Capacitación de maestros
Lección 5 para maestros en funciones: Introducción al Dominio de la doctrina
Notas al pie de página
Tema

“Lección 5 para maestros en funciones: Introducción al Dominio de la doctrina”, Recurso de capacitación para nuevos maestros: Un recurso para el mejoramiento del maestro que acompaña al Manual de enseñanza y aprendizaje del Evangelio., 2016

“Lección 5 para maestros en funciones”, Recurso de capacitación para nuevos maestros

Lección 5 para maestros en funciones

Introducción al Dominio de la doctrina

Actividades sugeridas para maestros en funciones

Esta lección contiene una lista de actividades que permitirán a los maestros practicar los principios que aprendieron en la experiencia de aprendizaje 14 realizada en casa. Algunas de las actividades serán más significativas si invita a los maestros a leer un discurso, ver un video o participar en un ejercicio breve a fin de estar preparados. Si fuera necesario, quizás podría crear sus propias actividades de práctica para que se adapten a las necesidades de los maestros de su clase.

Actividad de práctica 1: Principios proféticos del Dominio de la doctrina

Propósito: Ayudar a los maestros a reconocer y entender mejor los principios proféticos básicos del Dominio de la doctrina mediante la comparación de las enseñanzas de nuestros líderes con el volante “Reseña del Dominio de la doctrina”.

Doctrinal Mastery Wheel Graphic

Actividad: Pida a los maestros que lean uno o varios de los siguientes recursos antes de la capacitación en funciones. Estos recursos están disponibles en la página “Recursos de capacitación del Dominio de la doctrina”, que se encuentra en doctrinalmastery.lds.org. También puede seleccionar otros recursos basándose en las necesidades de capacitación.

Pida a los maestros que estudien el o los recursos durante 10 minutos, y que busquen principios y prácticas importantes del Dominio de la doctrina. Invítelos a que compartan sus impresiones en grupos pequeños o con todo el grupo de maestros en funciones.

Actividad de práctica 2: Recursos del Dominio de la doctrina en línea

Propósito: Ayudar a los maestros a estar al tanto de los recursos que pueden utilizar para comprender los principios y las prácticas del Dominio de la doctrina.

Actividad: Pida a los maestros que visiten doctrinalmastery.lds.org. Pida a cada maestro que elija dos o tres temas de interés para consultarlos en profundidad. Estos son algunos temas que se recomiendan:

Analicen brevemente cómo pueden utilizar los maestros este sitio web durante el año.

Actividad de práctica 3: Ritmo de avance del Dominio de la doctrina

Propósito: Ayudar a los maestros a entender y planificar mejor cuándo se enseñarán las lecciones del Dominio de la doctrina a lo largo del año.

Actividad: Pida a los maestros que repasen el manual del maestro del curso de estudio del año actual y las sugerencias sobre el ritmo de avance del Dominio de la doctrina. Señale ejemplos del manual sobre la manera en que se enseñan los temas doctrinales a lo largo del año. Muestre otros ejemplos de cómo pueden enseñarse los temas doctrinales en todo el período de una lección un día a la semana.

Invite a los maestros que hayan tenido experiencia enseñando las lecciones del Dominio de la doctrina que compartan lo que hayan aprendido al planificar y establecer el ritmo de avance de esas lecciones. Conceda tiempo a los maestros para que revisen su próximo mes de lecciones y que planifiquen cuándo enseñarán las lecciones del Dominio de la doctrina.

Nota: Haga hincapié en los siguientes puntos:

  • Los manuales del material del Dominio de la doctrina para el maestro son la fuente principal para tomar las decisiones respecto al ritmo de avance.

  • Las lecciones del Dominio de la doctrina deben enseñarse separadamente de las doctrinas y los principios del bloque de Escrituras.

  • Los principios en cuanto a adquirir conocimiento espiritual deben utilizarse en las actividades de práctica del Dominio de la doctrina.

  • Los principios en cuanto a adquirir conocimiento espiritual deben aplicarse en muchas situaciones a lo largo del año, a medida que los alumnos tengan preguntas o inquietudes.

