Capacitación de maestros
Lección 1 para maestros en funciones: Nuestro objetivo
Notas al pie de página
Tema

Lección 1 para maestros en funciones

Nuestro objetivo

Actividades sugeridas para maestros en funciones

Esta lección incluye una lista de actividades que permitirán a los maestros practicar los principios que aprendieron en las experiencias de aprendizaje 1 a 4 realizadas en casa. Si fuera necesario, quizás pueda desarrollar sus propias actividades de práctica para cubrir las necesidades de los maestros en su clase.

Experiencia de aprendizaje 1: Vivir y enseñar a la manera del Señor

Actividad de práctica 1: Cómo desarrollar atributos semejantes a los de Cristo

Objetivo: Ayudar a los maestros a evaluar su desarrollo individual de los atributos semejantes a los de Cristo y a instarlos a luchar por vivir y enseñar en forma activa más como el Salvador.

Actividad: Proporcionar a los maestros fotocopias de la “Actividad de atributos” de la página 133 de Predicad Mi Evangelio: Una guía para el servicio misional, 2004. Deles unos minutos para que completen la actividad. Luego que terminen, dirija una conversación breve sobre lo que aprendieron y sintieron. Testifique que mientras más nos esforcemos a llegar a ser como el Salvador al vivir y enseñar, mayor será la influencia que tengamos en la vida de nuestros alumnos.

Actividad de práctica 2: Cómo seguir el ejemplo del Salvador

Objetivo: Ayudar a los maestros a aprender a ver una situación y a discernir el método adecuado basándose en el ejemplo del Salvador.

Actividad: Invitar a los maestros a que compartan palabras o frases que expresen una acción y que señalaron en la “Actividad del manual La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio” de la experiencia 1 de aprendizaje realizada en casa. Represente uno de los siguientes escenarios en clase o cree uno propio y pida a los maestros que determinen en el manual la forma en la que el Señor expuso una solución posible para cada escenario. Pida a los maestros que practiquen tratando esta situación como clase o en grupos de dos.

  • Un alumno no trae las Escrituras a clase o no las abre durante la lección.

  • Un alumno asiste todo los días, pero no ha participado en ninguna de las actividades de clase.

  • La mitad de los alumnos no están logrando la meta de lectura diaria.

Experiencia de aprendizaje 2: El objetivo de Seminarios e Institutos de Religión

Actividad de práctica 3: Cómo enseñar y compartir el objetivo de Seminarios e Institutos de Religión

Objetivo: Ayudar a los maestros a que practiquen enseñar a los alumnos la importancia del objetivo de Seminarios e Institutos de Religión.

Actividad: Repasar la importancia del objetivo de Seminarios e Institutos de Religión con los maestros en su clase de maestros en funciones (véase sección 1.1 in La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio: Manual para maestros y líderes de Seminarios e Institutos de Religión, 2012, págs. 1–2). Analice por qué es importante para sus alumnos comprender este objetivo y cómo los maestros podrían ayudarlos a hacerlo. Pida a los maestros que representen una conversación o situación de enseñanza en la que puedan enseñan a los alumnos la importancia del objetivo. Además los maestros podrían hacer representaciones conversando con los padres y los líderes del sacerdocio sobre el objetivo.

Actividad de práctica 4: Cómo invitar a los alumnos no inscritos a participar en Seminario e Instituto

Objetivo: Ayudar a los maestros a entender su función de encontrar e inscribir a nuevos alumnos en Seminario e Instituto.

Actividad: Pedir a los maestros que traigan a la clase de maestros en funciones una lista de posibles alumnos de su sector. Como clase, estudien y analicen los principios y las prácticas en el párrafo “Administrar” del objetivo de Seminarios e Institutos de Religión (véase La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio, x) y sección 1.4.3 del manual La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio (página 8). Pida a los maestros que repasen su listas de posibles alumnos y determinen quién no se inscribiría. Divida los maestros en grupos de dos y haga que representen las conversaciones siguientes:

  • Conversar con un obispo sobre posibles alumnos y cómo trabajar juntos para invitar a que asistan los alumnos no inscritos.

  • Conversar con un alumno de la lista y pedirle que asista a clase.

  • Conversar con el padre de familia de un alumno sobre las necesidades de él y cómo ustedes pueden colaborar para ayudarlo a beneficiarse de las bendiciones de Seminario e Instituto.

Experiencia de aprendizaje 3: “La enseñanza y el aprendizaje por medio del Espíritu”

Actividad de práctica 5: La importancia del testimonio

Objetivo: Ilustrar la forma en la que el testimonio de un maestro puede invitar el Espíritu en la clase y en el corazón de los alumnos.

Icon
Actividad: Pedir a los maestros que estudien la sección 2.6.3 (“Testificar”) del manual La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio (página 33). Luego muéstreles el video “Un hombre sin elocuencia” (6:06), disponible en LDS.org. Pida a los maestros que busquen la influencia que puede lograr en el corazón de una persona el escuchar un testimonio sincero. (Este video no está disponible en todos los idiomas).

Luego de que los maestros hayan leído la sección 2.6.3 y visto el video, pídales que se imaginen testificando de un principio del Evangelio frente a la clase. Pídales que anoten lo que dirían. Luego pídales que analicen la importancia de que maestros y alumnos compartan testimonios sencillos a fin de invitar el Espíritu al salón de clase.

Actividad de práctica 6: Enseñar por medio del Espíritu: qué hacer y qué evitar

Objetivo: Brindar a los maestros sugerencias prácticas que puedan ayudarlos a enseñar mediante el Espíritu.

