Biblioteca
Restauración de la Iglesia
anterior siguiente

Restauración de la Iglesia

Cuando Jesucristo se encontraba en la tierra, estableció Su Iglesia entre Sus seguidores. Después de Su crucifixión y de la muerte de Sus apóstoles, la plenitud del Evangelio fue quitada de la tierra debido a que había una apostasía generalizada. Por medio del profeta José Smith, nuestro Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo restauraron la plenitud del Evangelio, y la Iglesia verdadera de Jesucristo se encuentra nuevamente sobre la tierra.

Reseña

Cuando Jesucristo se encontraba en la tierra, estableció Su Iglesia entre Sus seguidores. Después de Su crucifixión y de la muerte de Sus apóstoles, la plenitud del Evangelio fue quitada de la tierra debido a que había una apostasía generalizada. Por medio del profeta José Smith, nuestro Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo restauraron la plenitud del Evangelio, y la Iglesia verdadera de Jesucristo se encuentra nuevamente sobre la tierra. Gracias a la Restauración, las enseñanzas y ordenanzas necesarias para la salvación están disponibles para todas las personas.

A continuación se ofrece un resumen de algunos de los acontecimientos importantes de la restauración del Evangelio y del establecimiento de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, la cual el Señor ha declarado que es “la única iglesia verdadera y viviente sobre la faz de toda la tierra” (Doctrina y Convenios 1:30).

A principios de la primavera de 1820. En su búsqueda de la verdadera Iglesia de Jesucristo, el joven José Smith, de catorce años, ora en una arboleda cercana a su hogar en Palmyra, Nueva York. Como respuesta a su humilde oración, el Padre Celestial y Jesucristo lo visitan y le dicen que no debe unirse a ninguna de las iglesias existentes sobre la tierra en aquella época (véase José Smith—Historia 1:11–19). En la Iglesia, nos referimos a esa experiencia como la Primera Visión de José Smith.

21–22 de septiembre de 1823. Un ángel llamado Moroni visita a José Smith. Moroni profetiza sobre acontecimientos venideros y le habla acerca del registro del Libro de Mormón, escrito en planchas de oro. El ángel permite que José vea las planchas de oro, las cuales estaban enterradas en el cerro Cumorah, cerca de su hogar (véase José Smith—Historia 1:27–53).

22 de septiembre de 1827. En el cerro Cumorah, José Smith recibe de Moroni las planchas de oro, tras haberse reunido con él cada 22 de septiembre de los cuatro años anteriores (véase José Smith—Historia 1:53, 59).

15 de mayo de 1829. Después de leer acerca del bautismo para la remisión de los pecados mientras trabajan en la traducción de las planchas de oro, José Smith y su escribiente, Oliver Cowdery, se retiran a un lugar apartado para preguntar al Señor en cuanto al asunto. Allí, en las orillas del río Susquehanna, cerca de Harmony, Pensilvania, reciben la respuesta a su oración. Juan el Bautista, un ser resucitado, los visita como “un mensajero del cielo en una nube de luz” y les confiere el Sacerdocio Aarónico. Luego, obedeciendo las instrucciones que él les da, José y Oliver se bautizan mutuamente y se ordenan al Sacerdocio Aarónico (véase José Smith—Historia 1:68–72; véase también Doctrina y Convenios 13).

Mayo de 1829. Pedro, Santiago y Juan, los apóstoles de antaño, confieren el Sacerdocio de Melquisedec a José Smith y a Oliver Cowdery (véase Doctrina y Convenios 128:20).

Junio de 1829. Guiado “por el don y el poder de Dios” (Doctrina y Convenios 135:3), el profeta José Smith termina la traducción del Libro de Mormón.

26 de marzo de 1830. En Palmyra, Nueva York, salen a la luz los primeros ejemplares impresos del Libro de Mormón.

6 de abril de 1830. Se organiza la Iglesia en Fayette, Nueva York, la cual comienza con seis miembros.

27 de marzo de 1836. Se dedica el Templo de Kirtland, el primer templo construido en esta dispensación. El profeta José Smith ofrece la oración dedicatoria, la cual había recibido por revelación (véase Doctrina y Convenios 109).

3 de abril de 1836. El Salvador se aparece a José Smith y a Oliver Cowdery en el Templo de Kirtland. También se aparecen Moisés, Elías y Elías el Profeta, y otorgan llaves del sacerdocio a José y a Oliver. Elías el Profeta entrega las llaves del poder de sellar, que permiten que las familias sean selladas para siempre (véase Doctrina y Convenios 110).

Visite la nueva página web, “La Primera Visión”, creada para el bicentenario de la Restauración.

Para obtener más información, lea “La Restauración de la plenitud del evangelio de Jesucristo: Una proclamación para el mundo en el bicentenario”.

Temas relacionados

Escrituras

Referencias de las Escrituras

Recursos para el estudio de las Escrituras

Mensajes de líderes de la Iglesia

Mensajes adicionales

Videos

“La Restauración”

“La Apostasía y la Restauración”

Recursos de aprendizaje

Recursos generales

El testimonio del profeta José Smith

Historia de la Iglesia

La restauración del sacerdocio”, La Restauración del Evangelio de Jesucristo

La Restauración de la plenitud del evangelio de Jesucristo: Una proclamación para el mundo en el bicentenario

Revistas de la Iglesia

Faith Sutherlin Blackhurst, “El qué, el porqué y el cómo: Un análisis de la Restauración”, Liahona, abril de 2018

Manuales de estudio

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia

Recursos para la enseñanza

Relatos y actividades para enseñar a los niños

Restauración”, Recursos de aprendizaje para los niños