En favor de la libertad religiosa
    Notas al pie de página

    Profetas y apóstoles nos hablan hoy

    En favor de la libertad religiosa

    Si desea más información sobre noticias y eventos de la Iglesia, vaya a news.lds.org.

    Los líderes de la Iglesia han dicho en repetidas ocasiones que las personas de todas las naciones deben trabajar conjuntamente para promover la libertad religiosa.

    “Los miembros de la Iglesia procuran crear buena voluntad entre las personas de todas las creencias religiosas, convicciones políticas y de todas las razas”, dijo el presidente Dieter F. Uchtdorf, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, en el Simposio Religioso John A. Widtsoe, en la Universidad del Sur de California, Los Ángeles, California, EE. UU., en abril de 2015.

    president-uchtdorf-speaking-with-others

    También dijo: “El empeño por acabar con las tradiciones de desconfianza y mezquindad y vernos realmente los unos a los otros con otros ojos —no como extranjeros ni adversarios, sino como compañeros de viaje, hermanos y hermanas, e hijos de Dios— es una de las experiencias más difíciles y a la vez una de las más gratificantes y ennoblecedoras de nuestra existencia humana”. Su solicitud de que haya respeto y comprensión fue una de varias que recientemente han hecho los profetas y apóstoles.

    “No debería haber antagonismo entre la religión y el gobierno”, dijo el élder Dallin H. Oaks, del Cuórum de los Doce Apóstoles, en la Corte/Conferencia del Clero en la Congregación B’nai Israel, en Sacramento, California, EE. UU., en octubre de 2015. “Todos perdemos cuando prevalece un ambiente de ira, hostilidad o contención”, dijo.

    elder-oaks-at-religious-conference

    “Los gobiernos y sus leyes pueden proporcionar las protecciones esenciales para los creyentes, las organizaciones religiosas y sus actividades”, afirmó, indicando que los principios, las enseñanzas y las organizaciones religiosas “pueden ayudar a crear las condiciones en las que las leyes públicas, las instituciones gubernamentales y sus ciudadanos puedan florecer”, a fin de que todos “vivan juntos en felicidad, armonía y paz”.

    El élder Oaks también habló en cuanto a la libertad de culto en una reunión en Argentina (véase “Noticias de la Iglesia”, Liahona, enero de 2016, pág. 16).

    elder-holland-meets-with-parliamentary-group-in-london

    El élder Jeffrey R. Holland, del Cuórum de los Doce Apóstoles, se dirigió al Grupo Parlamentario de Relaciones Exteriores de todos los partidos en la Cámara de los Lores en Londres, Inglaterra, en junio de 2015. “Al apelar a los valores más profundos de la persona”, dijo, “las religiones y las organizaciones religiosas tienen la capacidad singular de motivar a la gente y, al mismo tiempo, cultivar actitudes de perdón, reconciliación y el deseo de esforzarse aun más por el ideal en su vida personal y en la sociedad”.

    elder-christofferson-meets-with-people-of-faith-in-brazil

    “La libertad religiosa es la piedra angular de la paz en un mundo con muchas filosofías conflictivas”, dijo el élder D. Todd Christofferson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, a un grupo interreligioso en la Mezquita de Brasil, en São Paulo, Brasil, en abril de 2015. Habló en portugués a una audiencia que incluía musulmanes, católicos, adventistas, judíos, evangelistas, Santos de los Últimos Días, espiritualistas nativos, personas sin ninguna fe en particular y otros, durante un evento para celebrar el firme apoyo que brinda la nación a la libertad religiosa. “Ruego que busquemos la paz”, dijo, “al trabajar juntos a fin de preservar y proteger la libertad de todas las personas para retener y manifestar la religión o la creencia de su elección, ya sea individualmente o en comunidad con los demás, en el hogar o en otras partes, en público o en privado y por medio de la adoración, la observancia, la práctica y la enseñanza”.

    “Las personas de fe deben estar a la vanguardia en la protección de la libertad religiosa, una libertad de la que emanan muchas otras libertades esenciales”, dijo el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce Apóstoles, al pronunciar la Disertación anual de la Libertad Religiosa en la Universidad de Notre Dame, Australia, en Sydney, Australia, en mayo de 2015. “Debemos proteger no solo la capacidad de profesar nuestra propia religión, sino también proteger el derecho de cada religión de administrar sus propias doctrinas y leyes”, afirmó.

    elder-rasband-address-byu-students

    El élder Ronald A. Rasband, del Cuórum de los Doce Apóstoles, prestaba servicio como Presidente Mayor de los Setenta cuando se dirigió a los alumnos de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah, EE. UU., en septiembre de 2015.

    “Algunos jóvenes del grupo de la edad de ustedes se preguntan por qué los grupos religiosos toman parte en la política, y a menudo desconfían de las intenciones de la gente religiosa cuando lo hace”, dijo. La voz colectiva de los grupos que consideran que la religión no debería desempeñar un papel en la deliberación política se ha acrecentado en los últimos años, aumentando el “peligro de crear otra clase de víctimas: las personas de fe, como ustedes y yo”.

    El élder Rasband dijo a los estudiantes que el mundo necesita la participación activa de la generación de ellos en relación con ese tema. “Necesitamos la comprensión natural de su generación en cuanto a la compasión, el respeto y la equidad. Necesitamos su optimismo y su determinación para resolver estos complejos problemas sociales”. La respuesta, dijo, es comenzar con el mandamiento del Salvador: “Que os améis unos a otros; como yo os he amado” (Juan 13:34).