2019
¿Por qué la historia?
Notas al pie de página
Tema

Páginas Locales

¿Por qué la historia?

Probablemente una de las preguntas que responden los maestros cuando llega la hora de estudiar historia sea: “¿Por qué la historia?” “¿Por qué estudiar historia si son hechos tan lejanos?”.

Sin embargo, lo curioso es que estos hechos tan lejanos se han ido tejiendo, día a día, en un presente, que al convertirse en pasado pasa a llamarse historia. Son los hechos del día a día de las personas y sus vivencias los que pasan a constituir la historia; la historia personal, familiar, social, la historia de los pueblos y de la humanidad.

Probablemente por eso olvidamos; para dar lugar a las novedades del día a día y poder así tejer la historia.

El maestro en el aula probablemente dirá: “Estudiamos historia para ser personas mejor informadas, para saber lo que pasa en el mundo, porque nos permite aprender a pensar y aprender del pasado para no repetir los mismos errores”.

“Y no repetir los mismos errores”. Porque la historia es, como una rueda. Tal como relata el Libro de Mormón, la caída y la prosperidad de los pueblos se van alternando de manera continua como en una rueda que gira; y en la medida en que los pueblos son fieles, prosperan. Pero cuando se apartan de Dios, se pierden. Esa es una de las razones por las cuales el Señor nos ha dicho que llevemos registros, para que aprendamos, recordemos y no olvidemos. Así, Él ha mandado por revelación:

“He aquí, se llevará entre vosotros una historia…”.

Por ese motivo la Iglesia de Jesucristo cuenta con el Departamento de Historia de la Iglesia, el que se encarga de reunir las historias anuales del Área, de las estacas, barrios, misiones, distritos y ramas; y también la historia de la vida de sus miembros. Sus experiencias, testimonios, desafíos y bendiciones recibidas. Esas historias se guardan, son digitalizadas, catalogadas y archivadas en los Centros de Preservación de Registros; pasan a formar parte de la historia de la Iglesia y se encuentran luego disponibles en Internet.

Actualmente contamos con más de 600 colecciones de documentos e historias de vida de los miembros de la Iglesia que han sido reunidos y guardados por miembros de la Iglesia de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay durante más de 40 años.

Animamos a cada lector que desee colaborar con el Centro de Preservación de Registros del Área, a que comparta material relacionado con la historia de la Iglesia en su comunidad y con la vida de sus miembros, comunicándose con nosotros a la dirección ASASCPR@gmail.com.