2010
Mantenga la conferencia viva en el diario vivir


Mantenga la conferencia viva en el diario vivir

Ha escuchado los mensajes; ha sentido el Espíritu; se ha comprometido a seguir el consejo. Pero ahora que ya terminó la conferencia, ¿qué hará para que ésta sea parte de su vida en los próximos seis meses?

Los miembros de la Iglesia, alrededor del mundo, comparten lo que les ayuda a recordar e implementar los mensajes de la conferencia general.

Incluya la conferencia general en su diario vivir

Escuche los discursos al estar haciendo ejercicio, al conducir, al efectuar quehaceres en el hogar o al prepararse para el comienzo del día.

—James, Ontario, Canadá

Cada miembro de la familia toma un turno y elige un discurso para escuchar durante el desayuno.

—Ashlee, Washington, EE. UU

Vea partes de la conferencia general en familia los domingos.

—Grant, California, EE. UU

Incorpore los discursos en las noches de hogar

Seleccione los mensajes que desee estudiar en familia y asígnelos a miembros de la familia para que los enseñen en las próximas noches de hogar.

—Vern y Jennifer, Utah, EE. UU

Lean o vean los discursos y pónganse metas en las que puedan trabajar como familia.

—Tony, Arizona, EE. UU

Utilice los discursos para el estudio de las Escrituras

Alterne la lectura de las Escrituras por la mañana con la lectura de un discurso de la conferencia general por la tarde.

—Diane, Washington, EE. UU

Lea un discurso a sus hijos cada noche como un relato antes de irse a dormir.

—Heather, Utah, EE. UU

Busque las referencias de las Escrituras de cada discurso después que lo haya leído.

—Becky, Utah, EE. UU

Subraye todo lo que las Autoridades Generales nos piden hacer específicamente y concéntrese en seguir su consejo.

—Helen, Australia

Estudie por temas

En una lista escriba los temas de los que se hablaron en la conferencia general y compárelos con las cosas que desee mejorar en su vida. Estudie un tema a la vez mientras se esfuerza por mejorar antes de la próxima conferencia general.

—Rebecca, Texas, EE. UU

Por algunos días, en su estudio de las Escrituras, concéntrese en un tema en particular o concéntrese en el mismo tema durante algunas semanas en las noches de hogar.

—Francis, Nigeria

Comparta los mensajes con otras personas.

Incluya citas de la conferencia general en boletines de la Iglesia o en volantes.

—Todd, West Virginia. EE. UU

Sea el anfitrión o únase a un club de lectura de la conferencia general, ya sea con otras personas o en línea. Cada semana estudie un discurso y vaya al club de lectura preparado para compartir lo que haya aprendido.

—Stephanie, Utah, EE. UU