Doctrina y Convenios 108
    Notas al pie de página

    Sección 108

    Revelación dada por medio de José Smith el Profeta en Kirtland, Ohio, el 26 de diciembre de 1835. Se recibió esta sección a solicitud de Lyman Sherman, previamente ordenado setenta, quien había acudido al Profeta para solicitar una revelación que le hiciera saber su deber.

    1–3, A Lyman Sherman se le perdonan sus pecados; 4–5, Ha de ser contado entre los principales élderes de la Iglesia; 6–8, Es llamado a predicar el Evangelio y a fortalecer a sus hermanos.

    1 De cierto, así te dice el Señor, mi siervo Lyman: Te son perdonados tus pecados, porque has obedecido mi voz al venir aquí esta mañana para recibir consejo del que yo he nombrado.

    2 aRepose, por tanto, tu alma en cuanto a tu condición espiritual, y no resistas más mi voz.

    3 Levántate y ten más cuidado desde ahora en adelante, de observar los votos que has hecho y que haces, y serás bendecido con bendiciones sumamente grandes.

    4 Espera con paciencia hasta que se convoque la aasamblea solemne de mis siervos; entonces serás recordado con los primeros de mis élderes y recibirás el derecho, por medio de la ordenación, con el resto de mis élderes que he escogido.

    5 He aquí, esta es la apromesa del Padre para ti, si continúas fiel;

    6 y te será cumplida el día en que tengas el derecho de apredicar mi evangelio, dondequiera que te mande, desde entonces en adelante.

    7 Por tanto, afortalece a tus hermanos en todas tus conversaciones, en todas tus oraciones, en todas tus exhortaciones y en todos tus hechos.

    8 Y he aquí, estoy contigo para bendecirte y alibrarte para siempre. Amén.