Actividad de práctica 4: Actuar con fe: El muro

Propósito: Ayudar a los maestros a comprender mejor la manera de ayudar a los alumnos a aferrarse a la fe que tienen a medida que procuran obtener conocimiento espiritual.

Actividad: Pida a los maestros que piensen en algunas preguntas o inquietudes doctrinales, históricas o sociales que hayan escuchado recientemente en cuanto a la Iglesia. Anote dos de esas preguntas o inquietudes en la pizarra.

Pida a alguien que lea la siguiente cita del élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles:

Holland, Jeffrey R.

“En momentos de temor o duda, o en tiempos de dificultad, mantengan la fe que ya han cultivado, a pesar de que esa fe sea limitada… Cuando lleguen esos momentos y surjan los problemas, y la resolución de esos problemas no sea inmediata, aférrense al conocimiento que ya tienen y manténganse firmes hasta que reciban más conocimiento… Cuánta fe tengan o el grado de conocimiento que posean no es lo que importa, sino la integridad que demuestren hacia la fe que ya tienen y hacia la verdad que ya saben.

“No les estoy pidiendo que finjan tener una fe que no tienen; les estoy pidiendo que sean fieles a la fe que tienen… Sean tan francos en cuanto a sus dudas como tengan que serlo; la vida está llena de dudas sobre un tema u otro; pero si ustedes y su familia desean ser sanados, no permitan que esas dudas impidan que la fe produzca el milagro” (Jeffrey R. Holland, “Creo”, Liahona, mayo de 2013, págs. 93–94).

Icon
Miren el video “Actuar con fe: El cantero” (4:58), disponible en LDS.org. En este video, un hombre que está construyendo un muro de piedra encuentra piedras que al principio no caben en él. En vez de arrojar esas piedras, el hombre espera hasta que encuentra un lugar donde encajen. Mientras los maestros ven el video, pídales que encuentren principios o prácticas que ilustren la instrucción del élder Holland de que sigamos avanzando con fe cuando parezca que las respuestas a las preguntas no llegan de inmediato.

Cuando terminen de ver el video, pida a los maestros que compartan sus reflexiones e impresiones.

Elija una de las preguntas o inquietudes escritas en la pizarra. Represente una situación con los maestros en la que usted interprete el papel del alumno que expresa esa pregunta o inquietud y los maestros lo ayuden a actuar con fe aplicando el consejo del élder Holland y los principios del video.

Tras participar en la representación durante varios minutos, divida a los maestros en grupos pequeños y pídales que repitan la actividad con la otra pregunta o inquietud de la pizarra.

Para concluir, pida a los maestros que compartan impresiones finales y luego invítelos a determinar lo que harán para aplicar lo que aprendieron durante esta actividad de práctica.

Actividad de práctica 5: Actuar con fe: El estante

Nota: Esta actividad tiene el mismo propósito y formato que la actividad de práctica 4. No obstante, en vez de utilizar el video “Actuar con fe: El cantero” para ilustrar cómo actuar con fe mientras se espera más conocimiento espiritual, utilice la siguiente historia que se escribió acerca de la hermana Camilla Kimball, esposa del Presidente Spencer W. Kimball (1895–1985). Cuando la hermana Kimball tenía una pregunta sobre el Evangelio que no entendía, escribía la pregunta, la colocaba en un estante y seguía adelante con fe hasta que obtenía más comprensión espiritual.

“La hermana Kimball dice: ‘Siempre he tenido una mente inquisitiva, no me conformo con sencillamente aceptar las cosas. Me gusta llegar hasta el fondo y estudiar las cosas detenidamente. Aprendí pronto a dejar de lado las preguntas acerca del Evangelio que no podía contestar. Tenía un estante con cosas que no entendía, pero al pasar los años, estudiar, orar y pensar sobre cada problema, uno por uno, he podido comprenderlos mejor’.

“Con un destello en los ojos, continúa diciendo: ‘Aún tengo algunas preguntas en ese estante, pero he llegado a comprender tantas otras cosas en la vida que estoy dispuesta a esperar para recibir el resto de las respuestas’.

