Escudriña, Ora, Cree
    Notas al pie de página
    Tema

    Escudriña, Ora, Cree

    A continuación, aparece lo que las presidencias generales de las Mujeres Jóvenes y de los Hombres Jóvenes desean hacerles saber sobre el lema de la Mutual de este año.

    Jóvenes de todo el mundo comentan en cuanto a lo que el lema de la Mutual significa para ellos.

    La más generosa de las promesas

    Doctrina y Convenios 90:24 contiene una de las promesas más generosas del Señor, que únicamente se puede hacer realidad si se cumplen las condiciones necesarias.

    Dado lo limitado de la experiencia que ustedes han tenido en la vida, tal vez no sepan si “todas las cosas [pueden obrar] juntamente para [su] bien”. A menudo se requiere confiar en el Señor toda una vida para determinar si esa promesa es verdadera.

    Nosotros testificamos que es verdadera y que ustedes, por medio de la diligencia, la oración, la fe y la obediencia, pueden obtener las bendiciones de lo que el apóstol Pedro llamó las “preciosas y grandísimas promesas” del Salvador (2 Pedro 1:4).

    Presidencia General de los Hombres Jóvenes: Élder F. Melvin Hammond (centro) Élder Lynn G. Robbins (izquierda) Élder Donald L. Hallstrom (derecha)

    Una fórmula para la protección espiritual

    Aquí tienen, ¡una fórmula para la protección espiritual y el éxito!: “Escudriñad diligentemente, orad siempre y sed creyentes”. Esta fórmula fortaleció a los hijos de Mosíah (véase Alma 17:2–3) y también puede ser una protección para ustedes.

    Empleen este lema cuando preparen discursos o planeen actividades. Hagan uso de él en la escuela y en sus familias. Al hacerlo, el Espíritu Santo les guiará, pues se les promete: “…todas las cosas obrarán juntamente para vuestro bien”.

    Les amamos, oramos por ustedes y confiamos en ustedes. Pongan esta fórmula a prueba. Da resultados.

    Presidencia General de las Mujeres Jóvenes Susan W. Tanner (centro) Julie B. Beck (izquierda) Elaine S. Dalton (derecha)

    Escudriñad diligentemente

    Este versículo nos indica el tipo de personas que debemos ser para venir a Cristo. A fin de regresar al reino de Dios, tenemos que buscar conocimiento diligentemente, orar y pedir ayuda, y, lo más importante, creer verdaderamente en el Señor. Entonces recibiremos grandes bendiciones y heredaremos la vida eterna. Naturalmente, debemos observar todos los convenios que hicimos al bautizarnos.

    Vladimir Proskourin, 16

    Rama Vladivostok 1, Distrito Vladivostok, Rusia

    Esta Iglesia fue restaurada por conducto de un joven que decidió “escudriñar diligentemente”. El profeta José Smith nos ha ayudado a todos gracias su ejemplo. Al escudriñar las Escrituras, al mismo tiempo que escudriñamos nuestro corazón, podemos encontrar las respuestas que buscamos.

    Kyle Curbello, 17

    Barrio Jenks, Estaca Tulsa, Oklahoma, E.U.A.

    Para entender el Evangelio es necesario escudriñar diligentemente. Cuando alguien me hace una pregunta que no puedo responder, acudo a los principios básicos del Evangelio en busca de ayuda. Quiero asegurarme de tener una respuesta la próxima vez que surja el tema.

    Melanie Grant, 16

    Barrio Walled Lake, Estaca Bloomfield Hills, Michigan, E.U.A.

    Cuando leo este pasaje, pienso en la necesidad de buscar diligentemente a personas que necesiten el Evangelio. Ruego por ellos y por los misioneros. También es importante para mí hablar con la gente de lo que sabemos y mostrarles lo feliz que soy a causa de ello.

    Sarah Hoare, 12

    Barrio Liverpool, Estaca Liverpool, Inglaterra

    Me encantan los rompecabezas. Mi estrategia consiste en colocar en su lugar una pieza a la vez y debo permanecer concentrado hasta poner la última pieza. Esto se asemeja a llevar una vida centrada en el Evangelio: debemos estar centrados continuamente, buscar siempre el camino de Dios, ser diligentes en nuestra obra y dejar todo en manos de Dios.

    Ying Lin Lee, 19

    Barrio Shuang Ho 1, Estaca Taipei Oeste, Taiwán

    Orad siempre

    Por medio de la oración, nuestro Padre Celestial nos concede la oportunidad de recibir guía para enfrentar nuestras pruebas, para adorar, para expresar gratitud y, lo más importante, para acudir a Él y a Su Hijo y participar de Su amor.

    Paul Brusuelas, 17

    Barrio Eagle River 3, Estaca Wasilla, Alaska, E.U.A.

    “Orad siempre” es la frase que encierra mayor significado para mí porque me ha ayudado durante los años escolares. Nuestro Padre Celestial te ayudará si se lo pides y haces lo que esté de tu parte.

