Uso individual y familiar
14 – 20 diciembre. Moroni 10: “Venid a Cristo, y perfeccionaos en él”
anterior siguiente

“14 – 20 diciembre. Moroni 10: ‘Venid a Cristo, y perfeccionaos en él’”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Libro de Mormón 2020 (2020)

“14 – 20 diciembre. Moroni 10”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2020

A fin de que sepáis, por Gary L. Kapp.

14 – 20 diciembre

Moroni 10

“Venid a Cristo, y perfeccionaos en él”

Al concluir su lectura del Libro de Mormón, considere el buscar un renovado testimonio del Espíritu Santo de que es verdadero. Al hacerlo, anote las impresiones que reciba.

Anote sus impresiones

El Libro de Mormón comienza con la promesa de Nefi de que él nos mostrará “que las tiernas misericordias del Señor se extienden sobre todos aquellos que, a causa de su fe, él ha escogido” (1 Nefi 1:20). El libro cierra con un mensaje similar de Moroni cuando se disponía a “sellar” los anales: él nos invitó a “record[ar] cuán misericordioso ha sido el Señor” (Moroni 10:2–3). Aun si solo pensáramos en las muchas misericordias registradas en el Libro de Mormón, eso nos daría muchísimo en que pensar. ¿Qué ejemplos le vienen a la mente? Usted podría meditar en la forma misericordiosa en que Dios condujo a la familia de Lehi por el desierto y a través de las grandes aguas; las tiernas misericordias que Él manifestó a Enós cuando su alma tenía hambre de perdón; o la misericordia que tuvo para con Alma, un enconado enemigo de la Iglesia, quien llegó a ser uno de sus defensores más audaces. Sus pensamientos también podrían volverse a la misericordia que el Salvador resucitado manifestó al pueblo cuando sanó a sus enfermos y bendijo a sus niños pequeños. Quizás lo más importante es que todo esto le puede hacer recordar “cuán misericordioso ha sido el Señor con” usted, porque uno de los propósitos principales del Libro de Mormón es invitar a cada uno de nosotros a recibir la misericordia de Dios, una invitación expresada con sencillez en las palabras de despedida de Moroni: “Venid a Cristo, y perfeccionaos en él” (Moroni 10:32).

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Moroni 10:3–7

Puedo saber la verdad mediante el poder del Espíritu Santo.

La promesa en Moroni 10:3–7 ha cambiado la vida de millones de personas en todo el mundo. ¿De qué modo ha cambiado la suya? Ya sea que usted desee obtener un testimonio del Libro de Mormón, o fortalecerlo, la invitación de Moroni se aplica a usted. Al leer Moroni 10:3–7, pruebe a leerlo prestando una mayor atención que nunca antes. Podría examinar cada frase, y hacerse preguntas del tipo: ¿Qué significa esto? ¿Cómo puedo hacer esto mejor? ¿Qué experiencias he tenido con esto? ¿Cómo me ha manifestado el Espíritu Santo la verdad del Libro de Mormón?

Piense también en alguien que necesite escuchar su testimonio del Libro de Mormón. ¿Cómo ayudará a esa persona a procurar su propio testimonio?

Moroni 10:8–25

“No neguéis los dones de Dios”.

Hay muchas maneras en que una persona puede “neg[ar] los dones de Dios” (Moroni 10:8). Algunos niegan hasta la existencia de esos dones. Otros niegan tener dones espirituales, mas los reconocen en otras personas. Hay los que niegan esos dones simplemente por descuidarlos o por no desarrollarlos.

A medida que lea Moroni 10:8–25, busque las verdades que le ayudarán a descubrir sus dones espirituales y a usarlos con mayor poder para bendecir su propia vida y la de los demás. Busque conocer qué dones ha recibido de Dios o cuáles desea Él que usted busque. ¿Por qué es importante “ten[er] presente que toda buena dádiva viene de Cristo”? (Moroni 10:18).

