Primaria
13 – 19 abril. Mosíah 1–3: “Llenos de amor para con Dios y todos los hombres”
anterior siguiente

“13 – 19 abril. Mosíah 1–3: ‘Llenos de amor para con Dios y todos los hombres’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Libro de Mormón 2020 (2020)

“13 – 19 abril. Mosíah 1–3”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2020

Minerva K. Teichert (1888–1976), El discurso de despedida del rey Benjamín, 1935, óleo sobre masonita, 91 x 122 cm. Facultad de Arte de la Universidad Brigham Young

13 – 19 abril

Mosíah 1–3

“Llenos de amor para con Dios y todos los hombres”

A medida que lea Mosíah 1–3, ore para saber cómo puede ayudar a los niños a quienes enseña a entender las verdades importantes que el rey Benjamín enseñó. Anote las impresiones que reciba del Espíritu Santo.

Anote sus impresiones

Invitar a compartir

Muestre la imagen en la que el rey Benjamín está enseñando, que se encuentra en la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar. Pida a los niños que compartan lo que sepan en cuanto a esa imagen.

Enseñar la doctrina: Niños pequeños

Mosíah 2–3

Cuando sirvo a los demás, también estoy sirviendo a Dios.

¿Qué hará para ayudar a los niños a entender que servir a los demás es también una forma de servir a Dios?

Posibles actividades

  • Permita que los niños se turnen para ponerse una corona (la hoja de actividades de esta semana tiene un ejemplo) y subirse a una silla o banco para hacer de cuenta que son el rey Benjamín. Ellos lo pueden ir haciendo mientras usted comparte algunas de las cosas que el rey Benjamín enseñó a su pueblo, que se encuentran en Mosíah 2–3. Véase también el “Capítulo 12: El rey Benjamín” (Historias del Libro de Mormón, págs. 32–35, o el video correspondiente en ChurchofJesusChrist.org).

  • Invite a los niños a repetir la siguiente oración, unas cuantas palabras a la vez mientras aplauden cada sílaba con usted: “… cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, solo estáis al servicio de vuestro Dios” (Mosíah 2:17). Repítala hasta que los niños hayan aprendido algunas de las palabras o todas ellas. Testifique de que cuando ayudamos a los demás, también estamos ayudando al Padre Celestial y a Jesús y haciéndolos felices. Pida a los niños que compartan formas en que puedan ayudar a los demás.

  • Ayude a los niños a dibujar el contorno de su mano en una hoja de papel o a dibujar algo que puedan hacer para servir a su familia. Entonen juntos una canción que hable del servicio, tal como “Cuando ayudamos” (Canciones para los niños, pág. 108).

El rey Benjamín enseñó que para servir a Dios podemos servir a los demás.

Mosíah 2:19–25

Todas mis bendiciones proceden del Padre Celestial.

Cuando los niños reconozcan a Dios como la fuente de todas sus bendiciones, serán humildes y agradecidos.

Posibles actividades

  • Explique que el rey Benjamín enseñó que todas nuestras bendiciones proceden del Padre Celestial. Invite a los niños a prestar atención, mientras lee Mosíah 2:21, para encontrar una bendición que el Padre Celestial nos ha dado. ¿Qué otras bendiciones nos ha dado el Padre Celestial? ¿Cómo podemos demostrar que nos sentimos agradecidos por esas cosas? (véase Mosíah 2:22).

  • Lleve a cabo un juego en el que los niños se pasen un objeto mientras entonan o escuchan una canción que hable de la gratitud (véase “Gratitud” en el índice de temas de Canciones para los niños). Dejen de cantar o paren la música periódicamente, e invite a quien tenga el objeto a que comparta una bendición por la que esté agradecido.

Mosíah 3:1–20

Creo en Jesucristo.

Un ángel dijo al rey Benjamín verdades importantes sobre la vida y el ministerio de Jesucristo. Busque en esos versículos verdades sobre Jesús que usted sienta que son importantes que aprendan los niños.

Posibles actividades

  • Ponga a la vista imágenes de algunos de los acontecimientos mencionados en Mosíah 3:5–10 (véase, por ejemplo, Libro de obras de arte del Evangelio, nros. 30, 41, 42, 5759). Pregunte a los niños qué está sucediendo en las imágenes y ayúdeles según sea necesario. Lea lentamente Mosíah 3:5–10 e invite a los niños a levantar la mano cuando lea algo que esté representado en una de las imágenes. Invite a los niños a compartir otras cosas que saben que Jesús hizo cuando estuvo en la tierra.