“Con reverencia, ella comparte una experiencia de cómo recibió la respuesta a una pregunta. En un tiempo prestó servicio como guía en la Manzana del Templo, una responsabilidad misional que tomaba seriamente. De repente, una mañana mientras se vestía para salir, le sobrevino una pregunta apabullante: ‘¿Cómo sé que José Smith realmente vio al Salvador y al Padre? ¿Cómo podía yo saber tal cosa?. Me preguntaba cómo era que tenía la osadía de decir que eso realmente había sucedido. Me sentí tremendamente perturbada. Me arrodillé y oré al respecto, pero salí de la casa todavía preocupada por esa pregunta.

“‘Aún ahora puedo sentir la sensación que tuve cuando me puse de pie para relatar la historia de José Smith ese día, como lo había hecho tantas veces antes. De pronto, tuve una manifestación —un ardor en el pecho— que fue tan aseverativa, tan tranquilizadora, que no tuve ninguna duda en mi interior que ese era realmente el testimonio que se promete si uno busca y de verdad desea saber.

“‘Lo asombroso para mí es que nunca había pensado en esa pregunta anteriormente. Mi testimonio era simplemente un hecho de mi existencia. ¡Y entonces llegaron la pregunta y la respuesta en el mismo día! Y yo no era una jovencita; era una mujer madura, que llevaba años casada’” (Lavina Fielding, “Camilla Kimball: Lady of Constant Learning”, Ensign, octubre de 1975, pág. 62).

Actividad de práctica 6: Las bendiciones que brinda la comprensión del Plan de Salvación

Propósito: Ayudar a los maestros a ver cómo un repaso y una presentación meticulosos del Plan de Salvación en el salón de clase puede ayudar a los alumnos a ver la vida con una perspectiva eterna.

Nota: Antes de la capacitación en funciones, pida a los maestros que lean la siguiente cita del presidente Boyd K. Packer (1924–2015), del Cuórum de los Doce Apóstoles:

Packer, Boyd K.

“El brindar una reseña general del ‘plan de felicidad’… al comienzo del curso, y repasarlo de vez en cuando, será de gran provecho para los alumnos.

“Tengo una asignación para ustedes. Lo esperaban, ¿verdad? Les asigno que preparen una breve sinopsis o reseña del plan de felicidad: el Plan de Salvación. Diséñenla como un marco de referencia en el cual los alumnos puedan organizar las verdades que ustedes compartirán con ellos.

“Al principio quizá piensen que es una asignación sencilla. Les aseguro que no lo es. La brevedad y la sencillez son extraordinariamente difíciles de lograr. Al principio se sentirán tentados a incluir demasiado. El plan en su plenitud abarca toda verdad del Evangelio…

“Esta podría ser la asignación más difícil, y seguramente la que les producirá mayor satisfacción, de su carrera docente.

“Su reseña del plan de felicidad debería ser simplemente un vistazo a lo largo del pergamino desplegado de las verdades de las Escrituras. Los alumnos podrán, a partir de entonces, situarse a sí mismos dentro del plan.

“Los jóvenes se preguntan: ‘¿Por qué? ¿Por qué se nos manda hacer ciertas cosas, y por qué se nos manda no hacer algunas otras?’. El conocimiento del plan de felicidad, incluso de manera esquemática, puede proporcionar a las mentes jóvenes un ‘porqué’…

“Apórtenles una impresión general de todo el plan, aunque se limite a unos pocos detalles, y eso los ayudará mucho. Ayúdenlos a saber de qué se trata y los alumnos tendrán un ‘porqué’.

“La mayor parte de las preguntas difíciles a las que hacemos frente en la Iglesia ahora mismo, y podríamos enumerarlas (el aborto y todo lo demás, todos los desafíos de quién posee el sacerdocio y quién no), no pueden contestarse sin cierto conocimiento del plan como trasfondo.

