Conferencia general
Ideas para aprender y enseñar
siguiente

“Ideas para aprender y enseñar de la conferencia general”, Ideas para aprender y enseñar de la conferencia general, 2020

“Ideas para aprender y enseñar de la conferencia general”, Ideas para aprender y enseñar de la conferencia general

Ideas para aprender y enseñar de la conferencia general

Durante la primera conferencia de la Iglesia restaurada, el Señor efectuó promesas a aquellos que recibieran y “[dieran] oído” a la voz de Sus profetas. “Porque si hacéis estas cosas, las puertas del infierno no prevalecerán contra vosotros; sí, y Dios el Señor dispersará los poderes de las tinieblas de ante vosotros, y hará sacudir los cielos para vuestro bien y para la gloria de su nombre” (Doctrina y Convenios 21:4–6).

Desde aquella primera conferencia, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han estado deseosos de escuchar la voz del Señor a través de Sus siervos. Piense en qué manera puede recibir y dar oído más plenamente a los mensajes que recibe de los profetas del Señor y de otros líderes de la Iglesia durante la conferencia general.

A continuación, hay algunas ideas para que las considere conforme aprende de los mensajes de la conferencia general, personalmente, con su familia y en las clases o reuniones de la Iglesia.

Ideas para el estudio personal

  • Prestar atención al Espíritu. Estudiar los mensajes de la conferencia invita a la revelación. A medida que estudia, preste atención a los pensamientos y sentimientos del Espíritu, aun cuando no tengan nada que ver con el mensaje de la conferencia. Es posible que esas impresiones sean precisamente lo que Dios desea que sepa.

  • Hacer preguntas y buscar respuestas. Descubra un sentido más profundo en un mensaje de la conferencia al hacer preguntas que le hagan reflexionar en lo que enseña el mensaje. Podría hacer preguntas como: “¿De qué manera este mensaje fortalece mi fe en Jesucristo?” o “¿cómo me ayudará a llegar a ser un mejor discípulo?”.

  • Anotar sus impresiones. Hay muchas formas de anotar sus impresiones. Por ejemplo, podría llevar un diario personal de sus ideas o escribir notas en los márgenes del mensaje de la conferencia.

  • Aplicar el mensaje a uno mismo. Incluso el mensaje de la conferencia más inspirador tiene un valor limitado si nosotros no lo ponemos en práctica en nuestra vida y no dejamos que guíe nuestros pensamientos y decisiones. ¿Qué quiere el Padre Celestial que haga yo respecto a este mensaje?

  • Consultar referencias. Para profundizar su comprensión del mensaje de un discursante, consulte las Escrituras y las enseñanzas proféticas a las que se hace referencia durante el mensaje y en las notas finales.

  • Buscar… Hay muchas cosas que puede buscar al estudiar los mensajes de la conferencia general. A medida que estudie, considere buscar lo siguiente:

    • Jesucristo. Encuentre testimonios del Salvador y relatos de Su vida, Sus enseñanzas, Su expiación y del poder que Él da a aquellos que lo sigan.

    • Palabras y frases inspiradoras. Subraye o anote ideas respecto a palabras y frases que le inspiren, que le parezcan importantes, o que le motiven.

    • Principios y doctrina. Pregúntese: “¿Qué principios o doctrinas se enseñaron en este discurso?”. A veces, los principios y las doctrinas se mencionan directamente y, en ocasiones, están explicados en una historia o con un ejemplo.

    • Listas. Otras veces, el discursante proporciona una lista de ideas, aplicaciones prácticas o verdades. También puede sentirse inspirado a crear su propia lista de cosas que esté aprendiendo.

    • Invitaciones y bendiciones. Busque las invitaciones para actuar y las bendiciones que se prometen. Planifique la forma en que llevará a la práctica dichas invitaciones.

  • Crear vínculos. En la Biblioteca del Evangelio, puede crear vínculos entre mensajes de la conferencia, Escrituras y otro contenido.

  • Estudiar por temas. En la Biblioteca del Evangelio, puede organizar el contenido por temas utilizando “Etiquetas” y “Cuadernos”. Esto puede ser útil después, cuando esté preparando un discurso o una lección.

  • Fijar un horario. En la Biblioteca del Evangelio, puede crear un plan de estudio que le ayude a monitorear el progreso en el estudio de los mensajes antes de la siguiente conferencia. También puede poner recordatorios para ayudarle a lograr sus metas de estudio.

Ideas para el estudio en familia (virtual o en persona)

  • Mostrar una cita. Seleccione una cita que encuentren significativa y colóquela en algún lugar de la casa donde los miembros de la familia la vean. También podría compartirla electrónicamente. Los miembros de la familia podrían tomar turnos para seleccionar un mensaje para publicarlo. Podrían escoger memorizar las citas como familia.

  • Crear algo. Los miembros de su familia pueden disfrutar creando algo, como un dibujo o un separador de libros, que sea inspirado por algo que se enseñó en el mensaje de la conferencia. Todos pueden compartir lo que hicieron.

