Manuales y llamamientos
    12. Escuela Dominical
    Notas al pie de página
    Tema

    “12. Escuela Dominical”, Manual 2: Administración de la Iglesia, 2019

    “12. Escuela Dominical”, Manual 2

    12.

    Escuela Dominical

    La Escuela Dominical es una organización auxiliar del sacerdocio. Todas las organizaciones auxiliares existen para ayudar a los miembros de la Iglesia a crecer en su testimonio del Padre Celestial, de Jesucristo y del Evangelio restaurado. Mediante la obra de las organizaciones auxiliares, los miembros reciben instrucción, aliento y apoyo en sus esfuerzos por vivir de acuerdo con los principios del Evangelio.

    12.1

    Propósitos de la Escuela Dominical

    Todos los jóvenes y los miembros adultos de la Iglesia son miembros de la Escuela Dominical. Los jóvenes empiezan a asistir a la Escuela Dominical desde enero del año en que cumplen 12 años. En las regiones del mundo en las que el mes de enero no sea una fecha de transición natural, se puede utilizar una fecha local de transición que haya aprobado la Presidencia de Área y el miembro asignado del Cuórum de los Doce.

    Las personas de otras religiones también son bienvenidas a asistir y participar en las clases de la Escuela Dominical.

    Los propósitos de la organización de la Escuela Dominical son:

    1. Fortalecer la fe de las personas y las familias en el Padre Celestial y en Jesucristo mediante la enseñanza, el aprendizaje y el hermanamiento.

    2. Ayudar a los miembros de la Iglesia a “[enseñarse] el uno al otro la doctrina del reino” (Doctrina y Convenios 88:77) en la Iglesia y en el hogar.

    12.2

    Líderes de la Escuela Dominical de barrio

    Este capítulo se enfoca en cómo administrar la Escuela Dominical de manera que fortalezca a las personas y a las familias. Los líderes de la Escuela Dominical revisan con frecuencia el capítulo 3, donde se detallan principios generales de liderazgo. En estos principios se incluyen el prepararse espiritualmente, participar en consejos, ministrar a los demás y enseñar el evangelio de Jesucristo.

    12.2.1

    Obispado

    El obispo y sus consejeros proporcionan liderazgo del sacerdocio a la Escuela Dominical.

    El obispo llama y aparta al presidente de la Escuela Dominical. También supervisa el llamamiento y el apartamiento de otras personas que trabajen en la Escuela Dominical. Puede asignar a sus consejeros para que los llamen y los aparten.

    El obispo asigna a uno de sus consejeros para que supervise la Escuela Dominical del barrio, incluyendo la biblioteca del centro de reuniones. Este consejero se reúne con regularidad con la presidencia de la Escuela Dominical del barrio y en las reuniones de obispado informa de asuntos de la Escuela Dominical y de la biblioteca del centro de reuniones.

    12.2.2

    Presidencia de la Escuela Dominical de barrio

    Los miembros de la presidencia de la Escuela Dominical de barrio son poseedores del sacerdocio. De ser posible, el presidente posee el Sacerdocio de Melquisedec. Trabajan bajo la dirección del obispado y reciben orientación y apoyo continuo de la presidencia de la Escuela Dominical de estaca.

    12.2.2.1

    Presidente de la Escuela Dominical de barrio

    El presidente de la Escuela Dominical tiene las siguientes responsabilidades:

    Sirve como miembro del consejo de barrio. Como tal, participa en los esfuerzos por edificar la fe y fortalecer a las personas y a las familias (véase el capítulo 4). Asiste a la reunión del consejo de barrio preparado para sugerir diferentes maneras en que los miembros pueden mejorar el aprendizaje y la enseñanza en la Iglesia y en sus hogares. Por invitación del obispo, dirige la capacitación en la reunión del consejo de barrio para ayudar a mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en el barrio.

    Presenta al obispado recomendaciones para que se llame a miembros del barrio a servir como consejeros de la presidencia de la Escuela Dominical, como maestros de la Escuela Dominical y como bibliotecario(a) y bibliotecarios(as) auxiliares de barrio. Si fuera necesario, también recomienda a un miembro del barrio para que sirva como secretario de la Escuela Dominical. Al hacer estas recomendaciones, sigue las pautas de 19.1.1 y 19.1.2.