Icon
Actividad: El élder Neal A. Maxwell (1926–2004), del Cuórum de los Doce Apóstoles sugirió una lista de cosas que debemos hacer y qué evitar en cuanto a invitar al Espíritu al enseñar y aprender el Evangelio. De a los maestros fotocopias del volante titulado “Enseñar por medio del Espíritu: qué hacer y qué evitar”, que se ofrece en el Apéndice de este manual y deles unos minutos para que lo revisen con atención. Pida a los maestros que marquen o anoten una o dos sugerencias el élder Maxwell en las que deseen centrarse al enseñar. Pida a algunos maestros que compartan sus ideas y sentimientos con el resto de la clase.

Actividad de práctica 7: Cómo utilizar los devocionales para invitar el Espíritu

Objetivo: Ayudar a los maestros a entender la importancia de enseñar a los alumnos cómo ofrecer devocionales eficaces a fin de invitar el Espíritu a la clase.

Actividad: Recordar a los maestros que en la experiencia de aprendizaje 3 realizada en casa determinaron las cosas que los maestros y los alumnos pueden hacer para invitar al Espíritu al salón de clase. Pídales que repasen del manual La enseñanza y el aprendizaje, la sección titulada “Invitar al Espíritu por medio de devocionales eficaces” (páginas 16–17). Pida a los maestros que preparen el bosquejo de una lección que pudieran presentar a fin de ayudar a los alumnos a entender el objetivo de un devocional en clase y la forma de prepararse para presentar uno con eficacia. Analice las ideas de los maestros y proporcione comentarios según corresponda. Haga que los maestros practiquen presentando una parte de sus lecciones a la clase.

Experiencia de aprendizaje 4: Cultivar un ambiente de amor, respeto y propósito

Actividad de práctica 8: ¿Qués es lo que ya sabe sobre sus alumnos?

Objetivo: Ayudar a los maestros a entender la importancia de cultivar un ambiente de amor y de respeto al empezar a conocer a sus alumnos. Esta actividad les proporcionará a los maestros una ventaja en sus empeños por saber de sus alumnos, que incluye empezar a conocer sus nombres, intereses, desafíos, capacidades, etc.

Actividad: Pedir a los maestros que traigan a la clase para maestros en funciones una lista de los nombres de los alumnos a los que enseñarán el año siguiente. Pídales que repasen los nombres uno por uno y que anoten lo que saben de cada alumno, incluso los intereses, desafíos, capacidades, etc. Pida a los maestros que formen grupos pequeños y que analicen lo que pueden hacer antes y después de que empiecen las clases para empezar a conocer mejor a cada uno de sus alumnos.

Actividad de práctica 9: Escenarios y representaciones

Objetivo: Permitir a los maestros que practiquen cultivar una meta en el salón de clase.

Actividad: Repasar brevemente con los maestros la lista de métodos para cultivar un sentido de propósito en el salón de clase de la sección 2.2.2 de La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio (página 15). Pida a los maestros que practiquen algunos de estos métodos al representar los escenarios siguientes:

  • Tener la expectativa de que los alumnos cumplirán su función de aprendices. Pida a los maestros en funciones participantes que actúen como una clase de Seminario o Instituto. La lección del día es Alma 32. Justo cuando la lección comienza, la persona que actúa como el maestro nota que varios alumnos no tienen sus Escrituras y ya están mostrando señales de desinterés. Pida al maestro designado que haga lo que pueda para animar a los alumnos a cumplir con su papel como los que aprenden. Luego del ejercicio, analicen como grupo qué mensaje el maestro envió a la clase al esperar que todos los alumnos participaran del aprendizaje. Analicen lo que salió bien y lo que se podría haber hecho diferente. Basándose en este comentario, haga que el maestro practique el escenario otra vez.

  • Ser sincero, entusiasta y dinámico en cuanto a las Escrituras y el Evangelio. Pida a dos maestros que imiten los momentos del inicio de una lección de Seminario o Instituto. Pida a un maestro que lo haga con entusiasmo, fe y propósito y al otro que lo haga sin vigor, ni emoción, ni centrado. Analice con los maestros en funciones participantes la forma en la que los alumnos serían afectados según el método de cada maestro.

  • Evitar perder tiempo. Se necesitarán dos maestros para este escenario: el maestro A y el maestro B. Explique que esos dos maestros tienen sus clases en el mismo edificio de la Iglesia al mismo tiempo. El maestro A de forma constante empieza la clase 10 minutos tarde y termina 10 minutos antes. El maestro B, dándose cuenta de la importancia y la urgencia de cada minuto de la hora de clase, se compromete a empezar a tiempo y a terminar a tiempo. Una mañana luego de la clase, el maestro A viene al salón del maestro B. Él parece un tanto preocupado y confiesa que sus alumnos no parecen darse cuenta de la importancia de las cosas que están estudiando y se pregunta si el maestro B tiene alguna sugerencia.

    Pida al maestro B que analice con el maestro A la importancia de comenzar y terminar la clase a tiempo como un medio de promover un sentido de propósito en la mente de los alumnos. Luego del análisis, pida a los maestros en funciones participantes que compartan cualquier pensamiento adicional que tengan y que ayuden al maestro A a entender cómo perder el tiempo puede afectar el sentido de propósito en una clase.

  • Establecer rutinas en la clase. Repase con los maestros en funciones participantes la lista de posibles rutinas de la clase que se incluyeron en el punto con viñeta denominado “Establecer rutinas en la clase” de la página 16 de La enseñanza y el aprendizaje del Evangelio. Ayude a los maestros a entender algunas de las rutinas que usted haya descubierto son las más útiles para los maestros y los alumnos. Demuestre cómo enseñaría una rutina de la clase a los alumnos de Seminario o Instituto por primera vez. Luego pida a cada maestro que venga al frente de la clase y haga lo mismo con otra rutina de la clase.