Piense también en el consejo del élder John C. Pingree, hijo: “Entonces, ¿cómo llegamos a conocer nuestros dones? Podemos consultar nuestra bendición patriarcal, preguntar a las personas que mejor nos conocen y reconocer personalmente lo que naturalmente podemos hacer bien y lo que disfrutamos. Más importante aún, podemos preguntarle a Dios (véanse Santiago 1:5; D. y C. 112:10); Él sabe cuáles son nuestros dones, ya que fue Él quien nos los dio” (“Tengo una obra para ti”, Liahona, noviembre de 2017, pág. 33).

Véase la Guía para el Estudio de las Escrituras, “Dones del Espíritu”; scriptures.churchofjesuschrist.org.

Moroni 10:30–33

Puedo ser perfeccionado mediante la gracia de Jesucristo.

La admonición de Moroni de “venir a Cristo” implica más que aprender acerca de Él o pensar en Él más a menudo o, incluso, intentar con más empeño guardar Sus mandamientos, aun cuando todo esto es importante. Se trata más bien de una invitación a venir a Cristo en el sentido más completo posible: llegar a ser como Él es. Al leer Moroni 10:30–33, fíjese en las frases que le permitan entender lo que significa venir a Cristo completamente, tales como “procuraseis toda buena dádiva”, “absteneos de toda impiedad” y, desde luego, “perfeccionaos en Él” (cursivas agregadas).

¿Cómo es esto posible? Busque las respuestas en Moroni 10:30–33. ¿Qué le está diciendo el Espíritu que debe hacer para “veni[r] a Cristo, y perfecciona[rse] en él” más completamente?

Véase Omni 1:26; Guía para el Estudio de las Escrituras “Perfecto”, scriptures.churchofjesuschrist.org.

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Al leer las Escrituras con su familia, el Espíritu le ayudará a saber qué principios debe enfatizar y analizar a fin de cubrir las necesidades de su familia. A continuación se presentan algunas ideas:

Moroni 10

Lean juntos este capítulo, y fíjense en cada vez que Moroni utilizó la palabra exhortar. Marquen o hagan una lista con lo que Moroni nos exhorta —o nos insta con firmeza— a hacer. ¿Qué podemos hacer para seguir sus exhortaciones?

Moroni 10:3

¿Qué hemos aprendido acerca de la misericordia del Señor al leer el Libro de Mormón este año? ¿De que manera ha sido misericordioso el Señor con nuestra familia?

Moroni 10:3–5

Después de leer estos versículos, podría pedir a los miembros de la familia que compartan cómo es que ellos han llegado a saber que el Libro de Mormón es verdadero. Podrían cantar juntos una canción sobre buscar la verdad, tal como “Escudriñar, meditar y orar” (Canciones para los niños, pág. 66). También podría invitar a los miembros de la familia a registrar sus testimonios en un diario de la familia.

Moroni 10:8–18

La Navidad es un tiempo en que naturalmente se piensa en recibir regalos. Los miembros de la familia podrían envolver regalos para cada uno que representen los obsequios o las dádivas de Dios: los “dones de Dios” que se mencionan en Moroni 10:9–16. Esos regalos también podrían representar otros buenos dones que vienen de Cristo que ellos ven en cada miembro de la familia.

Moroni 10:27–29, 34

Los miembros de la familia podrían compartir lo que les gustaría decirle a Moroni cuando lo vean “ante el agradable tribunal del gran Jehová”.

Para consultar más ideas para enseñar a los niños, vea la reseña de esta semana en Ven, sígueme — Para la Primaria.

Cómo mejorar el estudio personal

Buscar a Jesucristo. El propósito del Libro de Mormón, y de todas las Escrituras, es testificar de Jesucristo. ¿Qué aprende sobre Jesucristo en Moroni 10? ¿Qué se siente inspirado a hacer para venir a Él?

Moroni entierra las planchas, por Jon McNaughton.