Ideas para la noche de hogar
anterior siguiente

Ideas para la noche de hogar

Estas ideas le serán útiles para la enseñanza en el aula y en el hogar. Las puede adaptar para presentarlas a su familia o a su clase.

“Cómo hallar fe en el Señor Jesucristo”, pág. 12: Lea algunos de los pasajes de las Escrituras que cita el élder Robert D. Hales en este artículo. Además, pida a cada miembro de la familia que piense en una canción de Navidad que contribuya a fortalecer la fe en Jesucristo, y cántenlas en familia. Pídales que comenten lo que enseñan esos pasajes y esas canciones sobre el Salvador.

“Los diarios de José Smith”, pág. 32: Inste a los miembros de la familia a contar algún suceso memorable de la última semana. ¿Lo describieron en sus respectivos diarios? Para ilustrar la importancia de llevar un diario, lea el segundo párrafo del artículo. Analicen cuáles son algunas de las cosas que se pueden escribir en él. Explique que nuestro diario es de valor para nosotros, para nuestra familia y para las generaciones futuras.

“Un Profeta en la tierra”, pág. 38: Muestre una fotografía del presidente Gordon B. Hinckley y analicen por qué es importante tener un profeta actualmente. Después de contar la historia del padre de Jade, comenten unos con otros por qué el tener fe en los profetas vivientes fortalece nuestro testimonio del Evangelio.

“La visita de Navidad”, pág. A10: Lea el relato y pida a cada miembro de la familia que piense en alguien que, en su opinión, necesita una porción extra de amor. Piensen en cómo podrían demostrarles ese amor. Por ejemplo: podrían invitarles a una noche de hogar o confeccionar una tarjeta especial para ellos. Como familia, fijen la meta de extender una mano de amistad a cada una de esas personas esta semana.

“La taza de chocolate”, pág. A14: Para comenzar, relate a la familia el dilema en que se encontraba Nicole. Pida a los miembros de la familia que piensen en situaciones similares que tal vez tengan que enfrentar. Túrnense para dramatizar la forma de solucionar cada situación. Podrían concluir la actividad repasando las promesas que se dan en la Palabra de Sabiduría (véase D. y C. 89:18–21).