Liahona
El respeto hacia todos los hijos de Dios
anterior siguiente

Bienvenidos a este ejemplar

El respeto hacia todos los hijos de Dios

El presidente Russell M. Nelson nos ha instado a “ensanchar nuestro círculo de amor para abarcar a toda la familia humana” (Teachings of Russell M. Nelson, 2018, pág. 83). Con tanta diversidad entre los hijos de Dios, ¿cómo podemos crear una comunidad en la que todas las personas vivan en armonía?

En su artículo “Establecer Sion” (página 6), el élder Gerrit W. Gong, del Cuórum de los Doce Apóstoles, nos invita a unificar nuestro corazón y mente al invitar a todos a venir a Cristo. El artículo “Superar el racismo y los prejuicios: Podemos edificar puentes” (página 38) puede ayudarnos en nuestro esfuerzo por llegar a ser uno. Ciertamente, llegar a ser uno empieza al hacer y guardar convenios con nuestro Padre Celestial. Aprenda más en “Convenios, ordenanzas y bendiciones”, por el élder Randy D. Funk, de los Setenta (página 30).

Crear unidad en nuestra diversidad no es solo un mandamiento (véanse Juan 17:21; Doctrina y Convenios 38:27), sino que también es una oportunidad para que aprendamos de nuestros hermanos y hermanas de otras culturas, etnias y experiencias, y seamos bendecidos por ellos. Esperamos que el ejemplar de este mes nos ayude a todos a vivir más unidos en Cristo.

Atentamente,

Élder Walter F. González

De los Setenta

Asesor de la revista Liahona