Mujeres Jóvenes y Sacerdocio Aarónico
8 agosto. ¿Cómo puedo participar en el recogimiento de Israel? Doctrina y Convenios 85–87
Notas al pie de página

Hide Footnotes

Tema

“8 agosto. ¿Cómo puedo participar en el recogimiento de Israel? Doctrina y Convenios 85–87”, Ven, sígueme — Para cuórums del Sacerdocio Aarónico y clases de las Mujeres Jóvenes: Temas doctrinales 2021 (2020)

“8 agosto. ¿Cómo puedo participar en el recogimiento de Israel?” Ven, sígueme — Para cuórums del Sacerdocio Aarónico y clases de las Mujeres Jóvenes: Temas doctrinales 2021

8 agosto

¿Cómo puedo participar en el recogimiento de Israel?

Doctrina y Convenios 85–87

Deliberar en consejo

Dirigido por un miembro de la presidencia de cuórum o de clase; 10–20 minutos aproximadamente

Al principio de la reunión, reciten juntos el Lema de los cuórums del Sacerdocio Aarónico o el Lema de las Mujeres Jóvenes. Después dirijan un análisis sobre asuntos como los siguientes y planifiquen maneras de actuar de conformidad con lo que conversen (pueden decidir en la reunión de presidencia cuáles serán esos asuntos a analizar):

  • Nuestro cuórum o clase. ¿Qué actividades hemos tenido recientemente? ¿Tuvieron éxito? ¿Qué salió bien y cómo podemos mejorarlas?

  • Nuestros deberes y responsabilidades. ¿Quién necesita de nuestro servicio? ¿Cómo podemos ayudar a esas personas?

  • Nuestra vida. ¿En qué metas estamos trabajando individualmente? ¿Qué experiencias podemos compartir? ¿Qué bendiciones hemos recibido?

Según sea apropiado, hagan lo siguiente al terminar la lección:

  • Testificar de los principios que se enseñaron.

  • Recordar a los miembros del cuórum o de la clase los planes y las invitaciones que se hicieron durante la reunión.

Enseñar la doctrina

Dirigido por un líder adulto o un(a) joven; 25–35 minutos aproximadamente

Prepárate espiritualmente

Los miembros de tu cuórum o clase probablemente sepan algo sobre sus responsabilidades en cuanto a la obra misional, y a la obra del templo y de historia familiar. Sin embargo, si les hablas acerca de recoger a Israel, tal vez no sepan de qué estás hablando. ¿Cómo puedes ayudarles a entender que compartir el Evangelio, trabajar en su historia familiar y realizar ordenanzas en el templo son parte de una obra mucho más grande, que es recoger a Israel en preparación para la segunda venida del Salvador?

Las personas a quienes enseñas quizás hayan estudiado la parábola del trigo y la cizaña en Doctrina y Convenios 86, la cual enseña en cuanto al recogimiento de Israel en los últimos días. Al leer esta sección, trata de imaginar que las personas de tu cuórum o clase son obreros en los campos del Señor. ¿Cómo les ayudarás a experimentar el gozo de participar en esta gran obra? Para aprender más sobre este tema, estudia el mensaje del presidente Russell M. Nelson y la hermana Wendy W. Nelson, “Juventud de Israel” ([devocional mundial para los jóvenes, 3 de junio de 2018], suplemento de la revista Liahona, ChurchofJesusChrist.org).

Los hombres y las mujeres jóvenes pueden ayudar a recoger a Israel al llevar a cabo la obra del templo y de historia familiar.

Aprender juntos

Para comenzar, podrías hacer preguntas como las siguientes a los miembros de la clase: ¿Qué les llamó la atención cuando leyeron Doctrina y Convenios 86 en casa? ¿Qué aprendieron acerca de la obra de recoger a los hijos de Dios en los últimos días? ¿Qué estamos haciendo para participar en esa obra? A continuación, figuran otras ideas para inspirar a tu cuórum o clase a participar en el recogimiento de Israel.

  • Pregunta a los miembros de tu cuórum o clase qué piensan cuando escuchan el término “recogimiento de Israel”. Si necesitan ayuda, sugiéreles que lean la siguiente definición del presidente Russell M. Nelson: “… el recogimiento de Israel significa brindar el evangelio de Jesucristo a los hijos de Dios a ambos lados del velo que ni han hecho convenios importantes con Dios ni han recibido sus ordenanzas esenciales. Todo hijo de nuestro Padre Celestial merece la oportunidad de elegir seguir a Jesucristo, aceptar y recibir Su evangelio con todas sus bendiciones” (“Juventud de Israel”, pág. 11). ¿Cómo influye esta definición en el modo en que consideramos este importante deber?

  • Para ayudar a los miembros del cuórum o de la clase a ver cómo la parábola del trigo y la cizaña se aplica a ellos, podrías escribir frases de Doctrina y Convenios 86 en la pizarra. Dichas frases podrían describir los símbolos de la parábola, tales como “sembradores de la semilla”, “la cizaña ahoga el trigo”, “la hierba está brotando” y “recoger el trigo” (versículos 2–4, 7). Las frases también podrían describir las interpretaciones de esos símbolos, tales como “los apóstoles”, “la Apostasía”, “la Restauración” y “la obra misional”. Los miembros del cuórum o de la clase luego podrían repasar juntos la sección 86 y relacionar los símbolos con su significado. (También podrían leer Mateo 13:36–43). ¿Qué aprendemos en esta parábola sobre la obra del recogimiento de Israel? ¿Qué podemos hacer para ser “una luz” y “un salvador” para los hijos de Dios?(Doctrina y Convenios 86:11).

  • Los miembros del cuórum o de la clase tal vez recuerden que en su mensaje “Juventud de Israel”, el presidente Russell M. Nelson les invitó a hacer cosas específicas a fin de prepararse para recoger a Israel (véanse las páginas 14–17). Pregúntales qué invitaciones recuerdan, y repasen dichas invitaciones juntos según sea necesario. ¿De qué manera el hacer esas cosas nos vuelve más eficaces al recoger a Israel? ¿Qué podemos hacer para recordar estas invitaciones y ayudarnos mutuamente a llevarlas a cabo? Alienta a los miembros del cuórum o de la clase a pensar de forma creativa y a compartir sus ideas.

  • Los miembros del cuórum o de la clase podrían leer la introducción y las primeras dos secciones del mensaje del élder Quentin L. Cook “Gran amor por los hijos de nuestro Padre” (Liahona, mayo de 2019, págs. 76–80), y considerar por qué el amor es tan importante en nuestros esfuerzos misionales, y en la obra del templo y de historia familiar. Pídeles que compartan lo que aprendieron sobre cómo el amor puede marcar la diferencia a medida que nos esforzamos por compartir el Evangelio con personas a ambos lados del velo. Concédeles tiempo para que escriban algo que les gustaría hacer debido al análisis de hoy. Para ayudarles a tener ideas, podrías sugerirles que piensen en personas que conozcan. ¿De qué modo podría estar Dios tendiendo la mano a esas personas? ¿Cómo podemos ayudar nosotros?

Recursos de apoyo

Enseñar a la manera del Salvador

El Salvador confió en quienes le siguieron; los preparó y les dio responsabilidades importantes de enseñar, bendecir y servir a los demás (véase Enseñar a la manera del Salvador, 2016, pág. 28). ¿Qué oportunidades puedes darles a los (las) jóvenes de enseñarse mutuamente?