“Alma dijo algo al respecto, y este creo que es, últimamente, mi pasaje preferido de las Escrituras, aunque de vez en cuando cambio de pasaje favorito: ‘Por tanto, después de haberles dado a conocer el plan de redención, Dios les dio mandamientos’ (Alma 12:32; cursiva agregada). Permítanme decirlo de nuevo: ‘Después de haberles dado a conocer el plan de redención, Dios les dio mandamientos’. Y ahora, permítanme decirlo una vez más: ‘DESPUÉS de haberles dado a conocer el plan de redención’…

“No estarán con sus alumnos o hijos en el momento en que sean tentados. En esos momentos peligrosos ellos deben apoyarse en sus propios recursos. Si pueden ubicarse a sí mismos en el marco del plan del Evangelio, eso los fortalecerá inmensamente.

“Merece la pena repetir el plan una y otra vez. Entonces el propósito de la vida, la realidad del Redentor y el motivo de los mandamientos permanecerán en ellos. Su estudio del Evangelio y sus experiencias de la vida contribuirán a formar un testimonio cada vez mayor de Cristo, de la Expiación, de la restauración del Evangelio.

“Me sentí muy tentado a preparar una breve reseña del plan de felicidad como modelo que ustedes pudieran seguir, pero después recapacité. Tendrán que preparar el resumen ustedes mismos; solo entonces lo presentarán de manera convincente. Repito, no será fácil. Pienso que les llevará varios meses, si lo hacen bien. Requerirá estudio, oración y trabajo. En ese proceso, indudablemente aprenderán más que cualquiera de sus alumnos. El solo hecho de llevarlo a cabo es su recompensa” (Boyd K. Packer, “The Great Plan of Happiness” [discurso pronunciado en el Simposio del Sistema Educativo de la Iglesia, 10 de agosto de 1993]; véase también La enseñanza en Seminario. Lecturas de preparación para el maestro, 2004, pág. 74).

Pida a los maestros que empiecen a preparar una breve reseña del Plan de Salvación, de acuerdo con las instrucciones del presidente Packer, y que la lleven a la capacitación de maestros en funciones.

Actividad: Forme grupos de maestros e invítelos a compartir sus breves reseñas del Plan de Salvación unos con otros.

Después de darles suficiente tiempo, pida a los maestros que compartan las perspectivas e impresiones que hayan obtenido de su experiencia. Podría hacer algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo los ayuda un estudio meticuloso del Plan de Salvación a prepararse mejor para enseñar a sus alumnos?

  • ¿Cómo puede una mejor comprensión del Plan de Salvación ayudarlos a prepararse para enseñar a sus alumnos los principios y las prácticas del Dominio de la doctrina?

  • ¿De qué manera pueden ayudar a sus alumnos a utilizar el Plan de Salvación como método principal para analizar las preguntas y los conceptos con una perspectiva eterna?

Señale la lección sobre el Plan de Salvación que se encuentra en el manual del maestro del curso de estudio del año actual. Pida a los maestros que se familiaricen con esa lección. Haga hincapié en su importancia para contribuir a cumplir con la invitación del presidente Packer de preparar y presentar una breve reseña del Plan de Salvación a los alumnos.

Actividad de práctica 7: Analizar preguntas y conceptos con una perspectiva eterna

Propósito: Ayudar a los maestros a practicar las habilidades asociadas con analizar preguntas y conceptos con una perspectiva eterna.

Actividad: Pida a alguien que lea en voz alta la siguiente cita del presidente Dallin H. Oaks, de la Primera Presidencia:

Oaks, Dallin H.

“Debido a que conocemos el [Plan de Salvación] y otras verdades que Dios ha revelado, comenzamos con suposiciones diferentes a los que no comparten nuestro conocimiento… Como resultado, llegamos a conclusiones diferentes en muchos asuntos importantes que otras personas solo juzgan basándose en sus opiniones de la vida terrenal…

Por lo general, será mejor que [nuestros jóvenes] determinen cuáles son las ideas o suposiciones mundanas de las aseveraciones que les presentan y luego mencionar las diferentes creencias o premisas que guían la manera de pensar de los Santos de los Últimos Días” (Dallin H. Oaks, “Cual es su pensamiento en su corazón”, Una velada con una Autoridad General, 8 de febrero de 2013).

Icon
Muestre el video “Analizar preguntas con una perspectiva eterna” (2:56), disponible en LDS.org. Pida a los maestros que busquen cómo el consejo del élder Oaks corresponde a la manera en que la joven del video piensa en las creencias o suposiciones que podrían haber influido en la pregunta de su amiga respecto a Dios y luego analiza la pregunta con una perspectiva eterna.

