¿Qué significa ser ordenado al sacerdocio?

¿Qué significa ser ordenado al sacerdocio?

El sacerdocio es el poder y la autoridad de Dios que Él da a Sus hijos para que actúen en Su nombre. Por medio del sacerdocio recibimos las ordenanzas de salvación. A los hombres se los ordena a oficios en el sacerdocio, y tanto los hombres como las mujeres pueden experimentar el poder y las bendiciones del sacerdocio en su vida. Las mujeres tienen acceso al poder del sacerdocio en sus responsabilidades en la Iglesia y en el plan de Dios.

Ser ordenado al sacerdocio significa recibir la autoridad para ejercer un oficio específico del sacerdocio. Para ordenar a alguien, un hombre que posee la debida autoridad coloca sus manos sobre la cabeza de la persona que va a ser ordenada y pronuncia una oración especial que otorga la autoridad para actuar en ese oficio.

Sacrament. Passing and Partaking

La ordenanza de la Santa Cena es administrada por medio de la autoridad del sacerdocio.

Poco después del bautismo y la confirmación, los hombres y los jovencitos mayores de 12 años que sean dignos pueden recibir el sacerdocio. El sacerdocio inicial o preparatorio se llama Sacerdocio Aarónico. Los que han sido ordenados al Sacerdocio Aarónico pueden preparar, bendecir y repartir la Santa Cena y bautizar a otras personas. El Sacerdocio Aarónico ayuda a los hombres a prepararse para recibir el Sacerdocio de Melquisedec. Los que han sido ordenados al Sacerdocio de Melquisedec, o sacerdocio mayor, pueden dar bendiciones del sacerdocio y efectuar ordenanzas como la confirmación de los nuevos miembros de la Iglesia y la ordenación de otras personas al Sacerdocio de Melquisedec.

Cuando se ordena a un hombre al sacerdocio, él hace convenio de cumplir con sus deberes sagrados, servir a los demás y ayudar a edificar la Iglesia. El poder del sacerdocio siempre debe utilizarse para bendecir y servir a los demás y solo puede ser usado con rectitud y amor.

Boy receiving blessing

Un jovencito es ordenadao al sacerdocio.

Después de bautizarse (y, si usted es hombre, después de ser ordenado al sacerdocio), puede prepararse para entrar en el templo. Allí, tendrá la oportunidad de recibir ordenanzas del Evangelio y bendiciones adicionales, a medida que continúa en su camino de regreso a Dios.