Primaria
30 septiembre – 13 octubre. Efesios: ‘A fin de perfeccionar a los santos’
anterior siguiente

“30 septiembre – 13 octubre. Efesios: ‘A fin de perfeccionar a los santos’”, Ven, sígueme — Para la Primaria Nuevo Testamento 2019 (2019)

“30 septiembre – 13 octubre. Efesios”, Ven, sígueme — Para la Primaria 2019

Family life

30 septiembre – 13 octubre

Efesios

“A fin de perfeccionar a los santos”

Al estudiar la epístola a los efesios, piense en qué principios podría recalcar a fin de bendecir a los niños a quienes enseña. Anote cualquier idea que se le venga a la mente mientras lea.

Anote sus impresiones

Integrated Curriculum Illustration

Invitar a compartir

Invite a los niños a formarse en una fila. Pida a la primera persona de la fila que comparta algo que haya aprendido durante el estudio de las Escrituras en familia, en la Primaria o en algún otro lugar. Pida al siguiente niño de la fila que repita lo que el niño anterior compartió y que después agregue algo que él o ella haya aprendido. Repita hasta que cada niño haya tenido la oportunidad de compartir.

Integrated Curriculum Illustration

Enseñar la doctrina

Niños pequeños

Efesios 2:19

Los miembros de la Iglesia deben ser amigos y “conciudadanos”.

¿Son los niños de su clase más como “extranjeros” o como “conciudadanos” entre ellos y con los otros miembros del barrio? Ayúdeles a entender que aun cuando tenemos diferencias, el Salvador nos ayuda a ser unidos y a amarnos unos a otros.

Posibles actividades

  • Coloque una imagen del Salvador en el centro del salón. Invite a los niños a ponerse de pie en diferentes partes del salón para representar a “extranjeros” y “advenedizos”. A medida que lea Efesios 2:19, invítelos a acercarse a la imagen de Cristo hasta que todos estén juntos de pie. Dígales que conforme nos acercamos al Salvador, podemos crear unidad con los demás como amigos y “conciudadanos”.

  • Busque imágenes de niños de diferentes partes del mundo y escóndalas por el salón. Coloque una imagen del Salvador enfrente del salón. Invite a los niños a que se agrupen de a dos como los misioneros y a que tomen turnos para encontrar una imagen de un “extranjero” que puedan colocar cerca de la imagen del Salvador. Ayúdeles a entender que cuando las personas se bautizan, llegan a ser parte de nuestra familia de la Iglesia, o de la “familia de Dios”. ¿Cómo podemos ayudar a alguien que sea nuevo a sentirse bienvenido?

Efesios 6:1–3

El Padre Celestial desea que obedezca a mis padres.

Mientras lee Efesios 6:1–3, piense en maneras en que pueda ayudar a los niños a entender por qué es importante que obedezcan a sus padres.

Posibles actividades

  • Lea Efesios 6:1 a la clase o ayude a uno de los niños a leerlo. Pídales que hagan una dramatización de ocasiones en las que hayan obedecido a sus padres. ¿Qué habría sucedido si no hubieran obedecido?

  • Canten juntos una canción que hable sobre la obediencia, tal como “Obediencia” (Canciones para los niños, pág. 71). Deténganse después de la primera estrofa y pida a un niño que mencione algo que uno de sus padres le pide que haga; después terminen la canción. Repita unas cuantas veces a fin de que otros niños puedan tener la oportunidad.

  • Comparta una experiencia en la que por haber obedecido a sus padres fue bendecido. O bien, comparta la historia de Chloe que la hermana Carole M. Stephens relató en su discurso “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Liahona, noviembre de 2015, págs. 118–120), o muestre el video “Ir a la casa de la abuela” (LDS.org).

Efesios 6:10–18

La armadura de Dios me puede proteger.

¿Cómo puede ayudar a los niños a entender que el hacer lo justo es como ponerse una armadura?

Posibles actividades

  • Muestre la imagen de una persona que tenga puesta una armadura, tal como la que figura en la hoja de actividades de esta semana o en la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para uso individual y familiar. Al hacer un resumen de Efesios 6:10–18, muestre a los niños cómo las diferentes piezas de la armadura protegen diferentes partes del cuerpo (véase “Toda la armadura de Dios”, Liahona, junio de 2016, págs. 70–71).