  • Dibuje un sol en la parte superior de la pizarra a fin de representar el cielo. Dibuje varias sendas que lleven a diferentes lugares en la pizarra, pero solo una senda que lleve al cielo. Pida a los niños que encuentren esa senda y que coloquen una imagen de Jesús en ella. Lea Mosíah 3:17 y testifique que seguir a Jesucristo es la única manera de regresar al Padre Celestial.

Enseñar la doctrina: Niños mayores

Mosíah 2:11–18

Cuando sirvo a los demás, también estoy sirviendo a Dios.

¿Cómo puede ayudar a los niños a aprender del ejemplo de servicio del rey Benjamín?

Posibles actividades

  • Muestre a los niños una imagen en la que el rey Benjamín está enseñando a su pueblo (véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar o el Libro de obras de arte del Evangelio, nro. 74). Ayude a los niños a buscar en Mosíah 2:11–18 lo que el rey Benjamín hizo para servir. ¿Por qué prestó servicio a su pueblo? ¿Por qué debemos prestarnos servicio unos a otros?

  • Anote en la pizarra frases de Mosíah 2:16–17, omitiendo algunas de las palabras. Invite a los niños a buscar en las Escrituras las palabras que falten. Pídales que expliquen lo que esos versículos significan para ellos. Invítelos a compartir experiencias en las que otras personas les hayan prestado servicio a ellos, o en que ellos hayan prestado servicio a los demás. ¿Cómo los hicieron sentir esas experiencias?

  • Entregue a los niños tiras de papel para escribir formas en que pueden prestar servicio a los miembros de su familia, y dé a cada niño una bolsa donde pueda colocar las tiras de papel. Inste a los niños a escoger una tira de papel de la bolsa todos los días y a llevar a cabo ese acto de servicio porpara alguien.

Mosíah 2:15–25

No debo vanagloriarme de mi servicio ni de las buenas obras.

Piense en cómo puede ayudar a los niños a quienes enseña a entender que el servicio que prestemos debe ser inspirado por el amor que tenemos por los demás y por Dios.

Posibles actividades

  • Invite a los niños a compartir cómo definirían la palabra vanagloriarse, o ayúdeles a encontrar la definición en un diccionario. Ayúdeles a buscar en Mosíah 2:15–24 razones por las que el rey Benjamín no se vanaglorió de su servicio a los demás. ¿Por qué debemos prestar servicio a los demás? Después de que los niños compartan sus ideas, ayúdeles a entender que debemos procurar prestar servicio a los demás porque les amamos a ellos y a Dios, y no para lucirnos ante los demás.

  • Pida a los niños que compartan situaciones en las que alguien podría vanagloriarse o presumir de algo. ¿Por qué está mal vanagloriarse en esas situaciones? Invítelos a hacer uso del consejo del discurso del rey Benjamín que se encuentra en Mosíah 2:15–24 para ayudarles con las respuestas.

Mosíah 3:19

Jesucristo me purifica del pecado y me ayuda a llegar a ser santo.

A fin de llegar a ser como nuestro Padre Celestial, necesitamos más que ser purificados de nuestros pecados; nuestro corazón debe cambiar. Tal como enseñó el rey Benjamín, es necesario que venzamos nuestros deseos pecaminosos y que lleguemos a ser santos mediante la expiación del Salvador.

Posibles actividades

  • Dibuje dos personas en la pizarra, una que represente al “hombre natural” y otra que represente a un “santo”. (Es posible que tenga que definir esos términos). Lean juntos Mosíah 3:19 e invite a los niños a encontrar cambios que el hombre natural debe hacer a fin de llegar a ser santo. ¿En qué otras palabras o frases necesitarían ayuda los niños para entender?

  • ¿Los niños a quienes enseña alguna vez han ayudado a sus padres a preparar alimentos utilizando una receta? De ser así, podría invitarlos a utilizar Mosíah 3:19 para elaborar una “receta” para llegar a ser como Jesucristo. ¿Por qué es la expiación de Jesucristo el “ingrediente” más importante?

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a utilizar la hoja de actividades de esta semana para compartir con su familia o amigos cómo van a seguir el ejemplo del rey Benjamín y prestar servicio a los demás.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Los niños se benefician con la repetición. No tema repetir las actividades varias veces, en especial con los niños pequeños, ya que la repetición les ayudará a recordar lo que aprendan.