Libro de Mormón 2020
27 abril – 3 mayo. Mosíah 7–10: “Con la fuerza del Señor”

“27 abril – 3 mayo. Mosíah 7–10: ‘Con la fuerza del Señor’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Libro de Mormón 2020 (2020)

“27 abril – 3 mayo. Mosíah 7–10”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2020

Minerva K. Teichert (1888-1976), Ammón ante el rey Limhi, 1949-1951, óleo sobre masonita, 91 x 122 cm. Museo de Arte de la Universidad Brigham Young, 1969

27 abril – 3 mayo

Mosíah 7–10

“Con la fuerza del Señor”

Con espíritu de oración, lea Mosíah 7–10 y medite sobre las impresiones que reciba. ¿De qué manera pueden las verdades de esos capítulos ayudar a cubrir las necesidades de los niños a quienes enseña?

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Aliente a los niños a compartir cualquier cosa que sepan en cuanto a los acontecimientos de estos capítulos. “Capítulo 13: Zeniff” (Historias del Libro de Mormón, págs. 36–37, o el video correspondiente en ChurchofJesusChrist.org) podría serle útil.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Mosíah 7:18–20, 33

Dios ayudó a las personas de las Escrituras, y me puede ayudar a mí.

El pueblo de Limhi, que estuvo en cautiverio bajo los lamanitas, necesitaba fe en que Dios les ayudaría, de modo que Limhi les recordó las ocasiones en que Dios había ayudado a Su pueblo.

Posibles actividades

  • Pida a los niños que hablen de alguna ocasión en la que necesitaron ayuda. Explique que el pueblo del rey Limhi tenía problemas, por lo que les compartió una historia para ayudarles a tener fe. Lea Mosíah 7:19 a los niños y muestre una imagen de los hijos de Israel cruzando el mar Rojo (véase Moisés divide las aguas del mar Rojo, ChurchofJesusChrist.org). Repase esa historia y la del maná, y ayude a los niños a hacer una dramatización de las historias (véanse los capítulos 1718 de Relatos del Antiguo Testamento, o los videos correspondientes en ChurchofJesusChrist.org). ¿En qué forma ayudó el Señor al pueblo? Testifique que el Señor también nos puede ayudar a nosotros.

  • Lea Mosíah 7:33 a los niños y ayúdeles a entender lo que el versículo nos enseña que debemos hacer para recibir ayuda del Señor. Ayude a los niños a pensar en movimientos que representen esas cosas, y repita el versículo mientras ellos hacen los movimientos. ¿Cuáles son algunas de las cosas con las que necesitamos ayuda? ¿Cómo podemos demostrar que confiamos en el Señor? Comparta una experiencia en la que haya confiado en el Señor y Él le haya ayudado.

  • Elija algunas estrofas de “Historias del Libro de Mormón” o “El valor de Nefi” (Canciones para los niños, págs. 62–63, 64–65) para cantar con los niños. Ayúdeles a descubrir cómo el Señor ayudó a las personas en el Libro de Mormón. Comparta otras historias de las Escrituras que sienta que ayudarán a los niños a aprender a confiar en el Señor.

Mosíah 8:16–17

Dios nos ha dado profetas, videntes y reveladores.

¿De qué manera podría utilizar Mosíah 8:16–17 para enseñar a los niños en cuanto a la función del profeta como vidente?

Posibles actividades

  • Muestre a los niños cómo ponerse las manos en los ojos como si estuvieran viendo a través de lentes o binoculares. Lea Mosíah 8:17 y pida a los niños que se pongan “lentes” cada vez que escuchen la palabra “vidente”. Explique que Dios nos ha dado profetas y que una de las funciones de un profeta es ser “vidente”, porque puede “ver” lo que está por venir. Comparta algunos ejemplos de cosas que los profetas han visto y nos han revelado (incluso las Escrituras), o bien, comparta un ejemplo de alguna ocasión en la que un profeta estaba actuando como vidente (tal como en 1 Nefi 11:20–21).

  • Elabore huellas de papel y dibuje en ellas cosas que los profetas nos han aconsejado hacer. Coloque las huellas formando un camino por el salón y describa los dibujos. Permita que los niños tomen turnos para actuar como profeta y guiar a los otros niños a seguir las huellas.