  • Lleve varios artículos a la clase que pudieran representar las piezas de la armadura que se mencionan en Efesios 6:14–17 (por ejemplo, un sombrero o un delantal), o bien elabore piezas sencillas de la armadura con papel. Permita que los niños tomen turnos para ponerse la “armadura”. Analicen lo que significa estar protegido del mal y cómo el ponerse cada pieza de la armadura los puede proteger. ¿Cómo nos ponemos la armadura de Dios? (por ejemplo, estudiando las Escrituras, prestando servicio a los demás, orando, obedeciendo, etc.).

Integrated Curriculum Illustration

Enseñar la doctrina

Niños mayores

Efesios 2:13–19

Somos conciudadanos en la familia de Dios.

Los niños se fortalecen cuando tienen buenos amigos en el Evangelio. ¿Cómo puede ayudarles a cultivar mejores amistades entre ellos?

Madagascar: Church Meetings

Somos “conciudadanos” con los santos de Dios.

Posibles actividades

  • Lean juntos Efesios 2:19 y analicen lo que significa ser extranjero o advenedizo. Comparta una experiencia en la que se haya sentido como extranjero o advenedizo y que alguien le haya ayudado a sentirse bienvenido y aceptado. Invite a los niños a compartir experiencias similares. ¿Qué podemos hacer para llegar a ser “conciudadanos” en vez de extranjeros? ¿Hay niños en su clase que no asisten a menudo, quizá porque se sienten como extranjeros? Ayude a los niños a elaborar un plan para ayudar a esos miembros a sentirse bienvenidos y queridos.

  • A fin de ayudar a los niños a quienes enseña a tener una relación más estrecha, escriba algunas preguntas en la pizarra que den lugar a que compartan algo sobre sí mismos, tales como ¿En qué ocasión has recibido respuesta a una oración? o ¿Qué es lo que más te gusta hacer con tu familia? Divida a los niños en grupos de dos e invítelos a hacerse las preguntas mutuamente. ¿Qué aprendieron el uno del otro?

Efesios 6:1–3

El Padre Celestial desea que obedezca y honre a mis padres.

Piense en formas en que pueda ayudar a los niños a entender por qué es importante obedecer a sus padres.

Posibles actividades

  • Invite a los niños a leer Efesios 6:1–3 personalmente y a encontrar frases que les llame la atención. Pídales que compartan esas frases y por qué les parece que las frases son importantes.

  • Invite a los niños a compartir ejemplos de personas de las Escrituras que obedecieron y honraron a sus padres, tales como el Salvador (véase Lucas 2:42–52), Rut (véase Rut 1) o Nefi (véase 1 Nefi 3:1–8). ¿Por qué es importante obedecer y honrar a nuestros padres?

  • Entregue a cada niño una hoja de papel que tenga escrita la palabra Honrar en la parte superior. Analicen lo que esa palabra significa. Invite a los niños a escribir o a hacer un dibujo en su hoja de algo que puedan hacer para demostrar que honran a sus padres.

Efesios 6:10–18

La armadura de Dios me puede proteger del mal.

Mientras lea Efesios 6:10–18, piense en algunos de los peligros espirituales que los niños afrontan y cómo podría ayudar a fortalecer a los niños en contra de ellos.

Posibles actividades

  • Mientras un niño lee Efesios 6:10–18, pida a otro niño que anote o dibuje en la pizarra las piezas de la armadura que se mencionan. ¿Por qué es importante la armadura en una batalla? ¿Cómo podemos ponernos la armadura espiritual todos los días?

  • Asigne a cada niño que dibuje y rotule una pieza de la armadura que se describe en Efesios 6:14–17. ¿Cómo podrían esas piezas de la armadura protegernos del mal? ¿Qué bendición promete el Señor a los que se pongan la armadura de Dios? (véase Efesios 6:13). ¿Qué significa “resistir en el día malo”?

Integrated Curriculum Illustration

Alentar el aprendizaje en el hogar

Invite a los niños a fijarse esta semana si hay alguien que se sienta como extranjero, y desafíelos a hacer algo para tenderle la mano a esa persona.

Cómo mejorar nuestra enseñanza

Ayude a los niños pequeños a aprender de las Escrituras. A fin de ayudar a los niños pequeños a aprender de las Escrituras, concéntrese en un solo versículo de las Escrituras o incluso en una sola frase clave. Podría invitar a los niños a ponerse de pie cuando escuchen una palabra o frase específica (véase Enseñar a la manera del Salvador, págs. 25–26).