    Enseña sus deberes a otros líderes de la Escuela Dominical valiéndose de este manual como fuente de consulta.

    12.2.2.2

    El presidente de la Escuela Dominical de barrio y sus consejeros

    Los miembros de la presidencia de la Escuela Dominical de barrio trabajan juntos para cumplir las siguientes responsabilidades:

    Supervisan los esfuerzos por mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en la Escuela Dominical siguiendo los principios de 5.5.3 y 5.5.4. También apoyan a los maestros de la Escuela Dominical al (1) conversar con ellos de vez en cuando para tratar sus preguntas e inquietudes y analizar maneras de servir a los miembros de las clases, y al (2) hacer arreglos para visitar sus clases.

    Sirven como especialistas en las labores del barrio por mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio (véase 12.5).

    Participan en las reuniones de consejo de maestros y alientan a otros líderes a participar en ellas. El consejo de barrio, con ayuda de la presidencia de la Escuela Dominical, supervisa las reuniones de consejo de maestros. En la mayoría de los casos, un miembro de la presidencia de la Escuela Dominical dirige las reuniones (véase 12.5.2).

    Supervisan la biblioteca del centro de reuniones. Esto incluye (1) orientar a los(las) bibliotecarios(as) recién llamados(as), (2) proporcionar apoyo y capacitación constantes y (3) recomendar un presupuesto anual para la biblioteca después de consultar con el(la) bibliotecario(a) de barrio.

    Llevan a cabo reuniones de presidencia de la Escuela Dominical. También participan en reuniones con el consejero del obispado que supervisa la Escuela Dominical.

    El presidente de la Escuela Dominical asigna a sus consejeros que supervisen algunas áreas de responsabilidad. Por ejemplo, puede delegar las responsabilidades de organizar las clases de la Escuela Dominical de los diferentes grupos según las edades, orientar a los maestros, supervisar la biblioteca del centro de reuniones y ayudar a los maestros de la Escuela Dominical a hacer los arreglos para contar con maestros sustitutos, según sea necesario. Los consejeros le informan con frecuencia de su progreso.

    12.2.3

    Maestros de la Escuela Dominical

    Los maestros de la Escuela Dominical enseñan clases conforme lo asigne el obispado y la presidencia de la Escuela Dominical. Siguen los principios que se detallan en 5.5.4.

    12.2.4

    Secretario de la Escuela Dominical de barrio

    Si fuera necesario, el obispado puede llamar a un hermano para que sirva como secretario de la Escuela Dominical del barrio. Al secretario se le pueden dar las siguientes responsabilidades:

    Consulta con la presidencia para preparar las agendas de las reuniones de presidencia. Asiste a las reuniones de presidencia, toma notas y realiza un seguimiento de las asignaciones.

    Recopila la información de asistencia y la revisa con el presidente de la organización para ayudar a determinar maneras de animar a los miembros a participar en la Escuela Dominical. Los maestros deben recibir copias de esta información.

    12.2.5

    Presidentes de clase de la Escuela Dominical

    Con la aprobación del obispado, la presidencia de la Escuela Dominical puede invitar a miembros para que sirvan como presidentes de clase de la Escuela Dominical. Los presidentes de clase pueden ser hombres o mujeres. Se les puede pedir que extiendan una breve bienvenida al comienzo de la clase, que presenten a los nuevos miembros y a los visitantes, y que inviten a miembros de dicha clase a decir la primera y la última oración. También se les puede pedir que ayuden con las tareas de llevar la asistencia y hermanar a los miembros de la clase que no asistan con regularidad.

    12.3

    Reuniones de liderazgo

    12.3.1

    Reunión de consejo de barrio

    El presidente de la Escuela Dominical sirve como miembro del consejo de barrio (véase el capítulo 4).

    12.3.2

    Reunión de la presidencia de la Escuela Dominical de barrio

    La presidencia de la Escuela Dominical efectúa una reunión de presidencia con regularidad. El presidente preside la reunión y la dirige. El secretario puede asistir, tomar notas y realizar un seguimiento de las asignaciones.

    La agenda podría incluir los siguientes puntos:

    1. Leer y analizar pasajes de las Escrituras e instrucciones de líderes de la Iglesia relacionados con sus llamamientos.

    2. Analizar la eficacia de las clases de la Escuela Dominical y planear maneras de ayudar a los maestros y a los miembros de la clase a mejorar.

