Libro de Mormón 2020
16 – 22 noviembre. Éter 6–11: “Para que sea destruido el mal”
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

“16 – 22 noviembre. Éter 6–11: ‘Para que sea destruido el mal’”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar Libro de Mormón 2020 (2020)

“16 – 22 noviembre. Éter 6–11”, Ven, sígueme — Para uso individual y familiar 2020

Yo os sacaré otra vez de las profundidades, por Jonathan Arthur Clarke.

16 – 22 noviembre

Éter 6–11

“Para que sea destruido el mal”

Refiriéndose al registro de los jareditas, Mormón comentó que “conviene que todos se enteren de las cosas que se han escrito en esta historia” (Mosíah 28:19). Tenga esto presente mientras lee Éter 6–11. ¿Por qué son estas cosas convenientes, o beneficiosas, para usted y sus seres queridos?

Anote sus impresiones

Cientos de años después de que los jareditas fueran destruidos, los nefitas descubrieron las ruinas de su antigua civilización. Entre las ruinas hallaron un registro misterioso: planchas de “oro puro” que estaban “llenas de grabados” (Mosíah 8:9). El rey nefita, Limhi, sentía que este registro era importante: “Sin duda estas planchas encierran un gran misterio”, dijo él (Mosíah 8:19). Hoy en día, usted tiene una compilación de ese registro, traducido a su idioma, que se llama el libro de Éter. Proviene del mismo registro que los nefitas “estaban deseosos en extremo” de leer, y que cuando lo hicieron, “se llenaron de tristeza; no obstante, les proporcionó mucho conocimiento, y en esto se regocijaron” (Mosíah 28:12, 18). A medida que lea sobre el auge de los jareditas, y su trágica caída, verá muchos momentos de tristeza; pero no pase por alto el gozo de aprender lecciones de esta historia. Después de todo, tal como Moroni escribió, “está en la sabiduría de Dios que se os muestren estas cosas” (Éter 8:23), para que podamos aprender de los errores y los logros de los jareditas, “para que sea destruido el mal, y llegue el tiempo en que Satanás no tenga más poder en el corazón de los hijos de los hombres” (Éter 8:26).

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Éter 6:1–12

El Señor me conducirá hacia mi tierra prometida.

Usted hallará conocimientos espirituales si compara el viaje de los jareditas a través del océano con el viaje que usted hace a través de la mortalidad. Por ejemplo, ¿qué ha proveído el Señor que ilumine su travesía a semejanza de las piedras en las embarcaciones jareditas? ¿Qué podrían representar los barcos, o los vientos que “sopla[ban] hacia la tierra prometida”? (Éter 6:8). ¿Qué puede aprender de las acciones de los jareditas antes, durante y después del viaje? ¿De qué manera lo está guiando el Señor a usted hacia su tierra prometida?

Travesía de los jareditas por Asia, por Minerva Teichert.

Éter 6:5–18, 30; 9:28–35; 10:1–2

El Señor me bendice cuando soy humilde.

Aunque el orgullo y la iniquidad parecen dominar la historia jaredita, hay también ejemplos de humildad en esos capítulos; en especial en Éter 6:5–18, 30; 9:28–35 y 10:1–2. Meditar en las siguientes preguntas le ayudará a aprender de estos ejemplos: ¿Por qué se humillaron estos jareditas en esas situaciones? ¿Qué hicieron para mostrar su humildad? ¿Qué bendiciones recibieron como resultado? Note que en algunos casos, las personas se vieron obligadas por las circunstancias a ser humildes. Considere lo que puede hacer para “andar humildemente delante del Señor” de forma voluntaria (Éter 6:17) en lugar de verse obligado a ser humilde (véanse Mosíah 4:11–12; Alma 32:14–18).

(Véase también “Humildad”, Temas del Evangelio, topics.churchofjesuschrist.org).

Éter 7–11

Los líderes rectos bendicen al pueblo que lideran.

