14 de junio. ¿Por qué es importante comprender el Plan de Salvación? Alma 8–12
    Notas al pie de página
    Theme

    “14 de junio. ¿Por qué es importante comprender el Plan de Salvación? Alma 8–12”, Ven, sígueme — Para cuórums del Sacerdocio Aarónico y clases de las Mujeres Jóvenes: Temas doctrinales 2020

    “14 de junio. ¿Por qué es importante comprender el Plan de Salvación?” Ven, sígueme — Para cuórums del Sacerdocio Aarónico y clases de las Mujeres Jóvenes: Temas doctrinales 2020

    Christus

    14 de junio

    ¿Por qué es importante comprender el Plan de Salvación?

    Alma 8–12

    Council Together Act Icon

    Deliberar en consejo

    Dirigido por un miembro de la presidencia de cuórum o de clase; 10–20 minutos aproximadamente

    Al principio de la reunión, repitan juntos el Lema de los cuórums del Sacerdocio Aarónico o el Lema de las Mujeres Jóvenes. Después dirijan un análisis sobre asuntos como los siguientes y planifiquen maneras de actuar de conformidad con lo que conversen:

    • Nuestro cuórum o clase. ¿Quién necesita nuestra ayuda y nuestras oraciones? ¿Qué podemos hacer para ayudar a esas personas? ¿A quién deberíamos invitar a la próxima actividad?

    • Nuestros deberes y responsabilidades. ¿Qué asignaciones hemos cumplido? ¿Qué asignaciones necesitamos hacer? ¿Cómo hemos invitado a otras personas a venir a Cristo y cómo podemos invitarlas ahora?

    • Nuestra vida. ¿Qué experiencias recientes han fortalecido nuestro testimonio? ¿Qué está ocurriendo en nuestra vida y cómo podemos apoyarnos unos a otros?

    Según sea apropiado, hagan lo siguiente al terminar la lección:

    • Testificar de los principios que se enseñaron.

    • Recordar a los miembros del cuórum o de la clase los planes y las invitaciones que se hicieron durante la reunión.

    Integrated Curriculum Illustration

    Enseñar la doctrina

    Dirigido por un líder adulto o un joven; 25–35 minutos aproximadamente

    Prepárate espiritualmente

    ¿Por qué parece que hay personas a quienes les resulta fácil obedecer los mandamientos mientras que a otras les cuesta tanto? Muchas personas deciden obedecer debido a su conocimiento del Plan de Salvación. Puede que esta semana los miembros del cuórum o de la clase hayan leído Alma 8–12, que incluye la explicación de Alma de que, “después de haberles dado a conocer el plan de redención, Dios les dio mandamientos” (Alma 12:32). ¿Qué te llama la atención acerca de este patrón o modelo? ¿Cómo puede una comprensión más profunda del plan del Padre Celestial bendecir a las personas a quienes enseñas? Puedes encontrar perspectivas adicionales en la “Lección 2: El Plan de Salvación” del capítulo 3 de Predicad Mi Evangelio, 2019 o en “El Plan de Salvación”, en Leales a la fe, 2004, págs. 143–146.

    Social Interaction

    El entendimiento del Plan de Salvación nos ayuda a encontrar paz y felicidad en esta vida.

    Aprender juntos

    Para iniciar un análisis sobre el Plan de Salvación, podrías invitar a quienes enseñas a escribir en la pizarra las palabras que les vengan a la mente cuando piensan en el Plan de Salvación. Luego podrían buscar Alma 12:24–34 y compartir las cosas que aprendan al leer las palabras de estos versículos. ¿Por qué crees que el Padre Celestial desea que sepamos estas cosas? ¿Qué diferencia marca en nuestra vida cotidiana el conocimiento que tenemos del Plan de Salvación? Las siguientes actividades pueden ayudar a los miembros del cuórum o de la clase a aumentar su entendimiento del plan del Padre Celestial.

    • Un bosquejo del Plan de Salvación puede ayudar a quienes enseñas a entender la manera en que la comprensión del plan influye en su perspectiva de la vida y en sus decisiones diarias. Para hacer un bosquejo puedes escribir en la pizarra las siguientes etiquetas: Antes de esta vida, Durante esta vida y Después de esta vida. Los miembros del cuórum o de la clase pueden clasificar los pasajes de las Escrituras que se encuentran en “Recursos de apoyo” en una o más etiquetas de la pizarra. Luego pueden leer algunos pasajes juntos y compartir lo que aprenden sobre el Plan de Salvación. ¿Qué función cumple el Salvador dentro de este plan? (véase Alma 34:8–9; 42:15, 23). ¿De qué manera el conocimiento del plan influye en la manera en que nos vemos a nosotros mismos? ¿Y en la manera en que vemos a otras personas? ¿Y en la manera en que vemos el mundo que nos rodea?

    • La sección titulada “¡Tenemos respuestas!” en el mensaje del presidente Dieter F. Uchtdorf “¡Oh cuán grande es el plan de nuestro Dios!” (Liahona, noviembre de 2016, págs. 19–22) puede ayudar a aquellos a quienes enseñas a responder las siguientes preguntas: ¿De dónde venimos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Adónde vamos después de dejar esta vida? Podrías escribir estas preguntas en la pizarra e invitar a los miembros del cuórum o de la clase a buscar las frases del mensaje del presidente Uchtdorf que ayudan a responder estas preguntas. Ellos podrían escribir sus respuestas en la pizarra debajo de la pregunta correspondiente. ¿Por qué las respuestas a estas preguntas son importantes en nuestra vida?

    • A fin de ayudar a quienes enseñas a aprender más sobre el Plan de Salvación, podrías invitarles a escoger un aspecto del mismo en la “Lección 2: El Plan de Salvación” del capítulo 3 de Predicad Mi Evangelio sobre el cual les gustaría aprender más. Invítales a leer la sección que escojan, incluso algunos de los pasajes de las Escrituras relacionados con el tema. De manera individual o en grupos, podrían preparar un breve resumen de lo que aprendieron y enseñarlo al resto de la clase. ¿De qué manera el comprender el plan que Dios tiene para Sus hijos influye en las decisiones que tomamos cada día?

    Actuar con fe

    Insta a los miembros del cuórum o de la clase a meditar y anotar lo que harán para actuar de conformidad con las impresiones que hayan recibido el día de hoy. ¿En qué forma se relaciona la clase de hoy con las metas personales que se han puesto? Si lo desean, los miembros del cuórum o de la clase podrían compartir sus ideas.

    Recursos de apoyo

    Enseñar a la manera del Salvador

    El Salvador hacía preguntas que invitaban a la reflexión a aquellos a quienes enseñaba. Él estaba sinceramente interesado en sus respuestas. ¿Cómo puedes utilizar preguntas para ayudar a aquellos a quienes enseñas a reflexionar acerca de las verdades del Evangelio? (véase Enseñar a la manera de Salvador, 2016, págs. 31–32).