    3. Planear maneras de responder a las solicitudes de ayudar a mejorar el aprendizaje y la enseñanza en otras organizaciones del sacerdocio o auxiliares.

    4. Revisar los registros de asistencia y planear maneras de fomentar una mayor participación en la Escuela Dominical.

    12.3.3

    Reunión con un consejero del obispado

    La presidencia de la Escuela Dominical se reúne con regularidad con el consejero del obispado que supervisa la organización. En estas reuniones deliberan en consejo acerca del aprendizaje y la enseñanza en la Escuela Dominical y en el barrio. Los miembros de la presidencia de la Escuela Dominical dan informes, hacen recomendaciones y revisan los planes de las reuniones.

    12.3.4

    Reunión de líderes de la Escuela Dominical de estaca

    La reunión de líderes de la Escuela Dominical de estaca por lo general se lleva a cabo una vez al año, según se explica en 18.3.11. Asisten las presidencias y los secretarios de la Escuela Dominical de barrio. Según sea necesario, se puede invitar a asistir a los maestros de la Escuela Dominical y al miembro del obispado asignado a la Escuela Dominical.

    12.4

    Clases de la Escuela Dominical

    Las clases de la Escuela Dominical se llevan a cabo el primer y el tercer domingo de cada mes y duran 50 minutos. Se organizan clases para adultos y jóvenes. Según sea necesario, se puede organizar más de una clase de adultos. Para más información sobre las clases para los jóvenes, véase 12.4.1.

    Los materiales de enseñanza para las clases de los adultos y los jóvenes se encuentran en Ven, sígueme — Para la Escuela Dominical.

    Antes de que empiecen las clases de la Escuela Dominical, los líderes de las Mujeres Jóvenes, la Sociedad de Socorro y los cuórums del sacerdocio pueden hacer anuncios breves. Las clases comienzan con una breve bienvenida y un recordatorio de los materiales de estudio en el hogar de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar correspondientes a ese día y a la semana siguiente. El maestro utiliza el resto del tiempo de clase para la instrucción del Evangelio y el análisis. Las clases de la Escuela Dominical no comienzan con un himno ni una oración, pero concluyen con una oración.

    Según el criterio del obispo, y atendiendo a las necesidades locales, se pueden enseñar cursos optativos fuera de las reuniones dominicales regulares. Estos cursos incluyen temas como la autosuficiencia, las relaciones matrimoniales y familiares, la preparación para el templo, la preparación misional, la preparación para el sacerdocio y la historia familiar.

    Se puede consultar más información sobre las clases de la Escuela Dominical en ComeFollowMe.ChurchofJesusChrist.org.

    12.4.1

    Clases para los jóvenes

    Por lo general, la presidencia de la Escuela Dominical organiza a los jóvenes de 11 a 18 años de edad en clases. A fin de que haya uniformidad con la edad de las ordenaciones y el progreso según el grupo de edad en los cuórums del Sacerdocio Aarónico y en las clases de las Mujeres Jóvenes, se divide normalmente a los jóvenes en clases basándose en la edad que tengan el 31 de diciembre del año previo. Las clases se pueden organizar según cada grupo de edad, o se puede combinar más de un grupo de edad.

    En las clases de los jóvenes deben estar presentes al menos dos adultos responsables. Los dos adultos podrían ser dos hombres, dos mujeres o un matrimonio. Donde no sea práctico tener por lo menos dos adultos en un salón de clases, los líderes considerarán la posibilidad de combinar clases.

    12.4.2

    Clase para jóvenes adultos solteros

    Un barrio puede tener una clase de Escuela Dominical para los jóvenes adultos solteros. Los maestros utilizan las Escrituras y Ven, sígueme — Para la Escuela Dominical y hacen un hincapié especial en las necesidades de los jóvenes adultos solteros.

    12.4.3

    Ayudar a miembros de clase con discapacidades

    Para información sobre cómo comprender, incluir y enseñar a miembros con discapacidades, véase 21.1.26 y disabilities.ChurchofJesusChrist.org.