Los capítulos 7–11 de Éter cubren un mínimo de 28 generaciones. Aunque no se proveen muchos detalles en tan breve espacio, se aprecia enseguida un patrón o modelo: el liderazgo en rectitud guía hacia las bendiciones y la prosperidad, mientras que el liderazgo inicuo conduce a la cautividad y la destrucción.

A continuación hallará algunos de los reyes que se mencionan en esos capítulos. Lea los versículos correspondientes y vea qué puede aprender sobre liderazgo de sus ejemplos, tanto positivos como negativos. Entre tanto, piense en las oportunidades que usted puede tener de liderar o influir en otros en su hogar, su comunidad, su llamamiento en la Iglesia, etc.

Éter 8:7–26

¿Qué es una combinación secreta?

Cuando dos o más personas conspiran para mantener en secreto sus hechos inicuos, ellos participan de una combinación secreta. Suelen obrar movidos por el deseo de poder y riquezas. Además de las combinaciones secretas que se describen en Éter 8:7–18, se pueden ver otros ejemplos en Helamán 1:9–12; 2:2–11; 6:16–30 y Moisés 5:29–33. En Éter 8:18–26, Moroni describe las consecuencias de las combinaciones secretas (véase también Éter 9:4–12) y nos amonesta a no brindarles apoyo.

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Al leer las Escrituras con su familia, el Espíritu le ayudará a saber qué principios debe enfatizar y analizar a fin de cubrir las necesidades de su familia. A continuación se presentan algunas ideas:

Éter 6:2–12

¿Le gustaría a su familia representar los viajes de los jareditas a la tierra prometida? Ustedes podrían usar un cuarto oscuro como barco y unas linternas para representar las piedras brillando. Podrían conversar sobre cómo los jareditas manifestaron su fe en el Señor al abordar las naves, a pesar de que sabían que serían “sepultados en las profundidades del mar” (Éter 6:6). Después de leer el versículo 9, los miembros de la familia podrían compartir sus himnos favoritos de alabanza y podrían cantarlos juntos. ¿Cómo se pueden comparar nuestros hogares con los barcos jareditas? ¿Cuál es la tierra prometida hacia donde el Señor dirige a nuestra familia?

Éter 6:22–23

En el transcurso de esta semana, su familia podría ver cómo se cumplió la advertencia profética del hermano de Jared acerca de la cautividad. ¿Qué advertencias nos han dado los líderes de la Iglesia? ¿En qué forma el no hacer caso de sus consejos nos podría llevar a la cautividad?

Éter 8:23–26

De acuerdo con estos versículos, ¿por qué se mandó a Moroni a escribir “estas cosas” acerca de las combinaciones secretas? (Éter 8:23). ¿Qué hemos aprendido del libro de Éter que pueda ayudarnos a obtener las bendiciones descritas en el versículo 26?

Éter 9:11

¿Cómo influyen nuestros deseos en las decisiones que tomamos? ¿Qué podemos hacer como familia para asegurar que deseamos las cosas de Dios?

Éter 11:8

Para aprender más acerca de la misericordia del Señor hacia aquellos que se arrepientan, ustedes podrían leer Mosíah 26:29–30; 29:18–20; Alma 34:14–16 y Moroni 6:8. Quizás los miembros de la familia deseen compartir ejemplos de la misericordia de Dios tomados de las Escrituras o de su propia vida.

Para consultar más ideas para enseñar a los niños, vea la reseña de esta semana en Ven, sígueme — Para la Primaria.

Cómo mejorar el estudio personal

Actúen de acuerdo con lo que hayan aprendido. El estudio del Evangelio engloba más que leer y meditar. El mayor aprendizaje suele producirse al actuar de conformidad con las verdades que se hallan en las Escrituras (véase Juan 7:17). ¿Qué harán ustedes para poner en práctica lo que han leído en Éter 6–11?

Los barcos jareditas, por Gary Ernest Smith.