  • Revisar las historias. Busque historias en los mensajes de la conferencia que ayudarán a su familia a aprender el Evangelio. Los miembros de su familia podrían tomar turnos para relatar sus historias favoritas, o podrían escenificarlas.

  • Poner en práctica las enseñanzas. Después de estudiar un mensaje de la conferencia juntos, analicen las diferentes maneras en que las enseñanzas se relacionan con las experiencias que su familia esté teniendo. Después, decidan en familia qué harán para vivir lo que han aprendido.

  • Compartir enseñanzas. Hay ventajas al leer los mensajes de la conferencia individualmente y después reunirse para compartir ideas y pasajes inspiradores. Esta es una buena forma de aprender el uno del otro.

  • Hacer preguntas. Si los miembros de su familia tienen preguntas sobre un tema del Evangelio, tomen tiempo para buscar respuestas sobre ese tema en los mensajes de la conferencia (véase la pestaña “Temas” en la aplicación Biblioteca del Evangelio).

  • Estudiar los mensajes del profeta. En familia, consideren estudiar algunos mensajes del Presidente de la Iglesia (véase la pestaña “Discursantes” en la aplicación Biblioteca del Evangelio).

Para ideas específicas para familias con niños pequeños, véase “Actividades para niños” (ChurchofJesusChrist.org).

Ideas para enseñar las clases de la Iglesia (virtuales o en persona)

  • Invitar a prepararse. Es más probable que se tenga un análisis significativo sobre un mensaje de la conferencia si los miembros han estudiado el mensaje con anticipación. Busque maneras de informarles de lo que será analizado. Puede incluso darles una o dos preguntas para reflexionar, para ayudarles a prepararse.

  • Analizar en grupos. El análisis en grupos más pequeños involucra a más personas. Considere dividir a los miembros en grupos pequeños y asigne a cada grupo analizar una sección diferente del mensaje de la conferencia. Luego pida a cada grupo que comparta una verdad que hayan aprendido. También podría formar grupos con personas que estudiaron diferentes secciones y pedirles que compartan unos con otros lo que aprendieron.

  • Responder preguntas. Haga preguntas acerca del mensaje de la conferencia como las siguientes puede generar análisis significativos: ¿Qué verdades del Evangelio encontramos en este mensaje? ¿Cómo las podemos poner en práctica? ¿Qué invitaciones se extendieron y qué bendiciones se prometieron? ¿Qué nos enseña este mensaje sobre la labor que Dios desea que hagamos?

  • Compartir citas. Puede ser inspirador escucharnos unos a otros hablar de cómo un mensaje de la conferencia nos conmovió y nos edificó. Aliente a los miembros a compartir mensajes significativos de un mensaje de la conferencia y pida que piensen de qué manera ellos pueden compartir esas frases para bendecir a alguien que ellos conozcan.

  • Compartir una lección práctica. Si busca una manera creativa de analizar un mensaje de la conferencia, invite con antelación a algunos miembros a que lleven objetos de su hogar que ellos puedan utilizar para enseñar acerca del mensaje de la conferencia. En la clase, pídales que expliquen la manera en que esos objetos se relacionan con partes específicas del mensaje.

  • Preparar una clase para enseñar en el hogar. Aquí hay una manera de alentar a las familias a aprender de los mensajes de la conferencia en el hogar. Pida a los miembros que preparen de dos en dos una lección para una noche de hogar sobre el mensaje de la conferencia. ¿Cómo podemos hacer que ese mensaje sea relevante para nuestra familia?

  • Compartir experiencias. Las declaraciones y las historias de los mensajes de la conferencia pueden inspirar a los miembros a compartir sus propias experiencias relacionadas o ejemplos de las Escrituras. Estos ejemplos pueden demostrar y reforzar la doctrina enseñada en el mensaje de la conferencia.

  • Aprender sobre un pasaje de las Escrituras. La mayoría de los mensajes de la conferencia contienen pasajes de las Escrituras relacionados, ya sea en el mismo mensaje o en las notas finales. Los miembros pueden leer un pasaje de las Escrituras al que se haga referencia y analizar de qué manera las enseñanzas en el mensaje ayudan a entender mejor los pasajes de las Escrituras.

  • Buscar una respuesta. Los miembros encontrarán un mayor significado en los mensajes de la conferencia si usted hace preguntas que estimulen la reflexión o la puesta en práctica de los principios del Evangelio que se enseñan en ellos (para recibir ayuda, véase Enseñar a la manera del Salvador, 31–32). Podría invitar a los miembros a escoger una pregunta y utilizar el mensaje para escribir una respuesta. Invítelos a analizar sus respuestas en grupos pequeños.

  • Reproducir audio o video. Una de las mejores maneras de ayudar a los miembros a sentir el Espíritu a través de un mensaje, es reproducir un breve audio o video de este.

Para consultar más ideas para enseñar en la Sociedad de Socorro y en el cuórum de élderes, consulten “Aprender de los mensajes de la conferencia general” en los registros que se encuentran bajo Ven sígueme en la Biblioteca del Evangelio.