    12.5

    Mejorar el aprendizaje y la enseñanza en el barrio

    Los miembros de la presidencia de la Escuela Dominical de barrio sirven como especialistas en los intentos del barrio por mejorar el aprendizaje y la enseñanza. Por invitación del obispado o de los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares, proporcionan consejo, capacitación y apoyo. Ayudan a los líderes a orientar a los nuevos maestros y a mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio en sus organizaciones. Para más información, véase Enseñar a la manera del Salvador.

    12.5.1

    Orientar a maestros recién llamados

    Los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares se reúnen individualmente con los maestros recién llamados de sus organizaciones, preferiblemente antes de la primera lección de cada maestro (véase 5.5). Bajo la dirección del obispo, las presidencias de la Escuela Dominical pueden valerse de Enseñar a la manera del Salvador para capacitar a los líderes del sacerdocio y de las organizaciones auxiliares sobre cómo orientar a los maestros recién llamados.

    12.5.2

    Reuniones de consejo de maestros

    El consejo de barrio, con ayuda de la presidencia de la Escuela Dominical, supervisa las reuniones de consejo de maestros. En la mayoría de los casos, un miembro de la presidencia de la Escuela Dominical dirige las reuniones. De vez en cuando se puede asignar a otros miembros del barrio para dirigir las reuniones. Para más información, véase Enseñar a la manera del Salvador.

    Cada barrio efectúa reuniones trimestrales de consejo de maestros en las que los maestros deliberan juntos acerca de los principios de una enseñanza semejante a la de Cristo. Los maestros asisten a las reuniones dominicales de consejo de maestros durante el tiempo de clase de 50 minutos. Las reuniones de consejo se llevan a cabo según el horario siguiente:

    • Los maestros del sacerdocio, la Sociedad de Socorro y las Mujeres Jóvenes pueden asistir a la reunión el primer o tercer domingo, según lo determinen los líderes locales.

    • Los maestros de la Escuela Dominical pueden asistir el segundo o cuarto domingo, según lo determinen los líderes locales.

    • Los maestros de la Primaria pueden asistir a la reunión de cualquier domingo, según lo determinen las presidencias de la Primaria y de la Escuela Dominical de barrio. Si se desea, los maestros de la Primaria pueden reunirse de manera separada de los demás maestros a fin de deliberar en consejo sobre las necesidades particulares de la enseñanza de los niños. Puede llevarse a cabo más de un consejo durante un trimestre para los maestros de la Primaria, de modo que no todos falten a las clases de la Primaria al mismo tiempo.

    • En las unidades pequeñas, tal vez sea difícil efectuar las reuniones de consejo de maestros durante las reuniones regulares del domingo. En esas unidades, las reuniones de consejo de maestros se pueden llevar a cabo trimestralmente en un consejo de barrio extendido en el que se incluya a todos los maestros, o se podrían efectuar fuera de las reuniones regulares del domingo.

    Para más información, véase Enseñar a la manera del Salvador.

    12.6

    Biblioteca del centro de reuniones

    Cada centro de reuniones debe tener una biblioteca con recursos para ayudar a los miembros a aprender y enseñar el Evangelio. La presidencia de la Escuela Dominical de barrio supervisa la biblioteca del centro de reuniones.

    Las bibliotecas de los centros de reuniones varían según el espacio disponible. Pueden proporcionar algunos de los artículos siguientes, o todos ellos: libros canónicos, revistas de la Iglesia, láminas y materiales audiovisuales producidos por la Iglesia, tiza, borradores, lápices, papel, televisores, reproductores de DVD y una fotocopiadora.

    La presidencia de estaca puede autorizar a barrios, clases de instituto y centros de historia familiar que compartan los materiales de las bibliotecas de los centros de reuniones.

    12.6.1

    Bibliotecario(a) y bibliotecarios(as) auxiliares de barrio

    El(la) bibliotecario(a) de barrio ayuda a los líderes, maestros y a otros miembros a aprender la forma de tener acceso a los materiales, suministros y el equipo disponible, y a utilizarlos. Él o ella preparan un calendario para proveer de personal a la biblioteca. Este calendario debe garantizar que todos los bibliotecarios puedan asistir cada domingo a la reunión sacramental y que cada bibliotecario pueda asistir a una clase de la Escuela Dominical o a una reunión del Sacerdocio de Melquisedec o de la Sociedad de Socorro cada dos domingos.

