2003
Élder Shirley D. Christensen De los Setenta
anterior siguiente

Élder Shirley D. Christensen
De los Setenta

La mañana del 18 de mayo de 1980 se destaca vívidamente en la memoria del élder Shirley Dean Christensen. Empezó como un bello y soleado día primaveral, pero para el mediodía, los cielos de Royal City, Washington, se habían ennegrecido, y los otrora verdes campos y huertos, se encontraban ahora cubiertos de ceniza. El volcán Mount Saint Helens, aproximadamente a 240 km al oeste de Royal City, había erupcionado.

Durante los días siguientes, el élder Christensen observó aterrorizado cómo se caía la preciosa fruta de los manzaneros cargados de ceniza. Pensó que el impacto que ello tendría en su negocio sería devastador.

Pero las manzanas que quedaron fueron de excelente calidad, e incluso la entresaca de la fruta había beneficiado a la cosecha. “El Señor en verdad protegió nuestra cosecha”, afirma. “Ése fue uno de los años más productivos que habíamos tenido”. Él atribuye esa bendición al pago fiel del diezmo por parte de su familia, y a su deseo de obedecer los mandamientos del Señor. La experiencia tam-bién le enseñó que a veces la adversidad trae bendiciones inesperadas.

El élder Christensen, de 64 años de edad, nuevo miembro del Segundo Quórum de los Setenta, nació el 8 de enero de 1939 en Preston, Idaho; sus padres fueron LeGrand y Blanche Naef Christensen. Se crió en Idaho y Washington y asistió a la Universidad Brigham Young, donde conoció a Geniel Jonson; contrajeron matrimonio el 23 de junio de 1962 en el Templo de Manti, Utah. Tienen seis hijos que aún viven.

El élder Christensen sirvió en una misión en Uruguay de 1959 a 1961, lugar en el que obtuvo un firme testimonio del profeta José Smith. “Antes de ir, podía contar el relato de la Primera Visión, pero cuando la enseñé a los demás, con la ayuda de la oración, llegué a obtener un testimonio seguro del profeta José Smith y del Evangelio restaurado”, afirma. “Sabía que lo que enseñaba era verdad”.

Desde 1999 hasta 2002, el élder Christensen fue presidente de la Misión Argentina Resistencia; también ha prestado servicio como obrero de las ordenanzas del templo, presidente de rama, obispo y miembro de una presidencia de estaca.