2003
Se llama a nuevos Setentas y los líderes hablan de la guerra y la paz
anterior siguiente


Se llama a nuevos Setentas y los líderes hablan de la guerra y la paz

En la sesión del sábado por la tarde, de la Conferencia General Anual Nº 173, la Primera Presidencia anunció cam- bios en el liderazgo de la Presidencia de los Setenta y en la Presidencia General de la Escuela Dominical. Además, se llamó a una Autoridad General actualmente en servicio para integrar el Primer Quórum de los Setenta; se llamó a cinco Autoridades Generales y a 37 Setenta Autoridades de Área nuevas.

En vista de su reciente nombramiento como rector de la Universidad Brigham Young, en Provo, se relevó al élder Cecil O. Samuelson Jr., de los Setenta, de su cargo como miembro de la Presidencia de los Setenta. El élder Samuelson también fue relevado como presidente general de la Escuela Dominical.

Se llamó al élder Merrill J. Bateman de los Setenta como miembro de la Presidencia de los Setenta y como presidente general de la Escuela Dominical. El élder John H. Groberg y el élder Val R. Christensen seguirán prestando servicio como primer y segundo consejeros, respectivamente, de la Presidencia General de la Escuela Dominical.

Se llamó al élder Bruce D. Porter, miembro del Segundo Quórum de los Setenta desde 1995, como miembro del Primer Quórum de los Setenta. Las nuevas Autoridades de Área que fueron llamadas como miembros del Segundo Quórum de los Setenta son: los élderes Mervyn B. Arnold, Shirley D. Christensen, Clate W. Mask Jr., William W. Parmley y W. Douglas Shumway.

Se sostuvieron también a 37 Setenta Autoridades de Área: 4 de Brasil, 2 de México, 2 de Nigeria, 12 de los Estados Unidos y uno de cada uno de los países siguientes: Argentina, Australia, Austria, Bolivia, Costa Rica, República Dominicana, Hong Kong, Indonesia, Italia, Panamá, Filipinas, Samoa, España, Suiza, Taiwán, Tonga y Venezuela (véase la lista completa de los nombres en “El sostenimiento de oficiales de la Iglesia”, de este ejemplar, pág. 23).

Se relevó al élder J. Devn Cornish, Setenta Autoridad de Área, que prestaba servicio en el Área Norteamérica Sureste, para que cumpla con su llamamiento como presidente de misión.

Durante la conferencia General, el presidente Gordon B. Hinckley y otros líderes de la Iglesia hicieron mención de la guerra actual y expresaron palabras de aliento, dirección e instrucción a quienes se encuentran en ambos lados del conflicto.

Al responder a la pregunta: “¿Qué postura tiene la Iglesia con relación a este asunto?”, el presidente Hinckley recordó a los miembros de la Iglesia “que no tenemos nada en contra de la gente musulmana ni en contra de la de ninguna otra fe. Reconocemos y enseñamos que todas las personas de la tierra son de la familia de Dios”.

El presidente Hinckley pidió a los miembros de la Iglesia que obedecieran el duodécimo Artículo de Fe sosteniendo las leyes de la tierra y estando sujetos a sus gobiernos. Luego advirtió: “nunca digamos nada indebido ni participemos en actividades ilícitas con respecto a nuestros hermanos y a nuestras hermanas de las diversas naciones de un lado o del otro”.

Finalmente, instó a los santos a orar por quienes están involucrados en el conflicto y a acudir al Salvador: “Al fin de cuentas, nosotros, los de esta Iglesia, somos gente de paz. Somos seguidores de nuestro Redentor, el Señor Jesucristo, que fue el Príncipe de Paz”.

En su discurso del sábado por la mañana, el presidente Hinckley informó del crecimiento continuo de la Iglesia. También comunicó que la Iglesia construye aproximadamente 400 capillas nuevas al año y sigue “construyendo templos por todo el mundo”. También informó que “unos 8.000 hombres jóvenes y mujeres jóvenes cursan estudios al presente para mejorar sus conocimientos y sus oportunidades de empleo. Como promedio, con los dos años de estudios que ahora tienen, están aumentando sus ingresos cuatro veces y media”.

Inmediatamente antes del comienzo de la conferencia, la Iglesia anunció que no enviaría misioneros a Hong Kong hasta que no se lleven a cabo más investigaciones acerca del virus de Neumonía atípica. La seguridad y la salud de los misioneros que actualmente prestan servicio en Hong Kong encabezan nuestro orden de prioridades y se controlan muy de cerca. La Presidencia del Área Asia y el asesor médico del área de Hong Kong se reúnen todos los días para mantenerse al corriente de las últimas noticias al respecto y ofrecer instrucciones de acuerdo con la situación a los presidentes de misión con el fin de qué éstos proporcionen a los misioneros las medidas de precaución necesarias.