dios, luego ve y hazlo”, Liahona, noviembre de 2010, pág. 73).

A continuación hay recursos adicionales para mejorar tu experiencia con la conferencia general:

Consulta “Maneras de ver o escuchar la conferencia general en directo” para saber cómo conectarte.