Comparte la dádiva

    Relacionado

    ¿Es posible que un regalo que se dio hace dos mil años importe todavía? La respuesta es sí. La dádiva más grande fue dada por nuestro Padre Celestial a todos Sus hijos. Es la dádiva de Su Hijo, el Salvador: “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

    Por medio de Cristo, podemos vencer los obstáculos de la tristeza, el pecado y la muerte, y podemos fortalecernos para llegar a ser más como Él. Por la dádiva del Padre, podemos cambiar para siempre.

    Mientras celebras la dádiva más grande durante esta época de Navidad, estás invitado a compartirla con los demás. Comparte este video mediante el hashtag #Élesladádiva. También puedes crear ideas sobre cómo compartirás la dádiva de Cristo y luego escribirlas en un cartel para imprimir, tomar una foto y compartirla en las redes sociales.

    ¿Cómo compartirás la dádiva?

    Comparte tu experiencia

    ¿Por qué es Cristo la dádiva más grande en tu vida? Haz clic en Comparte tu experiencia a continuación.

    Error en el envío del formulario. Asegúrate que todos los campos se han completado correctamente e inténtalo de nuevo.

     
    1000 caracteres restantes

    Comparte tu experiencia