Después del video, haga las siguientes preguntas a los maestros:

  • ¿Por qué creen que fue útil para Lauren pensar en las creencias y suposiciones que pueden haber influido en la pregunta de su amiga acerca de Dios?

  • ¿Qué ocurrió cuando Lauren analizó la pregunta de su amiga con una perspectiva eterna?

  • ¿Qué sabemos acerca del Padre Celestial, de Su plan y de las enseñanzas del Salvador que nos permitirían ver esta pregunta de otro modo y encontrar respuestas que se basen en la verdad eterna?

  • ¿Por qué es útil analizar las preguntas y los conceptos con una perspectiva eterna?

El analizar preguntas y conceptos con una perspectiva eterna implica poner en práctica tres habilidades:

  1. Determinar las suposiciones limitadas o mundanas asociadas con una pregunta o inquietud.

  2. Determinar y analizar las premisas eternas y la doctrina que constituyen el fundamento de la cuestión.

  3. Determinar la verdadera conclusión o reformular la pregunta original de una manera que refleje las verdades eternas que se analizaron.

Pida a los maestros que piensen en algunas preguntas o inquietudes doctrinales, históricas o sociales que hayan escuchado recientemente en cuanto a la Iglesia. Anote una de esas preguntas o inquietudes en la pizarra.

  • ¿Qué suposiciones mundanas o limitadas están relacionadas con esta pregunta o inquietud?

  • ¿Qué verdades del Evangelio correspondientes al Plan de Salvación, las Escrituras, las enseñanzas de los profetas modernos y el Documento de base sobre el Dominio de la doctrina pueden aclarar estas suposiciones limitadas?

  • ¿Qué conclusión verdadera hallan después de contrastar las suposiciones limitadas con las premisas eternas? O, ¿cómo puede reformularse la pregunta o inquietud para que refleje esas verdades del Evangelio?

Anote la pregunta o inquietud reformulada en la pizarra.

Divida a los maestros en grupos y pídales que analicen cómo el actuar con fe y procurar una mayor comprensión mediante las fuentes divinamente señaladas aportan una mayor perspectiva para resolver las dudas o inquietudes.

Después de darles suficiente tiempo, reagrúpense y pida a los maestros que compartan algunas impresiones finales. Invítelos a determinar lo que harán para poner en práctica los principios o las prácticas que hayan aprendido durante esta actividad de práctica.

Puede repetir esta actividad con cada una de las tres habilidades por separado, con preguntas o inquietudes diferentes.

Actividad de práctica 8: Utilizar las fuentes divinamente señaladas

Propósito: Ayudar a los maestros a localizar fuentes apropiadas y practicar la habilidad de procurar una mayor comprensión mediante las fuentes divinamente señaladas a la hora de abordar preguntas o inquietudes acerca del Evangelio.

Actividad: Pida a los maestros que piensen en algunas preguntas o inquietudes doctrinales, históricas o sociales que hayan escuchado recientemente en cuanto a la Iglesia. Escriba varias de esas preguntas o inquietudes en la pizarra.

  • ¿Qué fuentes divinamente señaladas podrían ayudar a un alumno a obtener mayor comprensión si tiene estas preguntas o inquietudes?

Nota: Asegúrese de recalcar la importancia de la oración, las Escrituras y las palabras de los profetas en los discursos de la Conferencia General como las fuentes divinamente señaladas más importantes para buscar la verdad.

Dirija a los maestros a la página “Temas del Evangelio, ensayos y otros recursos” de doctrinalmastery.lds.org. Este recurso está concebido para ayudar a los maestros y a sus alumnos a localizar fuentes apropiadas para buscar mayor entendimiento. Haga una reseña breve de los recursos que aparecen en esa página web y después dedique unos minutos a destacar algunos de ellos con mayor detalle.

  • ¿Cuáles de estos recursos podrían aclarar más las preguntas o inquietudes escritas en la pizarra?

Pida a los maestros que utilicen los recursos enumerados para abordar las preguntas o preocupaciones escritas en la pizarra.