La fe nos ayuda a escoger lo correcto
anterior siguiente

Tiempo Para Compartir

La fe nos ayuda a escoger lo correcto

“Creemos que los primeros principios y ordenanzas del Evangelio son: primero, Fe en el Señor Jesucristo; segundo, Arrepentimiento; tercero, Bautismo por inmersión para la remisión de los pecados; cuarto, Imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo” (Artículo de Fe 1:4).

Un niño te saca la lengua. ¿Qué debes hacer? Esto le sucedió al élder Wayne S. Peterson, de los Setenta, mientras aguardaba en su auto. ¿Qué crees que hizo? El élder Peterson recordó cuán importante es escoger lo correcto y nos explica: “Saludé al niño con la mano. Él volvió a sacarme la lengua. Sonreí y volví a agitar la mano en gesto amistoso. Esta vez, él también me saludó con la mano. En breve se le unieron… un hermanito y una hermanita. [Cuando su auto] se alejaba… mis nuevos amiguitos siguieron saludándome con la mano hasta que se perdieron de vista” (“Nuestras acciones dan forma a nuestro carácter”, Liahona, enero de 2002, pág. 96).

El élder Peterson demostró tener fe en Jesucristo al seguir Sus enseñanzas. El Salvador enseñó: “Así que, cuantas cosas queráis que los hombres os hagan a vosotros, así haced vosotros con ellos, porque esto es la ley y los profetas” (3 Nefi 14:12). El élder Peterson se sintió bien porque escogió lo correcto; cuando nosotros escogemos lo correcto, demostramos amor por nuestro Padre Celestial y nos preparamos para las ordenanzas del templo.

Si decidimos hacer algo malo, nos sentimos mal y sabemos que tenemos que arrepentirnos. Nuestro Padre Celestial nos ha preparado un camino para ser perdonados y así ser dignos de estar con Él.

Si demostramos nuestra fe en Jesucristo al escoger lo correcto y al arrepentirnos cuando hacemos algo malo, el Espíritu Santo puede guiarnos. Al tomar la Santa Cena cada semana podemos renovar los convenios bautismales de recordar al Salvador y guardar Sus mandamientos. Si observamos estos convenios, cuando seamos lo bastante mayores seremos dignos de asistir al templo. Ir al templo es un paso importante que debemos dar para volver a vivir con nuestro Padre Celestial.

Ideas para el Tiempo para compartir

  1. 1. Invite a cuatro adultos a que den unos discursos breves sobre la fe en Jesucristo, el arrepentimiento, el bautismo y el don del Espíritu Santo. Antes de cada discurso, pida a los niños que canten una canción o un himno sobre el principio que se mencione en dicho discurso. Escriba frases del cuarto Artículo de Fe en tiras separadas de papel y entregue una frase a cada clase para que la memorice; luego pídales que escojan a alguien de su clase para que presente ante los demás la parte que les haya tocado. Mientras toda la Primaria repite el cuarto Artículo de Fe, pida a los representantes de cada grupo que se pongan en el orden correcto. Repitan el proceso hasta que los niños hayan memorizado el Artículo de Fe.

  2. 2. Comparta el relato de la conversión de Alma, hijo (véase Mosíah 27; Alma 36). Escoja pasajes del relato en los que se ilustre y se explique el proceso del arrepentimiento y escríbalos en hojas separadas de papel. Pida a cada niño que seleccione un pasaje y que lo dibuje. Repasen el proceso del arrepentimiento: sentir pesar, pedir perdón, enmendar el error y no repetirlo. Canten una canción o un himno sobre el arrepentimiento. Utilice los dibujos de los niños para contar de nuevo el relato de Alma, hijo. Ayude a los niños a ver cómo se arrepintieron Alma y los hijos de Mosíah.

Instrucciones

Recorta el colgador. Dóblalo por la línea de puntos y pega juntas las partes de atrás. Colócalo donde te recuerde escoger lo correcto. Cuando tomes una buena decisión, da vuelta al colgador para demostrar que tienes fe para escoger lo correcto.