    Según sea necesario, el(la) bibliotecario(a) de barrio trabaja con otros barrios y organizaciones para coordinar el uso de la biblioteca. Él o ella organizan y cuidan los materiales y el equipo de la biblioteca, y utilizan un sistema sencillo para permitir que los miembros saquen materiales de la biblioteca.

    Los(as) bibliotecarios(as) auxiliares trabajan bajo la dirección del(la) bibliotecario(a) de barrio y comparten muchas de sus responsabilidades.

    12.6.2

    Líderes de la biblioteca del centro de reuniones de un edificio multibarrio

    En un edificio multibarrio, los barrios por lo general comparten la misma biblioteca. Si tal fuera el caso, el obispo agente es responsable de la coordinación de la biblioteca y puede designar un comité para que coordine el uso de la biblioteca y administre los fondos del presupuesto asignados a ella. El comité debe incluir a un miembro de la presidencia de la Escuela Dominical de cada barrio y al bibliotecario de cada barrio.

    12.6.3

    Normas de las bibliotecas de los centros de reuniones

    Las normas relacionadas con la biblioteca del centro de reuniones se encuentran en “Escuela Dominical”, en la sección “Presta servicio y enseña” de ChurchofJesusChrist.org.

    12.7

    Líderes de la Escuela Dominical de estaca

    12.7.1

    Presidencia de estaca

    Las responsabilidades de la presidencia de estaca relacionadas con las organizaciones auxiliares de la estaca se detallan en 15.1.

    El consejero de la presidencia de estaca que supervisa la Escuela Dominical también supervisa las bibliotecas de los centros de reuniones de la estaca.

    12.7.2

    Miembro del sumo consejo asignado a la Escuela Dominical de estaca

    El presidente de estaca asigna a un miembro del sumo consejo para que trabaje con la presidencia de la Escuela Dominical de estaca. Las responsabilidades de este miembro del sumo consejo se detallan en 15.3.

    12.7.3

    Presidencia de la Escuela Dominical de estaca

    Los miembros de la presidencia de la Escuela Dominical de estaca son poseedores del sacerdocio. De ser posible, el presidente posee el Sacerdocio de Melquisedec. Sus responsabilidades como líderes de organizaciones auxiliares de estaca se detallan en 15.4.1. Adicionalmente, tienen las siguientes responsabilidades:

    Sirven como especialistas en las labores de la estaca por mejorar el aprendizaje y la enseñanza del Evangelio.

    Coordinan el uso de las bibliotecas de los centros de reuniones de la estaca. Esto incluye:

    1. Ayudar a orientar a los(las) bibliotecarios(as) de barrio recién llamados(as), según los inviten las presidencias de Escuela Dominical de barrio.

    2. Dirigir otras reuniones de capacitación para bibliotecarios(as) y bibliotecarios(as) auxiliares de barrio en la estaca.

    3. Asegurarse de que las bibliotecas de los centros de reuniones tengan los materiales y el equipo que necesitan.

    4. Asegurarse de que los líderes de la estaca tengan los materiales y el equipo que necesiten en las bibliotecas de los centros de reuniones.

    12.7.4

    Secretario de la Escuela Dominical de estaca

    Si es necesario, la presidencia de estaca puede llamar a un hermano a servir como secretario de la Escuela Dominical de estaca. Las responsabilidades del secretario de la Escuela Dominical de estaca se detallan en 15.4.2.

    12.8

    Adaptar la organización de la Escuela Dominical a las necesidades locales

    En una rama o un barrio pequeños, los miembros de la presidencia de la Escuela Dominical también pueden servir como maestros. Las clases de los jóvenes pueden combinarse según sea necesario. En una unidad sumamente pequeña, el presidente de la Escuela Dominical podría ser el único líder y maestro de la Escuela Dominical. En este caso, enseña una clase de la Escuela Dominical para todos los jóvenes y adultos. Cuando sea posible, se debe llamar a más líderes y maestros.

    En una estaca o un distrito pequeños, el presidente de la Escuela Dominical puede ser el único líder de la Escuela Dominical de estaca o distrito. Cuando sea posible, se debe llamar a consejeros. También se puede llamar a un secretario de la Escuela Dominical.

    Para obtener información general sobre cómo adaptarse a las necesidades locales, véase el capítulo 17.