    Chantel Burgess, 16

    Barrio Sunnyvale, Estaca Henderson, Auckland, Nueva Zelanda

    No importa la ocasión ni dónde me encuentre, si estoy feliz o triste, la oración me brinda paz y felicidad. Como ahora asisto a la escuela secundaria, las tentaciones también han aumentado, pero las he vencido por medio de la oración.

    Shan Cheng, 15

    Rama Lu Yeh, Distrito Hua Lien, Taiwán

    Mi hermano menor estaba ofreciendo la típica oración familiar: “Gracias por este día, por la comida…”, cuando de la boca de este niño de cinco años salieron las palabras: “y te damos gracias por dejarnos hablar siempre contigo”. Me quedé meditando un buen rato en mi sabio hermano. Comencé a decir mis oraciones personales por la mañana y antes de acostarme. Me sentía más feliz que antes y sentía el Espíritu con mayor frecuencia; mis preguntas y dudas fueron contestadas de inmediato y supe que estaba mejorando espiritualmente.

    Andrea Minson, 14

    Barrio Baytown 1, Estaca Houston Este, Texas, E.U.A.

    Sed creyentes

    Creer es un paso esencial para obtener un testimonio fuerte. No es necesario entender para creer, mas con la ayuda y los susurros del Espíritu, se puede lograr un mayor entendimiento de todas las cosas.

    Michelle Pray, 16

    Barrio Lewisville 2, Estaca Lewisville, Texas, E.U.A.

    Durante la época de la Navidad, al prepararme para hacer las visitas de orientación familiar, tuve la impresión de llevar conmigo el violín y tocar un villancico para las familias que íbamos a visitar. Toqué para las dos primeras familias, pero seguía sin saber por qué había tenido esa impresión de hacerlo. Cuando llegamos a la última familia, que era menos activa, lo supe. Toqué para ellos y pude ver que se habían emocionado: el Espíritu estaba presente. Gracias a eso volvieron a recibir las charlas misionales.

    Martín Pérez, 18

    Barrio Midland 2, Estaca Odessa, Texas, E.U.A.

    En este pasaje, a mi modo de entender, la palabra creyentes guarda un significado mucho mayor que las demás. Hace tres años, debido a un accidente en un proyecto de construcción, mi padre se cayó del tejado de un edificio. Ayuné y oré para que mi Padre Celestial bendijera a mi padre y se recuperara con prontitud. Mi padre, que ingresó en el hospital con una lesión en la columna vertebral y sin poder caminar, fue dado de alta 13 días más tarde y actualmente nadie que lo ve diría que sufrió un accidente.

    Como en aquel entonces yo era más joven, no entendía el beneficio que derivaba del ayuno y la oración. Me di cuenta de que tenía que creer. Mediante las enseñanzas de la Iglesia, sé cómo puedo pedir ayuda.

    Mi Cheng, 18

    Rama Lu Yeh, Distrito Hua Lien, Taiwán

    Todas las cosas obrarán juntamente para vuestro bien

    Muchas noches tengo que optar por primero estudiar las Escrituras o hacer las tareas escolares. En esas noches en las que hay demasiado que hacer, recibo la impresión de hacer a un lado las tareas escolares, depositar mi fe en el Señor y dedicar a las Escrituras el tiempo en el que aún estoy despejada. He descubierto que cada vez que he escogido estudiar primero lo espiritual, el Señor ha hecho que mis otras tareas fueran atendidas a tiempo.

    Michelle Nielson, 17

    Barrio Basin City 2, Estaca Pasco, Washington, E.U.A.

    Este año, el director de nuestra banda de música programó una actuación para el mismo día de nuestro viaje anual al templo. Otros tres miembros de la Iglesia participaban también en el espectáculo y el director amenazó con cancelar la actuación si alguno de los cuatro no acudíamos. Algunos amigos se molestaron conmigo, pero yo decidí ayunar, orar y confiar en el Señor. El Espíritu Santo me susurró que fuera al viaje del templo y que todo iba a estar bien.

    Tras el viaje, tenía miedo de volver a las prácticas con la banda, pero el temor se transformó en gozo al saber que el espectáculo se había pospuesto debido al mal tiempo. Si depositamos nuestra confianza y fe en el Señor, Él dirigirá nuestra vida para que “todas las cosas [obren] juntamente para [nuestro] bien”.

    Heather Todd, 15

    Barrio Berwick, Estaca Williamsport, Pensilvania, E.U.A.

    Por pertenecer a una familia en la que no todos son miembros de la Iglesia y crecer en una ciudad grande, a veces me preguntaba cómo evitar las drogas, las pandillas o los actos inmorales, pero sé que es posible. Aun en medio de dificultades, sé que nuestro Padre Celestial siempre nos facilitará un camino. Él no me dará una prueba ni un obstáculo que no pueda sobrellevar. Al final, todas las cosas obrarán para mi bien.

    Chanthou Lok, 18

    Rama Filadelfia Sur, Estaca Valley Forge, Pensilvania, E.U.A.