  • Ponga a la vista la imagen de la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar, y pida a los niños que describan lo que ven. Explique que el profeta José Smith era un vidente. El Señor le dio unas herramientas llamadas Urim y Tumim, así como una piedra vidente, para que las utilizara en la traducción del Libro de Mormón.

  • Muestre un segmento corto de un mensaje del Presidente de la Iglesia durante una conferencia reciente (o bien, muestre una imagen de él y lea algo que él enseñó). Testifique que él es un profeta, vidente y revelador.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Mosíah 7:18–20, 33; 9:14–19; 10:6–10, 19–21

Dios ayudó a las personas de las Escrituras, y me puede ayudar a mí.

Zeniff y su pueblo, que se habían establecido en la tierra de los lamanitas, estaban siendo atacados por los lamanitas y necesitaban la ayuda de Dios. ¿Qué pueden aprender los niños de esa historia en cuanto al hecho de que Dios ayuda a Sus hijos?

Posibles actividades

  • Organice a los niños en tres grupos e invite a cada grupo a estudiar una de las siguientes historias de las Escrituras: los israelitas cruzan el mar Rojo (véase Éxodo 14:10–14, 21–31), la familia de Lehi viaja por el desierto (véase 1 Nefi 16:9–16; 17:1–6), y el pueblo de Zeniff es librado de los lamanitas (véase Mosíah 9:14–19; 10:6–10, 19–21). ¿En qué forma demostraron las personas de esas historias que confiaban en Dios? ¿Cómo les ayudó Dios? ¿De qué manera nos ayuda a nosotros cuando confiamos en Él?

  • Invite a tres niños a anotar en la pizarra un desafío o problema que tienen. Pida a un niño que lea Mosíah 7:33 y aliente a los otros niños a borrar uno de los desafíos o problemas cada vez que escuchen algo que puedan hacer para recibir la ayuda del Señor. ¿En qué forma el confiar en el Señor nos ayuda a vencer nuestros desafíos?

Mosíah 8:12–19

El Señor proporciona profetas, videntes y reveladores para beneficiar a la humanidad.

Sostenemos a la Primera Presidencia y a los Doce Apóstoles como profetas, videntes y reveladores. ¿Cómo podría enseñar a los niños en cuanto al valor de los profetas?

Posibles actividades

  • Elija varias palabras importantes de Mosíah 8:12–19 y escríbalas en la pizarra. Invite a un niño a leer esos versículos y pida a los otros niños que levanten la mano cuando escuchen cada palabra de la pizarra. Detenga la lectura y analicen cada palabra como clase.

  • Pida a los niños que repasen Mosíah 8:16–18 para aprender qué es un vidente. Anote esta oración en la pizarra: Un vidente es como . Ayude a los niños a pensar en formas de completar la oración a fin de explicar por qué un vidente es una bendición para nosotros; por ejemplo, un vidente es como un salvavidas, que nos advierte de peligro.

  • Elija una frase de Mosíah 8:16–17 y, para anotarla en la pizarra, reemplace cada palabra con un símbolo inventado. Entregue a los niños una lista de los símbolos y las palabras que representan, y permita que descifren o “traduzcan” la frase, tal como lo hacen los videntes. ¿Cuáles son algunas de las formas en que los profetas, videntes y reveladores son “un gran beneficio” para nosotros? Mosiah 8:18).

Mosíah 9:14–18; 10:10–11

Cuando soy débil, el Señor puede fortalecerme.

Cuando los niños afrontan desafíos, en ocasiones se sienten débiles e indefensos. Utilice el relato del pueblo de Zeniff para enseñar a los niños que pueden recibir fortaleza del Señor.

Posibles actividades

  • Pida a los niños que compartan maneras de llegar a ser físicamente fuertes. ¿Qué significa tener “la fuerza del hombre”? (véase Mosíah 10:11). ¿Qué quiere decir tener “la fuerza del Señor”? (véase Mosíah 9:17–18; 10:10). ¿Cómo recibimos la fuerza del Señor?

  • Invite a los niños a hacer un dibujo de alguien que ellos sientan que tiene la fuerza del Señor y a compartir por qué dibujaron a esa persona.

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a compartir con su familia una historia de las Escrituras que les inspire a “[poner su] confianza en Dios” (Mosíah 7:19).

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Haga preguntas inspiradas. Haga preguntas que inviten a los niños a compartir su testimonio de verdades del Evangelio. Por ejemplo, si están hablando de los profetas, podría pedir a los niños que compartan de qué manera los profetas los han bendecido.