La Primera Visión

    La Primera Visión dio inicio a la Restauración

    En la primavera de 1820, Dios el Padre y Jesucristo se aparecieron a José Smith mientras oraba en una arboleda cercana a su casa, en la región occidental del estado de Nueva York. Dicho acontecimiento se conoce como la Primera Visión. (Haga clic aquí para leer el relato de la visión en las propias palabras de José).

    Jesucristo prometió que Él restauraría Su evangelio en la tierra. La Primera Visión dio inicio a dicha Restauración. Es una de las apariciones de Dios más documentadas de la historia y es un modelo del modo en que todos pueden recibir guía divina en su propia vida. Los videos, las obras de arte y los documentos aquí reunidos le ayudarán a entender este importante acontecimiento y a “sumergir[le] en la gloriosa luz de la Restauración”.
    Leer más

    La primera visión de José Smith: Ahora lo sabe

    Es posible que tenga preguntas sobre la Primera Visión y por qué esta es importante. Quizá se pregunte lo que significa para los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días o cómo se documentó inicialmente. Este breve video contesta esas preguntas.

    Ver el video

    “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”. —Santiago 1:5.

    “José regresó a su casa y leyó el versículo en la Biblia. ‘Ningún pasaje de las Escrituras jamás penetró el corazón de un hombre con más fuerza que este en esta ocasión, el mío’, recordaría él posteriormente. ‘Pareció introducirse con inmenso poder en cada fibra de mi corazón. Lo medité repetidas veces, sabiendo que si alguien necesitaba sabiduría de Dios, esa persona era yo’. Hasta entonces, él había escudriñado la Biblia como si esta tuviera todas las respuestas, pero ahora la Biblia le indicaba que podía acudir directamente a Dios para recibir respuestas personales a sus preguntas”.

    “Si algo nos enseña la experiencia trascendental que tuvo José Smith en la Arboleda Sagrada, es que los cielos están abiertos y que Dios habla a Sus hijos”.

    —Presidente Russell M. Nelson

    Conozca más

    Relatos de la Primera Visión

    “Las experiencias del profeta José Smith ofrecen una guía. Él comenzó y continuó su ministerio con la decisión de que su propia sabiduría no era suficiente para saber qué curso debía seguir. Decidió […] preguntar a Dios”.

    —Henry B. Eyring

    Los profetas y apóstoles actuales

    “La vida [de José Smith] hace y responde la pregunta: ‘¿Creen que Dios habla al hombre?’. De todo lo que logró en sus breves treinta y ocho años y medio de vida, José nos dejó, por sobre todas las cosas, el firme legado de la revelación divina; no una revelación sola y aislada sin evidencia ni trascendencia, ni ‘una forma sencilla de inspiración que se vierta en la mente de las buenas personas’ por todos lados, sino instrucciones específicas, documentadas y constantes de Dios”.

    —Élder Jeffrey R. Holland

    La revelación personal

    “El modo de recibir revelación personal es en realidad muy claro. Tenemos que tener el deseo de recibir revelación, no debemos endurecer nuestro corazón; luego, tenemos que pedir con fe, creyendo verdaderamente que recibiremos una respuesta; y después guardar diligentemente los mandamientos de Dios”. —Barbara Thompson

    Venga y vea